La realidad laboral de los jóvenes

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
La triste realidad laboral de los jóvenes

Lectura fácil

Carolina nos cuenta la cruda realidad laboral.

Hoy en día los jóvenes tienen muchas dificultades para encontrar trabajo.

Las empresas no dan oportunidades, piden años de experiencia.

De esa forma, ¿cómo puede empezar a trabajar un recién licenciado o graduado?

Los jóvenes necesitan oportunidades para trabajar y seguir formándose.

Además, muchas empresas se fijan en la edad: o eres muy jóven o muy viejo.

Todas las personas tenemos derechos.

Luchemos por la inclusión y la igualdad.

En esta semana quiero hacer énfasis en la importancia de la inclusión juvenil con respecto a la realidad laboral. Parece quizás un poco raro, decir estas palabras, porque su connotación está relacionado con viveza, belleza, longevidad, nuevo, reciente, oportunidad.

Sin embargo no siempre estas características son cumplidas, hechas realidad, dado que a veces los jóvenes no cuentan con las mismas oportunidades, dado a las directrices, ambigüedades o arbitrariedades de la ley o de la cultura en que se encuentra.

La problemática de la inclusión juvenil y la crudeza de la realidad laboral de muchos jóvenes del mundo

Cuando los jóvenes salen de estudiar de la universidad lo que se les exige para entrar a trabajar usualmente es una experiencia de 1 a 2 años como mínimo.

En algunos momentos usted es demasiado joven para ocupar el cargo, en otros casos, usted no tiene la experiencia requerida, es decir, no cuenta con los años adecuados.

Apenas en mi país, Colombia, se empezado a reformar hace poco tiempo, muy recientemente, el hecho de que las practicas universitarias sean contadas como experiencia laboral.

La respuesta que tuve a nivel personal cuando recién me gradué de socióloga, era que yo era muy joven para llevar a cabo el cargo, pues querían una persona con 2 años de experiencia.

Ni siquiera me contaron el tiempo de mis prácticas realizadas en una fundación por un año y medio, ósea en pocas palabras era como si yo estuviera recién desempacada, una realidad laboral bastante cruda.

Este tipo de situación pensé que era solo a mí, pero empecé a escuchar muy a menudo y como diríamos en mi región "como pan caliente" entre mis colegas, y mi quinquenio (jóvenes de 23 a 28 años) exactamente lo mismo: los jóvenes tocaban las puertas para el empleo, y no se les abrían.

Ante esta cruda realidad laboral uno se siente en un limbo, en un desierto, totalmente perdido y desamparado.

Cuando te das de bruces con la realidad laboral: ¿Qué hacer ahora? ¿Valió la pena estudiar?

También me invadieron comentarios, como: ¡qué país tan injusto!, o ¡qué leyes tan arbitrarias, que segmentan a las personas por su rango de edad!

Lo paradójico es que cuando sales de la universidad, estas muy joven y 10 años después, aproximadamente a los 35 ya estás muy viejo, y las escusas de brindarte un trabajo y salario digno, se reducen.

Y no siempre el trabajo que se encuentra es acorde a lo que se estudia. Algunos de mis compañeros tuvieron que desempeñarse en otras actividades para poder ganarse la vida.

Otros, tuvieron la suerte de encontrar trabajo en el área de estudio, otros, como no encontraron un trabajo, decidieron seguir estudiando, hacer alguna especialización o maestría “para ir ganando tiempo”.

Hace muy poco tiempo se logró generar la apertura en cuanto a la ley de que las practicas universitarias fueran avaladas, como experiencia laboral, pero que creen, ya nos había saludado, la pandemia.

Mi pregunta es: ¿Qué repercusiones ha causado el manejo de la ley anterior, de no validar la experiencia universitaria como experiencia laboral?

Tal vez usted tuvo suerte, si siendo muy joven lo contrataron, pero a muchos no. Pero ¿qué repercusiones tiene esta generación en cuanto a su calidad de vida?

Según el DANE:

La tasa de ocupación (TO) para el total de personas entre 14 y 28 años fue 34,9%, presentando una disminución de 11,4 p.p. comparado con el trimestre móvil mayo - julio 2019 (46,3%). Para los hombres esta tasa se ubicó en 44,2% y para las mujeres la TO fue 25,5%.

La tasa de desempleo de la población joven se ubicó en 29,7%, registrando un aumento de 12,2 p.p. frente al trimestre móvil mayo - julio 2019 (17,5%).

Para las mujeres esta tasa se ubicó en 37,7% aumentando 15,4 p.p. frente al trimestre móvil mayo - julio 2019 (22,3%).

La TO de los hombres fue 24,1%, aumentando 10,2 p.p. respecto al mismo periodo del año anterior (13,9%).

Esto significa que existe un alto porcentaje de desempleo en Colombia, principalmente en el género femenino y la mayoría de los jóvenes están en el ámbito del “rebusque” lo que salga en el momento para sobrevivir.

Dicha situación que duele y genera exclusión, baja autoestima e incentiva, el estrés y los problemas mentales… sin negar a parte los efectos colaterales de la pandemia.

Por eso es necesario poder generar un trabajo interdisciplinario para poder mitigar estos efectos

Definitivamente deseo y anhelo que todo aquel que pueda ser parte de este informativo, pueda crear y fomentar espacios de oportunidad para los jóvenes, y diría más espacios para toda la sociedad sin importar la edad

¿Por qué clasificar los empleos, según la edad? Debería abolirse ese dato de las hojas de vida y de los requisitos, ya que tanto jóvenes, adultos y ancianos necesitan subsistir.

Todos deben gozar de los mismos derechos y oportunidades dentro de la realidad laboral, ya que eso nos hace pertenecer no solo a un estado de derecho, sino también nos hace formar parte de los derechos internacionales de equidad e igualdad para todos.

Recuerda: Un buen mensaje puede cambiar toda una vida

[Puedes leer más artículos de Carolina en este enlace]

Carolina Guañarita Flórez (Expresatecarol)
No te pierdas ninguna de nuestras publicaciones cada seman
a

Añadir nuevo comentario