Remdesivir es el primer fármaco oficial contra el COVID-19

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Imagen del Rendesivir

Lectura fácil

El Remdesivir es un fármaco que ha demostrado ya su eficacia y seguridad
 en numerosos pacientes con coronavirus.

El proyecto 'Solidarity' impulsado por la Organización Mundial de la Salud
implica a más de ochenta países y cientos de hospitales y centros de investigación
en busca de tratamientos eficaces contra las patologías causadas por el coronavirus.

Y entre los fármacos o combinaciones estudiados en el marco de este estudio mundial
figura el antiviral Remdesivir, utilizado contra el ébola.

EEUU ha comprado todas las reservas de este fármaco. 
Sin embargo, la Unión Europea está negociando su compra. 
En España lo administran a pacientes del hospital de Salamanca.

 

La compañía farmaceutica Gilead Science ha fijado un precio único para el tratamiento más esperado desde el desarrollo del coronavirus, hablamos de Remdesivir. La compañía aplica un precio para los países desarrollados de 390 dólares (unos 347 euros) por dosis. Se espera que la gran mayoría de los pacientes reciban un tratamiento de cinco días utilizando 6 viales, lo que equivale a 2.340 dólares para cada persona que lo necesite (2.079 euros aproximadamente).

La farmacéutica señala que el coste-beneficio de Remdesivir a partir de los primeros resultados del estudio Niaid en pacientes hospitalizados con COVID-19, mostraron que el fármaco acortaba el tiempo de recuperación en un promedio de cuatro días.

¿Qué ha pasado en Salamanca para que sea gratuito el producto?

Es una concesión por haber participado en el ensayo clínico a nivel mundial para analizar los efectos del producto en pacientes afectados por COVID-19. De esta manera, los pacientes de Salamanca que acudieron al hospital por síntomas graves de coronavirus, pudieron participar en este ensayo. Una vez que ha finalizado el ensayo y los resultados han dado una valoración positiva sobre el producto, es cuando llega la comercialización.  

Al favorecer la investigación médica y participar en los distintos ensayos mundiales para tratar el coronavirus con algún medicamento existente, mientras llega la vacuna, ha sido un reto mundial para las sociedades médicas y las compañías. Por este motivo, el Complejo Asistencial de Salamanca tiene garantizadas dosis hasta “aproximadamente el mes de enero”.

Sobre las donaciones para facilitar el estudio y efectos a través de los ensayos clínicos en pacientes, la compañía ha donado todo su suministro existente de Remdesivir, que asciende a un total de 1,5 millones de viales.

Económicamente, la estimación de Gilead está valorada en más de1.000 millones de dólares (888 millones de euros) la inversión en el desarrollo y la fabricación de Remdesivir a lo largo de este año. Ha manifestado su compromiso de continuar investigando su potencial para ayudar en esta pandemia de diversas maneras: la evaluación del tratamiento en una etapa más temprana del curso de la enfermedad, en entornos ambulatorios, con una formulación inhalada, en grupos de pacientes adicionales y en combinación con otras terapias. Así como en el aumento de los suministros para poder satisfacer la alta demanda mundial.

Carta abierta del CEO de Gilead

Según ha comunicado Daniel O’Day, presidente y CEO de Gilead Science en una carta abierta publicada, la situación singular motivada por la pandemia del coronavirus ha requerido "una solución única y excepcional para garantizar que Remdesivir sea asequible y accesible a los pacientes de todo el mundo". Además, la compañía considera que el hecho de fijar el precio muy por debajo a lo esperado por los sistemas de salud y del valor general que proporciona Remdesivir, permitirá simplificar las negociaciones gubernamentales para ofrecer un acceso rápido y amplio a los pacientes que lo necesiten, indicaron.

¿Qué opina el Ministerio de Sanidad?

Fernando Simón, aseguró que el antiviral contra el COVID-19 "no es la panacea" contra la enfermedad. Simón hizo esta valoración en una rueda de prensa en el Ministerio de Sanidad en la que también agregó que es un medicamento que ayudará a luchar contra el coronavirus, "igual que ayudan otros fármacos". "Es una ayuda más, pero no la panacea. No es el tratamiento que nos va a solucionar el problema. Posiblemente surgirán otros que sean realmente eficaces para eliminar el virus", concluyó.

Finalmente, este tratamiento antiviral, ha sido autorizado ya por la Unión Europea para ser empleado para tratar a pacientes con síntomas graves de COVID-19 sólo se dispensará en hospitales.

Añadir nuevo comentario