CRIS Contra el Cáncer y la Fundación Aladina refuerzan su alianza en la investigación oncológica

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
El equipo de CRIS Contra el Cáncer y la Fundación Aladina, por la investigación oncológica / Corresponsables

Lectura fácil

La Fundación CRIS Contra el Cáncer, especialista en la investigación del cáncer infantil
y la Fundación Aladina, 
unen esfuerzos en un nuevo ensayo clínico. 

Este ensayo clínico es un estudio de investigación
sobre cáncer y coronavirus. 

Los científicos pretender extraer células del sistema inmunitario
especializadas en destruir células infectadas y tumorales
 de pacientes recuperados de coronavirus
para inyectárselos en pacientes graves,
que se recuperarán mucho más rápido del coronavirus con los mínimos efectos secundarios.

Es muy importante que avancemos en cuanto a investigación se refiere. 

Ensayos como éste nos demuestran que el cáncer puede curar otras enfermedades, 
en este caso, el coronavirus.

CRIS y Aladina necesitan la colaboración y ayuda de todo el mundo.
Si quieres colaborar con su proyecto puedes aportar tu donación en una web que han habilitado. 

Este es el enlace a dicha web (si pulsas se abrirá en una nueva ventana).

Los investigadores y clínicos buscan mejorar el diagnóstico del cáncer, para que sea más rápido ganarle la batalla y se detecte a tiempo; descubrir nuevos tratamientos que sean más eficaces y con menos efectos adversos; herramientas para poder predecir el riesgo de sufrir una recaída o un cáncer secundario. Y, para ello, tienen que conocer mejor el cáncer.

Los investigadores tienen que formarse cada día y poner en práctica lo que aprenden. Es por ello que la Fundación Aladina y CRIS Contra el Cáncer pelean constantemente desde hace años por un ayudas y reconocimiento de la investigación oncológica.

Ambas fundaciones colaboran en el desarrollo de una línea de investigación de cáncer infantil que lleva el nombre de Gabi, una peque ejemplar que falleció.

Investigar cáncer infantil no beneficia únicamente a pacientes oncológicos

CRIS y Aladina quieren responder con más apoyo a la investigación de COVID-19 con un ensayo Clínico que lidera el doctor Antonio Pérez Martínez desde la Unidad CRIS de Investigación de Terapias Avanzadas donde también se coordina la anterior línea de investigación.

Los pacientes oncológicos, por su debilitado sistema inmunológico, son una población de riesgo especial, y este innovador ensayo clínico, puesto en marcha gracias a las donaciones recibidas en el Fondo CRIS Investigación Covid y Cáncer (www.criscancer.org/covid19) y al que Aladina ha dotado con 20.000€, adapta una terapia celular empleada con éxito en pacientes oncológicos infantiles para curar a nuevos diagnosticados por coronavirus.

Queda claro que el cáncer puede ayudar a salvar vidas en riesgo por otras enfermedades

“En Aladina estamos orgullosos de poder colaborar con CRIS en un estudio que puede proporcionar claves importantes para solventar el COVID-19. Qué maravilla que un estudio que empezó para ayudar a pequeños pacientes con cáncer ahora pueda darnos buenas noticias para la humanidad”, explica Paco Arango, presidente y fundador de Aladina.

“Contar una vez más con el apoyo de Aladina para impulsar un proyecto de investigación es muy importante. Creemos en las sinergias colaborativas, que juntos somos más fuertes y en el efecto multiplicador de estas acciones conjuntas a favor de la investigación en beneficio de los pacientes. Que dos fundaciones como Aladina  y CRIS apuesten por sumar fuerzas en la investigación es un gran ejemplo de aunar fuerzas a favor de una misma causa y no hay mejor causa que la investigación ya que como decimos en CRIS, en la investigación nos va la vida”, apunta Marta Cardona, directora de CRIS Contra el Cáncer.

Sobre el ensayo clínico

El investigador Antonio Pérez Martínez, jefe de hemato oncología pediátrica de La Paz y director de la Unidad CRIS de Investigación de Terapias Avanzadas, ha iniciado este ensayo clínico en Fase I que busca una financiación global de 500.000€.

El ensayo de investigación oncológica propone extraer los linfocitos T -células del sistema inmunitario especializadas en destruir células infectadas y tumorales- de pacientes recuperados de COVID-19 e infundirlos en pacientes graves, que se recuperarán mucho más rápido de la infección con los mínimos efectos secundarios.

Así las cosas, los pacientes recuperados se convierten en medicamentos para los nuevos diagnosticados. Cuantos más donantes haya de Linfocitos T, más rango poblacional se puede cubrir.

El propio personal sanitario de La Paz, que ha estado en primera línea, son los principales donantes de Linfocitos T ya que ellos también han sufrido los efectos de la enfermedad y se han recuperado. En su vuelta al trabajo no han dudado en participar en este ensayo clínico.

Añadir nuevo comentario