¿Qué ocurre con los ecosistemas tras un incendio forestal?

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Ecosistemas terrestres dañados por incendios forestales

Lectura fácil

Los incendios forestales matan los ecosistemas terrestres.

Los ecosistemas terrestres quedan muy dañados cuando se les expone a daños así.

Muchas especies animales y vegetales se pierden.

Pero se pueden restaurar.

Pero su restauración necesita de muchos años para empezar a prosperar.

Los ecosistemas que han sufrido un incendio forestal quedan muy afectados. Las medidas de restauración que se aplican no consiguen su propósito a corto plazo.

Estos lugares necesitan de un tiempo para notificar una mejora significativa de su diversidad molecular, cosa que a largo plazo da lugar a una recuperación completa del ecosistema.

Así lo corrobora un estudio realizado por unos científicos procedentes del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla, de las Universidades de Évora, en Portugal y Sevilla.

Un estudio reciente revela como es la recuperación de los ecosistemas tras pasar un incendio forestal

La investigación tiene como foco principal el suelo. Se trata de un componente vital de la biosfera, no es renovable a escala humana y es clave en lo que respecta a la productividad y sostenibilidad de los ecosistemas terrestres.

El caso es que, cuando una cuenca o una parte de este suelo se ve afectado por un incendio forestal, todo el ecosistema se ve alterado, ya sea de forma directa o indirecta.

La destrucción de la cubierta vegetal da lugar a una desprotección del suelo inmediata frente a la lluvia, situación que también provoca el incremento de la erosión.

El equipo de investigación del estudio ha recalcado que "los daños que provoca un incendio forestal son profundos y la restauración de los ecosistemas afectados es enormemente compleja".

Para llevar a cabo este estudio, los investigadores han realizado labores de trabajo en áreas de pinares del Parque Nacional de Doñana, en Andalucía.

Los expertos han realizado las comparaciones de cómo se comporta la materia orgánica de suelos en:

  • Áreas quemadas
  • Áreas restauradas tras un incendio previo
  • Áreas no afectadas por el fuego

Dicha comparación se ha realizado frente a las zonas que han padecido los efectos del fuego, las zonas no quedamas son las que guardan mayor cantidad de carbono orgánico, pero las diferencias se notan en el análisis de las partículas más finas.

En lo que respecta a los suelos quemados, gran parte de la lignina queda destruida. La lignina es un componente mayoritario de los tejidos de las plantas, que se encuentra muy presente en las paredes celulares de la madera.

Se necesitan varios años para que suceda una restauración de los ecosistemas dañados

Gonzalo Almendros, investigador del MNCN explicó que "los nuevos compuestos que se forman en los suelos quemados tienen un carácter más aromático y condensado, lo que sugiere que son más resistentes frente a la actividad biológica, retrasando los procesos microbianos requeridos para la restauración el suelo".

Los resultados obtenidos en la investigación indican que "para alcanzar una restauración de la calidad del suelo hasta los niveles previos al incendio, no solo hace falta un aporte continuado de restos vegetales, sino el desarrollo de actividad microbiana durante un número de años suficiente como para que la materia orgánica alcance niveles equivalentes de madurez", concluye Almendros.

A través de esta investigación, podemos comprobar como los ecosistemas quedan altamente dañados tras un incendio forestal, y que se precisan mucho años para su maduración.

Añadir nuevo comentario