La segunda ola del coronavirus ya está aquí

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Una sanitaria realiza un test de coronavirus / Dani Duch (La Vanguardia)

Lectura fácil

La incidencia del coronavirus es mayor que hace 3 o 4 semanas,
pero la transmisión no es equivalente en toda España,
hay zonas donde el virus circula muy poco
 al contrario que en otras como Cataluña o Aragón, donde la incidencia es mayor.

Pese a que el Ministro de Sanidad Salvador Illa
afirma que no estamos ante una segunda ola de coronavirus
y que todos los brotes están controlados, 
varios expertos afirman que se equivoca. 

Por ejemplo, el jefe del Servicio de Epidemiología de la Agencia de Salud Pública de Barcelona,
Joan Caylá, afirma que estamos ante una segunda ola de coronavirus.
Además, dice que la situación es crítica y preocupante porque en los últimos 14 días de casos activos
se ha demostrado que una persona contagia a dos de media.

Eso no significa que la situación actual en términos de tratamientos
sea la misma que en el mes de marzo.
Los médicos han logrado encontrar dos medicamentos que ya existían para otros fines
y que tienen cierto grado de efectividad a la hora de combatir el COVID-19:
el remdesivir y la dexametasona.

Entre los días 7 y 10, los pacientes que desarrollan una sintomatología más grave
 entran en la conocida fase inflamatoria.
Para combatir esta inflamación de los órganos, especialmente de los pulmones,
los fármacos que han demostrado una mayor efectividad son los corticoides
como la dexametasona.

Cuando la enfermedad presenta síntomas y requiere hospitalización
pasa por una primera etapa conocida como fase viral,
caracterizada por la replicación del virus por el organismo. 
El tipo de fármaco adecuado en este momento son los antivirales.
Dos de los fármacos en los que más esperanzas se depositó en un principio
fueron la hidroxicloroquina y el lopinavir-ritonavir, c
onocido por su nombre comercial, Kaletra.

El único antiviral que ha probado alguna efectividad ha sido el remdesvir.

El tratamiento con plasma de pacientes recuperados y, por tanto,
cargado de sus anticuerpos
ha sido un método que se ha empleado de manera habitual desde abril. 

El futuro del coronavirus está en nuestra mano.
Nadie tiene certezas sobre cómo va a evolucionar la pandemia,
pero lo que sí tienen claro los expertos es que está en nuestra mano. 
Recuerda que es muy importante que respetemos las medidas de seguridad contra el coronavirus
para evitar esta segunda ola.

El inicio de la pandemia de coronavirus parece una fecha lejana, echando la vista atrás, el mes de marzo de 2020 daba el pistoletazo de salida a un nuevo año para muchos.

Tras estos cuatro meses y medio, ha habido tiempo insuficiente para desarrollar un tratamiento que permita afrontar con mejores perspectivas la segunda ola del coronavirus.

Pese a que Sanidad no cree que España esté ante una segunda ola del coronavirus ni que la situación esté descontrolada, reconoce que es "bastante desigual" entre los diferentes territorios, con comunidades que registran brotes importantes, como Cataluña o Aragón, y otras en las que la incidencia es más baja. Por ello, varios expertos se apoyan en datos para afirmar que lo que está viviendo España sí es una segunda ola. El jefe del Servicio de Epidemiología de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, Joan Caylá, afirma que estamos ante una segunda ola de coronavirus. "La situación es crítica y preocupante en el sentido de que en los últimos catorce días de casos activos hemos tenido como un 140 por cien mil con una tasa de reproducción de dos. Es una mala noticia porque si cada persona contagia a dos de media, hay una población infectada muy importante", alerta.

Eso no significa que la situación actual en términos de tratamientos sea la misma que en el mes de marzo. Los médicos han logrado encontrar dos medicamentos que ya existían para otros fines y que tienen cierto grado de efectividad a la hora de combatir el COVID-19: el remdesivir y la dexametasona.

¿Es esta la segunda ola del coronavirus? Algunos expertos opinan que sí

La directora adjunta del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, María José Sierra, dio a entender que lo que está viviendo España podría ser una segunda ola del virus. “Puede que sea una segunda oleada, pero tenemos que ver lo que pasa en las próximas semanas”, afirmó Sierra. “Tenemos que seguirlo minuto a minuto.  En cuanto ofrecemos al virus espacio para transmitirse, vemos brotes importantes”, señaló.

Sumamos a estas declaraciones las de la consejera vasca de Salud, Nekane Murga, quien ha apuntado hacia esta hipótesis. “Estamos ante lo que podría ser el inicio de una segunda ola”, ha comentado Murga en una entrevista a Cadena Ser Euskadi.

Los virus no esperan a otoño. Hasta hace poco tiempo, existía la idea de que la segunda ola del coronavirus llegaría en otoño, con el cambio de temperatura, la vuelta a la actividad académica y la tendencia a pasar más tiempo en espacios cerrados y con menos ventilación. No obstante, parece que ya está aquí.

¿Qué hemos aprendido del virus durante este tiempo?

Son varios los ensayos clínicos que han logrado descartar un buen número de fármacos que se emplearon de manera intuitiva desde el comienzo de la pandemia y que finalmente se han probado inútiles. Como ejemplo, citaremos el más sonado de ellos, la hidroxicloroquina.

Corticoides

Entre los días 7 y 10, los pacientes que desarrollan una sintomatología más grave entran en la conocida fase inflamatoria, producida por una respuesta descontrolada del propio sistema inmunitario frente al virus. Para combatir esta inflamación de los órganos, especialmente de los pulmones, los fármacos que han demostrado una mayor efectividad son los corticoides, particularmente la dexametasona.

Este medicamento reduce hasta en un tercio la mortalidad entre pacientes que requieren respiración asistida.

Antivirales

Cuando la enfermedad presenta síntomas y requiere hospitalización pasa por una primera etapa conocida como fase viral, caracterizada por la replicación del virus por el organismo. El tipo de fármaco adecuado en este momento son los antivirales.

Dos de los fármacos en los que más esperanzas se depositó en un principio fueron la hidroxicloroquina y el lopinavir-ritonavir, conocido por su nombre comercial, Kaletra.

El único antiviral que ha probado alguna efectividad ha sido el remdesvir, desarrollado por el laboratorio estadounidense Gilead en 2009 contra el ébola.

Plasma convaleciente

El tratamiento con plasma de pacientes recuperados y, por tanto, cargado de sus anticuerpos ha sido un método que se ha empleado de manera habitual desde abril. Su eficacia no ha sido demostrada de forma conlcuyente pero sí se ha demostrado seguro y muchas personas ya han realizado donaciones.

El futuro del coronavirus está en nuestra mano

Nadie tiene certezas sobre cómo va a evolucionar la pandemia, pero lo que sí tienen claro los expertos es que está en nuestra mano. No sabemos qué pasará en septiembre, pero dependerá de nosotros.

Recuerda que es muy importante que respetemos las medidas de seguridad para evitar esta segunda ola del coronavirus.

Añadir nuevo comentario