La fístula obstétrica, el drama de los partos prematuros

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
23/05/2022 - 10:00
Mujer embarazada / Pixabay

Lectura fácil

El Día Internacional para la Erradicación de la Fístula Obstétrica busca prevenir en todo el mundo el uso de esta práctica arcaica y violenta.

La fístula obstétrica es una de las consecuencias más graves que puede generarse durante un parto con complicaciones. Ocurre cuando la cabeza del bebé comprime los tejidos blandos durante mucho tiempo, causando la falta de flujo sanguíneo en una zona, y la necrosis del tejido, de forma que se produce un agujero entre la vagina y el recto.

Las mujeres que sufren estas lesiones y no son intervenidas quirúrgicamente, padecen de incontinencia urinaria y/o fecal, derivando en afecciones médicas crónicas, depresión y aislamiento social.

La fístula obstétrica es una de las lesiones más graves y trágicas que pueden ocurrir durante el parto

Muchas mujeres que han sufrido la fístula obstétrica viven con este problema durante años e incluso décadas porque no pueden pagar una operación para solucionarlo.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), sintetiza la razón por la cual este organismo internacional decidió dedicar un día Internacional, el 23 de mayo, para la erradicación de la fístula obstétrica, que constituye una fuente poderosa de violencia contra las mujeres, a través de sus cuerpos.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), estima que dos millones de mujeres en África Subsahariana, Asia, la región árabe, América Latina y el Caribe viven con esta lesión, y que cada año se producen entre 50 mil y 100 mil casos más.

A pesar de estos datos, la fístula se puede prevenir prácticamente en su totalidad.

¿Se puede erradicar la fístula obstétrica?

Sí. Es posible, es económicamente asumible. ¿Depende solo del dinero? Lamentablemente no.

Su persistencia es un indicio de que los sistemas de salud no satisfacen las necesidades esenciales de las mujeres. Las cifras del organismo internacional señalan que a escala mundial, cada día unas 800 mujeres mueren por complicaciones del embarazo o del parto. Por cada una de ellas, se estima que hay al menos otras 20 mujeres que padecen morbilidad por esas causas, y una de las más graves es la fístula obstétrica.

Si no se atiende puede contribuir al aislamiento social y a la depresión y provocar problemas de salud crónicos e incluso la pérdida fetal.

La prevención es fundamental para erradicar la fístula

Con la garantía de una asistencia cualificada en todos los partos y la provisión de atención obstétrica de urgencia a todas las mujeres que desarrollen complicaciones en el momento del parto, se conseguiría eliminar la fístula obstétrica en los países en desarrollo casi en su totalidad, como ya ocurre en el mundo industrializado.

Por ello, aunque la existencia de un Día Internacional para la Erradicación de la Fístula Obstétrica puede sonar una exageración para quienes vivimos en el contexto urbano occidental, en realidad es una gran oportunidad para crear conciencia sobre una situación que no se comprende bien, incluso en las sociedades en las que es más frecuente, y mucho menos donde no lo es.

Queda camino por hacer, no lo dudamos, pero, paso a paso, avanzamos en el camino del empoderamiento de las mujeres en todo el mundo.

¡Los derechos de las mujeres son derechos humanos!

El tema o lema de la campaña para el año 2021 de este día internacional es "¡Los derechos de las mujeres son derechos humanos! ¡Debemos eliminar la fístula obstétrica ahora!".

A través de esta campaña se pretende sensibilizar a la población en general sobre esta lesión, la cual es previsible con la debida atención y asesoría médica. El incremento en la ocurrencia de casos en el mundo es considerado como una violación de los derechos humanos, evidenciando las graves desigualdades sociales, económicas y culturales existentes.

La erradicación de esta lesión que afecta a la población femenina en el mundo contribuirá de manera significativa al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y de los planes basados en los derechos de las mujeres, tales como la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing y el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo.

Añadir nuevo comentario