La crisis del coronavirus destruye más de un millón de empleos

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Una mujer sale de una oficina de empleo en Madrid / EDUARDO PARRA / EUROPA PRESS

Lectura fácil

El desempleo subió en 55.000 personas durante los meses de abril, mayo y junio de 2020
respecto a enero, febrero y marzo.

La tasa de paro se elevó al 15,33%,
mientras que la ocupación bajó en 1,074 millones de personas,
como consecuencia de los efectos del coronavirus.

Así se desprende de los datos de la Encuesta de Población Activa.

El número de parados subió en el segundo trimestre en 55.000 personas
y sitúa la cifra total en 3.368.000.
En los últimos 12 meses, el paro aumentó en 137.300 personas.
Este incremento se debe a que el confinamiento y el cierre de empresas
han impedido a 1.628.500 personas buscar empleo a pesar de estar disponibles para trabajar.

El mercado laboral en España se tambalea. Casi 1,1 millones de empleos se han perdido en el segundo trimestre del año.

Esta pérdida ha sido una de las peor consecuencias que dejan el coronavirus y el confinamiento. El dato no tiene precedentes, ni en los peores momentos de crisis anteriores se encuentra un golpe al empleo tan grande.

En definitiva, el peor dato nunca visto deja el número total de ocupados en 18,6 millones, según la Encuesta de Población Activa (EPA) divulgada este martes 28 de julio por el INE.

A este dato hay que sumarle otros 4,7 millones de empleados en un ERTE

Desde el INE teniendo en cuenta estas medidas, calculan que durante este trimestre han trabajado en España 13,9 millones de personas de forma efectiva. En este dato también se incluyen a quienes estaban de vacaciones o de baja.

El dato que mejor reflejaría la parón que ha traído la pandemia a la actividad laboral podría estar en las horas trabajadas a la semana durante el segundo trimestre de este año y la comparación con el anterior; en total, una caída del 22,5%.

Y aquí es donde entran en juego los ERTE y la prestación extraordinaria de los autónomos. Entre ambas medidas, el INE cuenta a 3,4 millones de afectados.

El paro solo creció en 55.000 personas, una cifra muy distorsionada por las restricciones del confinamiento, que impidió a quien perdió su trabajo buscar activamente empleo. En total, en España hay 3,37 millones de parados y una tasa de desempleo del 15,3%.

En total, durante el confinamiento, perdieron su empleo 1,074 millones de peronas, y pasaron a estar en paro, 55.000 personas.

La población activa ha pasado de 22,9 millones a 21,9 millones

Dado que estos fenómenos están muy influidos por las medidas de confinamiento y parón económico, lo más probable es que en los próximos trimestres emerjan como parados centenares de miles de trabajadores que han pasado directamente del empleo a la inactividad.

El segundo trimestre del año suele ser tradicionalmente el mejor trimestre para el empleo. Sin embargo, el coronavirus ha dado la vuelta a todos los planes.

Estos malos datos de empleo no se habían dado nunca antes en España. Desde GNDiario hemos tenido la oportunidad de preguntar a los ministros sobre esta situación. A continuación os dejamos el vídeo de la rueda de prensa.

Rueda de Prensa

Añadir nuevo comentario