Preparar tu dormitorio para dormir bien: la clave para no tener que contar ovejitas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Preparar el dormitorio para relajarse y dormir bien

Lectura fácil

Tenemos que preparar nuestros dormitorios de manera correcta para dormir bien.

De esta forma podremos descansar correctamente.

El descanso nocturno es muy importante para comenzar las jornadas con energía y con buen humor.

Consejos para preparar el dormitorio y dormir bien

  • Colocar la cama de manera correcta
  • Escoger iluminación suave y relajante
  • Escoger una decoración relajante
  • El color de la habitación tiene que ser claro, que de sensación de calma.
  • Tener un dormitorio ordenado y limpio
  • No tener electrodomésticos en el dormitorio

Preparar tu dormitorio es uno de los pasos más importantes para conseguir dormir bien cada noche. Conciliar un buen sueño y descansar nos ayuda a tener una buena salud y a sobrellevar la rutina diaria de mejor forma.

Por eso es muy importante prestarle atención a la zona de descanso nocturno. En nuestra habitación tenemos que sentirnos cómodos, y experimentar un gran placer a la hora de meternos entre las sábanas.

Dormir bien, en una buena cama que nos ayude a conciliar el sueño es uno de los mejores placeres de la vida. Al día siguiente nos despertamos renovados, con energía y buen humor.

Hay miles de formas para preparar tu dormitorio. Cada persona tiene sus preferencias, por lo que cada cuál tiene que acomodar su lugar de descanso a su manera. Por eso hoy, te dejamos algunos consejos, que pueden servirte de inspiración.

Así puedes preparar tu dormitorio para descansar

La ubicación de la cama

Lo ideal sería poner el cabecero en la pared, y que se puedan ver las ventanas y puertas. Algunas personas afirman que no es bueno colocar la cama justo delante de las ventanas de la habitación, y sobre todo aislar el cabecero del contacto con aparatos eléctricos.

Iluminación

Esto es clave para conseguir preparar tu dormitorio adecuadamente. Conseguiremos una calidez especial. Podemos buscar diferentes tipos de luz para darle un toque personalizado

  • Luz ambiente: Directa pero muy suave para que no resulte molesta. Es recomendable colocarlas en las mesitas de noche o en la pared, a una altura cómoda.
  • Luz de techo: Es la que ilumina por completo el dormitorio. Podemos rebajar su intensidad enfocando las lámparas al techo o a zonas de la pared y muebles.
  • Luz concreta: Este tipo de luz ilumina algo concreto que se quiera destacar, cómo los libros, un cuadro o un póster.

Entra el juego el color

Los colores pueden reflejar nuestra personalidad y preferencias. Es por ello, que a la hora de preparar tu dormitorio tienes que tener en cuenta las tonalidades que más te gustan.

  • Preferencia por colores suaves y cálidos. Ayudan a relajar el sistema nervioso. Las tonalidades en crema, arenas, marfiles o amarillos claros o por ejemplo el azul son una buena opción.
  • Los muebles tienen que ir acorde con la cama.
  • Debemos evitar mezclar colores y demasiadas texturas. Tenemos que buscar armonía en todos los complementos del dormitorio.

Decoración relajante

Hoy en día podemos encontrar con mucha facilidad una amplia oferta de elementos decorativos bonitos y que llaman al relax. Podemos decorar la habitación con velar aromáticas, vapor de olores relajantes, etc. Todo esto sirve para despejar y tranqulizar la mente durante toda la noche.

Dormitorio organizado

El orden es muy importante. Ayuda a aumentar el placer del descanso visual. Tenemos que intentar organizar nuestro dormitorio. Mantener siempre una rutina de orden nos ayudará en el día a día.

  • No debemos de acumular cosas en la zonas de paso.
  • Es recomendable colocar el armario alejado de la puerta.
  • No elegir muebles demasiado grandes o que ocupen mucho espacio.
  • Escoge mobiliario que nos ayude a tener las cosas guardadas y ordenadas, para no tenerlas a la vista.

Evita los electrodomésticos en el dormitorio

A la hora de preparar tu dormitorio tienes que evitar los aparatos electrónicos. Estos desprenden calor, ondas y emiten sonidos que interfieren en nuestro descanso.

Son numerosos los estudios que afirman que tener un televisor en la habitación nos desconcentra y no nos deja descansar bien, igual que llevarse a la cama el teléfono móvil o el ordenador portátil.

No lo olvides, preparar tu dormitorio de una forma adecuada es sinónimo de conseguir un buen descanso.

Añadir nuevo comentario