Cada año se diagnostican hasta 300.000 nuevos casos de cáncer infantil entre menores de 18 años

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
25/09/2021 - 08:00
El niño que aparece en la foto es Beckett Burge

Lectura fácil

Esta impactante fotografía retrata los efectos del cáncer infantil en toda una familia. Ya lo afirma el dicho: Una imagen vale más que mil palabras. Pero en este caso, dice y revela mucho más. Eso mismo es lo que pensó Kaitlin Burge, una mujer de Texas (EE.UU.), cuando el pasado 3 de septiembre colgó en Facebook una impactante fotografía de su hijo enfermo de cáncer infantil vomitando, apoyado por su hermana.

Con la publicación de esta imagen, que se ha viralizado, Burge ha querido retratar la dureza del día a día de su hijo y el impacto que el cáncer infantil tiene no solo sobre el enfermo, sino sobre toda la familia.

Y es que cada año se diagnostican hasta 300.000 nuevos casos entre menores de 18 años, de los cuales en torno a 1.100 casos corresponden a España. Su mortalidad es relativamente baja, estimándose tasas de supervivencia a los 5 años cercanas al 80 % en los países de nuestro entorno y que alcanzan el 100 por ciento en algunos tipos concretos de tumores.

Lo que no te dicen sobre el cáncer infantil es que afecta a toda la familia

El niño que aparece en la foto es Beckett Burge. Tiene cuatro años y vive en PrincetonTexas, y hace dos años le diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda. La pequeña que acaricia su espalda, es su hermana Aubrey, 15 meses mayor que Beckett.

La imagen está colgada en una página en Facebook llamada Beckett Strong (Beckett Fuerte) donde su madre Kaitlin Burge va actualizando la información sobre el estado de salud de su hijo. Junto con la foto, publicó una carta en la que narra lo difícil que es enfrentar el cáncer infantil.

“Una cosa que no te dicen sobre el cáncer infantil es que afecta a toda la familia. Siempre escuchas sobre los problemas financieros y médicos pero, ¿con cuánta frecuencia escuchas sobre lo que tienen que enfrentar las familias con otros hijos?… Mis dos hijos, con 15 meses de diferencia, pasaron de jugar juntos en la escuela y en casa a sentarse juntos en una fría habitación de hospital. Mi hija, de entonces cuatro años, vio a su hermano pasar de una ambulancia a una Unidad de Cuidados Intensivos”.

Para Aubrey, cuenta Kaitlin, la situación era incomprensible. “Solo sabía que algo estaba mal con su hermano, su mejor amigo”.

Kaitlin subió las fotos, así como un video, para coincidir con el Mes de la Sensibilización sobre el Cáncer Infantil.

“Los niños necesitan apoyo, estar juntos, y no deberían ser apartados de la persona que está enferma. Lo más importante es demostrarles que se les cuida sin importar la situación. A este día, ellos son más cercanos. Ella siempre lo cuida”.

Con sus posts, Kaitlin no solo busca apoyo, sino concientizar sobre la falta de recursos para la lucha contra el cáncer infantil. 

Los niños luchan una de las batallas más difíciles y algunos mueren demasiado pronto porque no tenemos los recursos para investigación en cáncer infantil

Además, hasta un 80 % de todos los casos de cáncer infantil del mundo se diagnostican cuando ya es demasiado tarde y, en consecuencia, no hay tratamientos o no se encuentran disponibles.

La buena noticia es que, gracias a los avances derivados de la investigación, más de un 70 % de los cánceres infantiles son a día de hoy curables –frente a la tasa de supervivencia a los cinco años de tan solo un 60 % en la década de los 70–. Sin embargo, estas cifras varían radicalmente en función del acceso a la atención y cuidados que requieren los menores. Todo ello a pesar de que el acceso a la mejor atención posible para los niños con cáncer es un derecho humano, no un privilegio.

En este contexto, el 80 % del total de los niños y adolescentes con cáncer reside en países de ingresos bajos y medianos, en los que la falta de recursos provoca que la tasa de supervivencia sea de tan solo un 20 %. En contraposición, el 20 % de los casos de cáncer en menores se localizan en los países con altos ingresos, en los que la supervivencia se establece en torno al 80-90 %. Además, las enfermedades oncológicas suponen la primera causa de mortalidad infantil no solo en el mundo desarrollado. También sucede así en un número creciente de países en vías desarrollo, en los que mientras la mortalidad por enfermedades infecciosas se ha reducido drásticamente, la asociada al cáncer crece cada vez más.

En el caso específico de nuestro país, en el que la supervivencia se establece en el 80%, se diagnostican cada año en torno a un millar de nuevos casos de cáncer infantil. Y de acuerdo con los datos del informe Las Cifras del Cáncer en España 2020, elaborado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), los tumores fueron en 2018 la principal causa de muerte en los menores con edades comprendidas entre los 1 y los 14 años, suponiendo hasta un 29,2 % de todos los decesos en este segmento de edad.

Beckett solo tiene cuatro años, pero es un luchador

Según el relato de Kaitlin, aún le quedan al menos dos años más de quimioterapia. Pero no estará solo. Kaitlin Aubrey estarán con él.

Añadir nuevo comentario