Listos para la vuelta a la normalidad: El uso de mascarillas ya es obligatorio en el transporte público

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Imagen de un tren de Cercanías en Atocha el pasado 14 de abril (Eduardo Parra / EP)

Lectura fácil

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez,

ha anunciado la obligación de utilizar mascarillas en todo el transporte público

a partir de este lunes 4 de mayo.

Para facilitar el cumplimiento de esta obligación, 

el Gobierno volverá a repartir por toda España

un total de 6 millones de mascarillas en los principales nudos de transporte,

metro, autobuses y trenes.

El Ejecutivo dijo que entregará además otros 7 millones de mascarillas

a la Federación Española de Municipios

para que las repartan entre los vecinos.

Así como un millón y medio de mascarillas a Cáritas,

Cruz Roja y al Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad,

con 500.000 a cada una de estas entidades.

El uso de mascarillas ya es obligatorio en el transporte público, que funcionará a la mitad de su capacidad.

La gran novedad llega de la mano de las mascarillas. Si la semana pasada no eran más que recomendables y este fin de semana han pasado a ser obligatorias en el transporte público. Ese es el último cambio de opinión del Gobierno de Pedro Sánchez con las mascarillas, que han sido durante la pandemia superfluas o trascendentales según el momento.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este domingo día 3 de mayo, las medidas que entran en vigor este lunes, 4 de mayo de2020.

Las nuevas medidas ya las había avanzado este sábado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. "La obligatoriedad de uso de mascarillas en transporte público está basada en un criterio claro, las personas no están horas en los transportes públicos, suelen ser tiempos relativamente cortos de viaje, con lo cual, incuso las personas con algún tipo de patología que pueda no recomendar el uso habitual de mascarillas, no estarían en peligro si la utilizan durante los 10 minutos que puede durar el trayecto que vayan a hacer", explicó durante su rueda de prensa diaria.

Así, han quedado establecidas las obligaciones en el uso y ocupación del transporte público a en la llamada fase cero o de transición hacia la desescaladasalvo en las islas de Formentera, El Hierro, La Gomera y La Graciosa, donde empezará ya la fase 1–.

Desde este lunes, el uso de mascarilla será obligatorio en el transporte público. Metros y autobuses podrán funcionar pero con un límite del 50% de su capacidad. 

Además, se abrirán nuevos oportunidades en la actividad económica con la apertura de determinados locales con cita previa.

Mascarillas obligatorias para pasajeros y para conductores

"El uso de mascarillas que cubran nariz y boca será obligatorio para todos los usuarios del transporte en autobús, ferrocarril, aéreo y marítimo", recoge el BOE.

Las mascarillas son la principal novedad de la primera fase de desescalada. El Gobierno prevé incrementar su distribución con seis millones en los principales núcleos de transporte público a partir del 4 de mayo. Además, repartirá otros cuatro millones de mascarillas a través de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y otro millón y medio para que ONG como Cáritas, Cruz Roja o el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CEMI) garanticen su reparto a determinados colectivos.

Los conductores y trabajadores de autobús y tren que tengan contacto directo con los viajeros,deberán ir provistos de mascarillas y tener acceso a soluciones hidroalcohólicas para practicar una higiene de manos "frecuente".

Mitad de ocupación del transporte público

El BOE también concreta que los operadores de metro y autobús "procurarán" que los pasajeros mantengan entre sí "la máxima distancia posible".

Por eso se establece como referencia que la ocupación de metro y autobuses será de la mitad de las plazas sentadas disponibles, hasta ahora era de un tercio, y de dos viajeros por cada metro cuadrado en la zona habilitada para viajar de pie.

Las empresas de transporte adoptarán las medidas necesarias para procurar la máxima separación posible entre los viajeros.

En los autobuses y trenes en los que todos los ocupantes deben ir sentados, los pasajeros no podrán ocupar más de la mitad de los asientos disponibles respecto del máximo permitido. En los autobuses se mantendrá siempre vacía la fila posterior a la butaca ocupada por el conductor.

El BOE también autoriza a las distintas administraciones a modificar los horarios de trenes y autobuses "para reducir la intensidad de la demanda en la hora punta del transporte público".

El Ministerio indica que los gestores del transporte público establecerán y aplicarán "los procedimientos y medidas organizativas necesarias" para procurar el "movimiento ordenado" y "evitar las aglomeraciones" en estaciones y andenes.

Reparto de mascarillas

Según el Ministerio de Transporte, en esta operación participan más de 15.000 efectivos. El reparto de los siete millones de mascarillas que reciben los municipios se hace con la colaboración de las delegaciones y subdelegaciones y la FEMP, los ayuntamientos, diputaciones provinciales, cabildos y consejos insulares.

Por otro lado, el Gobierno entrega, para su reparto, 1,5 millones de mascarillas a tres entidades sociales: Cáritas, Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y Cruz Roja.

2020-05-04

Añadir nuevo comentario