La ONU declara el 2021 como el Año Internacional de la Paz y la Confianza

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
10/01/2021 - 11:00
Manos simulando la confianza / Pixabay

Lectura fácil

Sobre la paz y la confianza, ni siquiera la Declaración Universal incluye un artículo independiente sobre el derecho a la paz, que no solo es la ausencia de conflictos, sino que también requiere un proceso positivo, dinámico y participativo en que se promueva el diálogo y se solucionen los conflictos en un espíritu de entendimiento y cooperación mutuos.

Por ello la Asamblea General de la ONU declaró el Año Internacional de la Paz y la Confianza, 2021, en miras al compromiso de esa organización de resolver las diferencias por medios pacíficos a través de procesos de arbitraje y soluciones judiciales.

Las Naciones Unidas, un vehículo fundamental

La paz ha sido perturbada por batallas desde el comienzo de la Historia. Hay países como Sudán del Sur, que desde su independencia ido más años en guerra que tranquilos, dejando como secuela 4,2 millones de desplazados forzosos dentro y fuera de sus fronteras.

La mayoría de conflictos que ponen en peligro la confianza entre las naciones son debidas a no aceptar las diferencias, no ser capaces de escuchar, no reconocer, respetar y apreciar a los demás, pues están acostumbrados a vivir en continua pelea.

La confianza estará reforzada en función de las acciones de las personas y los Estados

Debemos crear confianza mutua, profundizar en las asociaciones y mostrar empatía. Esta es la única manera de resolver los muchos desafíos a los que nos enfrentamos día a día. Tendremos que hacer un esfuerzo conjunto para cumplir con todos.

Por esa y otras muchas razones, la ONU prestará especial atención a los mandatos heredados y a prioridades como promover la paz y la seguridad, especialmente la prevención de conflictos; incrementar las alianzas para la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible; y fomentar la educación de alta calidad.

Tras la devastación de la Segunda Guerra Mundial, las Naciones Unidas empezaron su labor en 1945, con una prioridad: mantener la estabilidad y la seguridad internacionales. Con este objetivo, la Organización intenta prevenir los conflictos y poner de acuerdo a las partes implicadas. Lograr esto exige crear no sólo las condiciones propicias para que esta anide, sino para que se mantenga.

El Consejo de Seguridad es el máximo responsable de la paz y la seguridad internacionales

La Asamblea General y el Secretario General, junto con otras oficinas y órganos de la ONU, también desarrollan un papel importante en esta tarea.

Las actividades de consolidación de la paz tienen por objetivo ayudar a los países y regiones en sus transiciones de la guerra a la calma, reducir el riesgo de un reinicio del conflicto y sentar las bases de una convivencia en confianza y un desarrollo duradero. Llevan a cabo esta labor la Comisión de Consolidación , el Fondo para la Consolidación y la Oficina de Apoyo a la Consolidación.

Añadir nuevo comentario