España es el país que menos ayudas fiscales ha aprobado para paliar la crisis generada por la COVID-19

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
España, el país que menos ayudas fiscales ha aprobado para paliar la crisis.

Lectura fácil

España es el país que menos ayudas fiscales

ha aprobado para paliar la crisis generada

por la COVID-19, según un estudio.

El estímulo fiscal de España

para ayudar a las empresas por la crisis del coronavirus 

es el menor de los países de su entorno. 

Las ayudas, entre aplazamientos y suspensión de impuestos, 

no llegan al 0,9% del PIB, mientras los países del entorno

sitúan su estímulo en torno al 10% de media.

Las ayudas fiscales son muy superiores en otros países europeos.

En el caso de Italia, las ayudas son del 13,2%,

en Portugal del 11,1%, en Francia del 8,1% y en Alemania del 7,3%.

Solamente Grecia ha aprobado estímulos

y rebajas por debajo del 5%, concretamente del 2%,

el doble de lo que ha hecho España.

España es el país que menos ayudas fiscales ha aprobado para paliar la crisis generada por la COVID-19, según anuncia el instituto europeo Bruegel.

España, el país que menos ayudas fiscales aprueba

El estímulo fiscal de España para ayudar a las empresas por la crisis del coronavirus es el menor de los países de su entorno. Las ayudas, entre aplazamientos y suspensión de impuestos, no llegan al 0,9% del PIB, mientras los países del entorno sitúan su estímulo en torno al 10% de media.

Las ayudas fiscales son muy superiores en otros países europeos. En el caso de Italia, las ayudas son del 13,2%, en Portugal del 11,1%, en Francia del 8,1% y en Alemania del 7,3%. Solamente Grecia ha aprobado estímulos y rebajas por debajo del 5%, concretamente del 2%, el doble de lo que ha hecho España.

Solo Grecia y Hungría quedan por detrás de España

Asimismo, si se suman las líneas de crédito y los avales aprobados por los Gobiernos para mejorar la liquidez de las empresas, el estímulo total en España se queda en el 10,1% del PIB.

Mientras, Italia suma un paquete que alcanza el 43% y Alemania un 34,5%. Solo Grecia y Hungría, países poco afectados por la crisis, quedan por detrás de España si se suman estos dos grandes paquetes, fiscal y de aval crediticio, de ayuda.

Estados Unidos se queda también por detrás de España

Por otro lado, Estados Unidos se queda también por detrás de España, en el 5,2% del PIB, 2,6% de ayudas fiscales más otro 2,6% en créditos para las empresas. Pero, por el contrario, el plan de recuperación americano, que alcanza los 2 billones de dólares, el 10% del PIB de Estados Unidos, ha destinado la mayor parte de los fondos en otras ayudas directas para las familias.

Literalmente, Estados Unidos lo que se ha hecho es meter el dinero en el bolsillo de los ciudadanos, mientras que en Europa sí que el grueso de las ayudas está en el estímulo fiscal, con diferimiento en el pago de impuestos. Por consiguiente, la comparación de Estados Unidos con el resto de países europeos queda desvirtuada por no centrar sus ayudas en el plano fiscal.

España ante la crisis

El paquete de estímulo fiscal español, con diferimiento y suspensión de cuotas en algunos casos, se queda en los 10.700 millones de euros. Así, 3.900 millones de euros se destinan en aplazamientos de impuestos laborales, contribuciones a la seguridad social y otros gastos laborales.

Aunque, Moncloa haya destinado otros 1.200 millones de euros en otros aplazamientos de pago, principalmente relacionados con impuestos corporativos e impuestos. Además, ha movilizado 1.000 millones de euros en la suspensión total del IVA en suministros médicos comprados por entidades públicas, instituciones sin fines de lucro y centros médicos.

58 millones de euros en aplazamiento o flexibilización

El Gobierno ha destinado 58 millones de euros en aplazamiento o flexibilización de gastos de servicios públicos para empresas y trabajadores autónomos. 

También, ha aprobado una moratoria de alrededor de 5.000 millones de euros en pagos de préstamos hipotecarios para viviendas primarias para aquellos identificados como económicamente vulnerables, que enfrentan dificultades extraordinarias para obtener el pago como resultado de la pandemia de la COVID-19

Añadir nuevo comentario