Los Objetivos de Desarrollo Sostenible están en peligro por la crisis sanitaria

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Los Objetivos de Desarrollo Sostenible amenazados por la crisis del COVID-19

Lectura fácil

Desde la ONU dicen que es probable que los Objetivos de Desarrollo Sostenible se vean afectados de manera negativa.

La desaceleración económica mundial impactará en el Programa de la Agenda 2030.

Los expertos indican que con una colaboración global y coordinada los daños pueden ser menores y paliarse así

El último informe publicado por la ONU hace una llamada a la acción.

Este informe pide que se otorgue respuesta sanitaria para eliminar la transmisión del virus

y poner fin a la pandemia, para abordar las numerosas dimensiones sociales y económicas de la crisis.

Los Objetivos de Desarrollo sostenible se han visto amenazados por la crisis sanitaria

La ONU ha destacado la necesidad de centrarse en las personas y organizaciones cuya situación sea más delicada y que se vean más impactadas por la situación.

Es decir, todos los grupos vulnerables que ya estaban en situación de riesgo antes del coronavirus.

La contaminación y el daño al planeta han disminuido.

Pero si lo países no cumplen con los Objetivos de Desarrollo de Desarrollo Sostenible,

una vez que la crisis haya terminado y la economía mundial se reinicie, todo volverá a los niveles iniciales o incluso sean peores.

La ONU dice que la crisis del coronavirus pide liderazgo, solidaridad, transparencia, confianza y cooperación.

Desde la ONU remarcan que no es momento para el interés propio, la recriminación, la censura, la ofuscación o la politización, sino tiempo para trabajar unidos.

Hay que buscar soluciones globales para todos.

El informe pide adoptar una serie de medidas globales para adaptarse a todo lo que implica la crisis del COVID-19.

Hay que coger medidas que sean un estímulo a nivel global

El informe de la ONU destaca la importancia de las colaboraciones entre las diferentes esferas de la autoridad.

El documento dice que, realizando las acciones correctas, la pandemia puede traer el renacimiento de la sociedad.

Es por ello, que alertan del daño que pueden sufrir los objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030,

Si los estados no actúan de manera solidaria, centradas en el bien común y basadas en los valores fundamentales de las Naciones Unidas, el daño será aún mayor.

Desde la ONU dicen que es probable que los Objetivos de Desarrollo Sostenible se vean afectados de manera negativa con la crisis del coronavirus. La prolongada desaceleración económica mundial impactará en el Programa de la Agenda 2030.

El caso es que los expertos indican que si se acoge una colaboración global y coordinada, los daños pueden ser menores y paliarse así.

El último informe publicado por la ONU y titulado como 'Shares responsibilitu, global solidarity: Responding to the socio-economics impacts of COVID-19, hace una llamada a la acción.

Este informe pide que se otorgue la necesaria e inmediata respuesta sanitaria para eliminar la transmisión del virus y poner fin a la pandemia, para abordar las numerosas dimensiones sociales y económicas de la crisis.

Para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible debemos centrarnos en las personas

La ONU ha destacado la necesidad de centrarse en las personas y organizaciones cuya situación sea más delicada y que se vean más impactadas por la situación.

Como sería el caso de mujeres, jóvenes, trabajadores con salarios bajos, pequeñas y medianas empresas, el sector no estructurado y los grupos vulnerables que ya estaban en situación de riesgo con anterioridad.

Además, puede que el impacto en el medio ambiente resulte positivo a corto plazo, pues la drástica reducción de la actividad económica provocada por la crisis ha reducido las emisiones de CO2 y la contaminación en muchas zonas del mundo.

El problema viene con la corta duración de esta mejoría, pues si lo países no cumplen con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, una vez que la crisis haya terminado y la economía mundial se reinicie, todo volverá a los niveles iniciales, incluso peor.

La ONU ha señalado que la crisis del coronavirus esta reclamando "liderazgo, solidaridad, transparencia, confianza y cooperación".

Desde la ONU remarcan que "no es momento para el interés propio, la recriminación, la censura, la ofuscación o la politización, sino tiempo para trabajar unidos".

Aunque de forma temporal estemos pasando por cierres temporales de fronteras, prohibiciones de viaje o límites a la venta de suministros críticos, dichas medidas a nivel nacional no deben de impedir "un acercamiento y una solución global para todos".

A parte de las recomendaciones que marca la ONU, el informe insta a adoptar una serie de medidas globales para adaptarse a todo lo que implica la crisis del COVID-19.

Medidas estímulo a nivel global

Esas medidas deben ser un estímulo, deben estar centradas en el ser humano, ser innovadoras y estar coordinadas, para que así alcancen puntos porcentuales de dos dígitos del producto interno bruto mundial, resistiendo la tentación de recurrir a medidas proteccionistas.

  • Impulsar las economías: Medidas explícitas para los países en desarrollo, pues estos necesitarán el alivio de la deuda de muchos de ellos y un pensamiento creativo sobre cómo movilizar grandes inyecciones de financiación en condiciones favorables.
  • Mecanismo de coordinación: La financiación pública internacional tendrá que ser fortalecida de manera coordinada, para que una vez pasada la crisis, se proporcione a todos los países los recursos necesarios para disponer de un espacio fiscal adecuado.
  • Sanciones impuestas: Dichas sanciones impuestas a los países tendrías que ser eximidas para garantizar el acceso a alimentos, suministros esenciales, equipo médico e insumos conexos y al acceso a la pruebas de coronavirus, además del apoyo médico.
  • Eliminación de los aranceles: libre circulación de bienes y servicios dentro y a través de todas las regiones es algo esencial, por eso habría que eliminar los aranceles y las medidas no arancelarias que afectan a las importaciones de medicamentos, equipo médico e insumos conexos y así facilitar la circulación transfronteriza de productos básicos.
  • Coordinación a nivel regional: así se colaboraría con el sector financiero, incluidas las compañías de seguros, para buscar soluciones y la ayuda a la recuperación mediante inversiones sostenibles.
  • Estímulos fiscales: a gran escala y con medidas específicas destinadas a prestar asistencia a las personas más afectadas por la propagación del virus. Pueden contener medios para preservar el acceso a la salud y a las condiciones de vida básicas.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcan las recomendaciones del informe de la ONU

  • Protección de los derechos humanos: Hay que asegurar la inclusión.
  • Apoyar a pequeñas y medianas empresas.
  • Formación a distancia: así se evita que uno de los objetivos de desarrollo sostenible siga profundizando en las desigualdades con respecto al acceso a la educación.
  • La preservación y el fomento del libre acceso a los recursos educativos y culturales: Así se supera el aislamiento social, cosa que es muy importante para aquellos países que pasan por una fragilidad que surge de conflictos prolongados, desastres naturales recurrentes o desplazamientos forzados.

El informe de la ONU destaca la importancia de las colaboraciones entre las diferentes esferas de la autoridad. El documento señala como idea principal que, realizando las acciones correctas, la pandemia "puede remarcar el renacimiento de la sociedad".

Es por ello, que alertan del daño que pueden sufrir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, pues si los estados no actúan de manera solidaria, centradas en el bien común y basadas en los valores fundamentales de las Naciones Unidas, el daño será aún mayor.

Añadir nuevo comentario