Hoy celebramos el Día Mundial por el ahorro energético

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Ahorro de energía con paneles solares en las azoteas de edificios

Lectura fácil

Hoy 21 de octubre celebramos el Día Mundial del Ahorro de Energía

con el objetivo de que la ciudadanía reflexione

sobre el consumo energético que se tiene en la vida cotidiana.

En la actualidad reciente, la Tierra nos provee de las principales fuentes de energía

que mueve nuestro mundo,

pero a medida que intensificamos la explotación de estos recursos naturales,

implica un agotamiento de esta riqueza,

por eso es necesario el ahorro y el uso racional,

en correspondencia con las necesidades sociales, empresariales y ambientales.

Con respecto a la energía eléctrica, se debe realizar un uso racional de su consumo.

Así mismo, crear conciencia a la sociedad sobre los beneficios

que proporciona, al tiempo que conocemos sus límites,

que pueden sorprendernos en la medida en que hagamos mal uso de sus propiedades.

El director de la Agencia Internacional de la Energía

ha destacado la importancia de que el sector energético 

recorte las emisiones globales.

El 21 de octubre celebramos el Día Mundial del ahorro energético, con la finalidad que la ciudadanía reflexione sobre el consumo de energía que se tiene en la vida cotidiana.

En la actualidad reciente, la Tierra nos provee de las principales fuentes de energía que mueve nuestro mundo, pero a medida que intensificamos la explotación de estos recursos naturales, implica un agotamiento de esta riqueza, por eso es necesario el ahorro y el uso racional, en correspondencia con las necesidades sociales, empresariales y ambientales.

Ahorro en el consumo energético

Con respecto a la energía eléctrica, se debe realizar un uso racional de su consumo. Así mismo, crear conciencia a la sociedad sobre los beneficios que proporciona, al tiempo que conocemos sus límites, que pueden sorprendernos en la medida en que hagamos mal uso de sus propiedades.

Y es que el consumo de energía va ligado a al gasto de recursos naturales, principalmente, de combustibles fósiles, como el carbón o el petróleo, que son recursos limitados. La Tierra los ofrece a la población con un gran coste ambiental y económico en cada extracción. Por ello, en el día de hoy, se apuesta por el ahorro de la energía, una medida que debería impulsarse los 365 días del año.

Estrategias urgentes

El cambio climático que estamos observando en este momento, hace que debamos poner mayor atención en el ahorro de un bien escaso. Cuidar el planeta se convierte en todo un desafío y ahorrar energía representa una responsabilidad colectiva. Es urgente, por todo lo expuesto, apostar por una forma de producir energía sostenible y segura que permita la reducción de las emisiones de gases de efectos invernadero entre un 80% y 95% entre 2050-2100. Poner atención a la estrategia de descarbonización energética que ha llevado a las energías renovables a ocupar un lugar protagonista de la energía mundial, y España a la cabeza con la energía solar y la eólica.

Frenar el cambio climático

En enero del presente año se celebró el World Economic Forum, que celebró su 50ª reunión anual en Davos. Sobre la mesa, quedaron reflejadas diversas acciones para trabajar unidos frente a la urgencia que presenta el cambio climático.

En la intervención de, Fatih Birol, director ejecutivo de la Agencia Internacional de la Energía, que destacó la importancia crucial del sector energético a la hora de recortar las emisiones globales. Birol destacó que, “o asumimos unos objetivos ambiciosos, o no seremos capaces de recortar las emisiones de gases de efecto invernadero”. Señaló también que: “El mundo debe intensificar su acción y debe hacerlo urgentemente”, declaraba Birol.

El sector de la energía debe sumarse a la acción

Este sector es responsable de más de dos tercios de las emisiones mundiales. Ante esta realidad, y su obligación de cooperar en el compromiso y acuerdo mundial por reducir el consumo a favor del medio ambiente, la industria y los gobiernos deben tomar medidas para asegurar que esas emisiones alcancen su punto máximo lo antes posible y luego trabajar duro para reducirlas drásticamente.

Desde la AIE ya demostraron en el informe publicado al respecto que, es posible mirar por el ahorro en un tercio de las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía para 2030, mediante políticas rápidas e inteligentes de los gobiernos que den a las empresas y a los inversores los incentivos que necesitan para impulsar, avanzar y transformar sus procesos, para llegar a emplear las energías verdes, favoreciendo así el uso de la energía sostenibles y evitando el consumo de los bienes naturales.

2020-10-21

Añadir nuevo comentario