Así va la desescalada en Europa, también a dos velocidades

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
La desescalada en Europa avanza de manera desigual.

Lectura fácil

Las medidas de confinamiento han afectado

a todos los países de Europa.

Aunque la verdad es que las políticas de cada gobierno

están siendo muy diferentes.

Los países del norte de Europa y Alemania

están más avanzados en el desconfinamiento.

 

En casi todos los países han preferido hacer un desconfinamiento

dividido en diferentes fases.

En Francia está previsto reabrir los bares y restaurantes a final de mayo.

En Portugal ya han abierto peluquerías y comercios.

Y en Italia abrirás bares, restaurantes y peluquerías el 1 de junio.

 

En Holanda, Dinamarca y Noruega los niños

ya han regresado a los colegios. 

En los países del norte de Europa van más avanzados.

En Suecia han preferido ser menos estrictos

y la gente está teniendo mucha precaución por su parte.

 

En España estamos avanzando por fases cada semana

y todo va a depender de cómo evolucione la situación.

Desde este 11 de mayo casi toda España ha pasado a la Fase 1.

Madrid, Castilla y León y partes de Cataluña, 

Comunidad Valenciana y Andalucía seguirán en Fase 0.

La desescalada en Europa avanza a ritmos diferentes, en la tónica habitual a la que estamos acostumbrados los europeos. Y es que la pandemia de coronavirus ha afectado de manera desigual en según qué países, así como las políticas llevadas a cabo para superarla han sido diferentes.

Mientras que países como Alemania y los nórdicos trabajan por recuperar la normalidad lo antes posible, Francia comienza este 11 de mayo el inicio de la desescalada con la reapertura de los colegios.

Desescalada en Europa: Francia reabre los colegios este 11 de mayo

En Francia, desde este 11 de mayo funcionarán a mayor ritmo los transportes públicos y abrirán comercios y colegios. Eso sí, se extremarán las precauciones en los colegios con un constante lavado de manos, el uso de mascarillas y recreos de forma escalonada, entre otros.

En este sentido, el gobierno galo prevé reabrir bares y restaurantes a finales de mayo. Y al igual que en España, no todas las regiones están avanzando al mismo nivel, ya que la incidencia del virus también ha sido desigual.

A todo esto, nuestros vecinos de Portugal también siguen un plan de desescalada por fases. La primera parte empezó el 4 de mayo con la apertura de peluquerías y comercios de hasta 200 metros. Ya el 18 de mayo volverán comercios de hasta 400 metros junto a la reapertura de gimnasios, cines y teatros. No obstante, la última fase está prevista para junio y baraja la posibilidad de abrir hoteles y playas.

Por su parte, en Italia ya está permitido salir a visitar familiares dentro de la misma región desde el pasado 4 de mayo. El 18 de mayo reabrirán museos, bibliotecas y espacios culturales, mientras que bares, restaurantes y peluquerías tendrán que esperar para volver a la faena el 1 de junio con reducción de aforo. En esta misma línea van los planes en Bélgica.

Desescalada en Europa: Alemania, Holanda, Dinamarca y Noruega

En Almenia el desconfinamiento avanza a buen ritmo. Allí, las superficies superiores a los 800 metros podrán abrir desde esta semana, así como los colegios. De todos modos, el gobierno de Merkel mantendrá hasta el 5 de junio la obligación de respetar la distancia física de al menos 1,5 metros.

Al mismo tiempo, el gobierno holandés reanuda las clases en las guarderías y en primaria desde esta semana, además de la apertura de pequeños negocios y bibliotecas. En junio ya se retomarán las clases en los institutos y se abrirán restaurantes, bares, cines y museos, siempre y cuando se mantenga un aforo máximo de 30 personas. 

En Dinamarca van mucho más avanzados porque los niños menores de 11 años volvieron a los centros educativos el pasado 15 de abril. Cinco días después comenzó la reapertura de pequeños comercios.

También Noruega empezó el pasado 20 de abril la reapertura de guarderías y algunos pequeños comercios para seguir con las escuelas y los juzgados. Se prevé que a mediados de mayo puedan abrir bares y restaurantes, así como acabar con restricciones relacionadas con la concentración de grupos de personas.

Así están las cosas en España, desescalada en fases

Por su parte, en España comenzamos la fase 0 de la desescalada el pasado lunes 4 de mayo y está previsto que a finales de junio podamos recuperar una "nueva normalidad".

Y es "nueva normalidad" porque a pesar de volver a poner en marcha toda la actividad de nuevo, habrá que hacerlo bajo ciertas precauciones y recomendaciones sanitarias que se extenderán hasta que no haya una cura definitiva, algo que puede durar más de un año.

Así las cosas, en nuestro país la desescalada irá pasando por fases y por territorios. Esto implica que cada región del país irá avanzando hacia la "nueva normalidad" en función del nivel de superación de la crisis sanitaria. Por eso mismo, este 11 de mayo se inicia la Fase 1 en casi toda España, a excepción de Madrid, Castilla y León, así como otros distritos sanitarios de Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía.

Suecia se desmarca del continente y consigue el aplauso de la OMS

Sin lugar a dudas, el país que más ha destacado en su manera de afrontar la pandemia ha sido Suecia. Si bien es cierto que el país nórdico ha impuesto medidas de confinamiento, la realidad es que estas políticas no han sido tan estrictas.

El país lleva semanas recibiendo críticas y advertencias acerca de los peligros de su singular estrategia para contener el coronavirus, basada más en las recomendaciones que en las prohibiciones. Científicos y medios internacionales la han calificado de “experimento”Donald Trump se ha referido en ocasiones al país como ejemplo de lo que no hay que hacer .

Pero en las últimas horas las autoridades suecas han recibido el espaldarazo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha señalado al país como un ejemplo a seguir de cara a la “nueva normalidad” a la que todo el mundo se deberá adaptar durante los próximos meses.

De este modo, el gobierno sueco ha optado por hacer recomendaciones a sus ciudadanos, manteniendo abiertos colegios y negocios. Y es que los suecos parecen ser muy disciplinados y esa es la razón por la que su gobierno ha preferido no ser tan severo mostrando su confianza en los ciudadanos. Esta manera de afrontar la situación le ha valido el reconocimiento de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Añadir nuevo comentario