Cámaras térmicas para detectar el COVID-19

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Cámara térmica

Lectura fácil

Las cámaras termicas son máquinas que permiten medir la temperatura corporal de personas

con el fin de detectar fiebre,

uno de los síntomas principales de infección por coronavirus.

Muchas empresas ya han comenzado a instalar cámaras térmicas

en sus oficinas

para prevenir el contagio de coronavirus entre sus empleados.

Presentar alta temperatura corporal es uno de los síntomas comunes para detectar el COVID-19. Por eso ya hay empresas y hospitales como el de IFEMA (Madrid) que han colocado un sistema de cámaras térmicas para detectar nuevos casos y poner en marcha los protocolos previstos.

Varios países están poniendo el acento en mecanismos de medición. Incluso, una empresa china ha diseñado unas gafas inteligentes que pueden analizar la temperatura corporal de cientos de personas a la vez.

Tal y como hemos indicado, esta tecnología estará en breve espacio de tiempo visible en arcos y puertas de entrada a diversos recintos. Las empresas, centros comerciales, etc, deberán garantizar la salud de sus trabajadores, clientes  y la detección temprana de aquellos que presenten las primeras sintomatologías.

Por este motivo, algunas empresas ya han implantado cámaras termográficas para medir la temperatura de sus trabajadores. Se trata de una tecnología que se utilizaba para prevenir incendios forestales y que permite saber la temperatura en tiempo real, además de crear un mapa de calor.

Las cámaras identifican a personas febriles a través de un escáner. La plasmación de imágenes en infrarrojos junto con la inteligencia virtual permite dar unos datos altamente fiables en tiempo real, con una precisión de hasta ±0,3 ºC.

Este sistema que está a la vuelta de la esquina, permitirá guardar imágenes y datos de cada persona y generar alertas cuando sobrepasan la temperatura.

Unas gafas térmicas creadas en China

Las gafas de la empresa Gizmodo, tienen unos sensores infrarrojos que pueden detectar la temperatura de 200 personas en dos minutos, a una distancia máxima de 3 metros.

Según sus creadores, esto permite poder seleccionar más rápido posibles contagios. Las gafas tienen tecnología de realidad aumentada y una cámara de 12 mpx.

El caso de IFEMA

El Hospital de IFEMA ya tiene instalada una de estas cámaras. La empresa China que la ha donado, exporta el producto a otros países.

En estos últimos días se ha estrenado en el hospital de campaña de IFEMA (Madrid) un nuevo método para medir la temperatura de los asistentes al recinto, de forma más rápida y evitando el contacto físico. Es una cámara que va registrando las personas que pasan por un área y pita si la temperatura a la que ha sido programada, es superada.  En el caso de que estas personas lleven un café o un té en la mano, la cámara, al centrarse en la cabeza, no registra la fuente de calor que trasmite el vaso caliente. Por lo tanto, la precisión del sistema es muy elevado.

Es capaz de medir la temperatura de tres personas por segundo, hasta a tres metros de distancia. Además, reconoce el rostro en las figuras humanas y según hemos indicado, tiene capacidad para excluir otras fuentes de calor y, en el caso de que detecte algún cuerpo que supere los 37,5º de temperatura, emite señales sonoras y luminosas que alertan de un posible positivo por COVID-19. 

Detalles técnicos de una cámara térmica

Para saber más sobre estos dispositivos, vamos a incluir a esta noticia los detalles técnicos de una de estas cámaras. Señalar que estos soportes en un breve espacio de tiempo, formarán parte de nuestro ecosistema social y empresarial.

  • Sistema de reconocimiento facial con capacidad de medir la fiebre corporal hasta con una precisión de ±0.3ºC usando el Blackbody.
  • La cámara está basada en un algoritmo de inteligencia artificial basado en detección de caras. Además, podrás gestionar las medidas de temperatura de forma centralizada una vez sean detectadas a través de reconocimiento facial, pudiendo realizar búsquedas a partir de caras con la temperatura asociada para una segunda revisión por si fuese necesaria. Así, permite la detección de temperatura hasta de 16 personas en una misma escena situadas entre 3 y 4 metros.
  • Es una herramienta de prevención útil que puede evitar contagios víricos en centros de negocios, locales comerciales e instituciones.
  • Gracias a su precisión de ±0.3ºC y a la detección de caras en tiempo real constituye una herramienta de detección de temperatura a distancia en usuarios de comercios, aeropuertos, estaciones, etc.
  • De esta manera, permite detectar desde lejos la hipertermia vírica y evitar el contacto cercano con pasajeros, transeúntes, empleados  y clientes de una empresa.

Añadir nuevo comentario