El CERMI plantea al Gobierno que recoja debidamente la regulación sobre el teletrabajo

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
El CERMI reclama medidas efectivas al Gobierno para el teletrabajo

Lectura fácil

El Gobierno ha recogido las peticiones del CERMI con respecto del teletrabajo. 

  • La pandemia ha obligado al cierre de empresas y centros laborales y a trabajar desde el confinamiento domiciliario.
  • Desde el CERMI han declarado que uno de los aspectos esenciales es garantizar condiciones para que se pueda teletrabajar.

Herramientas que pueden utilizar las personas con discapacidad:

  • Personas con discapacidad física: mesas regulables en altura, ratones virtuales o ergonómicos.
  • Personas con discapacidad visual: pantallas de gran formato e impresoras de braile.
  • Personas con discapacidad auditiva: intérpretes de lengua de signos y prótesis auditivas.

El Comité de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha trasladado sus peticiones al Ministerio de Trabajo y Economía Social. En este comunicado, el CERMI recoge que “la regulación legal del trabajo a distancia, no presencial o teletrabajo recoja debidamente la realidad y las peculiaridades de las personas con discapacidad, para no quedar excluidas o en peores condiciones de esta modalidad de prestación laboral”.

Así se pudo confirmar hace cinco días desde una nota de prensa de la asociación ante las medidas del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

El Gobierno ante la pandemia ha impuesto el teletrabajo como medida de prevención. Sin embargo, la pandemia ha obligado al cierre de empresas y centros laborales y a trabajar desde el confinamiento domiciliario. Por ello, el CERMI considera que “esta nueva normativa tiene que tener muy presente la situación y necesidades de las personas con discapacidad”.

El teletrabajo es un aspecto esencial para seguir desempeñando las funciones

El CERMI ha recalcado que “un aspecto esencial es el de garantizar las condiciones de accesibilidad universal de los canales, soportes y formatos de teletrabajo, para que ningún trabajador a distancia con discapacidad vea mermadas su empleabilidad y el despliegue pleno de sus potencialidades laborales”.

El teletrabajo no puede ser "una excusa" para debilitar los derechos de los trabajadores o reducir las condiciones laborales, "sino una modalidad, ya sea a tiempo completo o parcial, de la prestación laboral como el mismo grado de protección que la presencial. Además, según reconoce el CERMI “si se regula bien abrirá ventanas de oportunidad para un mayor acceso al mercado de trabajo de las personas con discapacidad”.

Los trabajadores con discapacidad se adaptan al teletrabajo / La Ley
Los trabajadores con discapacidad se adaptan al teletrabajo / La Ley

La Fundación Adecco presenta la evolución del teletrabajo entre las personas con discapacidad

La Fundación Adecco presenta todos los años su informe Tecnología y Discapacidad, un análisis que basa sus conclusiones en una encuesta realizada a 300 personas entre 18 y 60 años, todas con algún tipo de discapacidad. Durante los últimos años, el teletrabajo sigue sumando contrataciones y hace evolucionar a las personas con discapacidad. Desde el año 2012, año en el que se contrataron 61.008 personas hasta casi el doble durante el año 2017 (110.068 contratos).

El impacto de la tecnología también ha sido decisivo, al abrir un inmenso abanico de posibilidades: una persona con tetraplejia manejando el ordenador a través de la voz; un profesional con discapacidad visual leyendo un documento, recién salido de una impresora braille… son sólo algunos ejemplos que, algunas décadas atrás, hubieran sonado a ciencia ficción. Así, un 64% de las personas encuestadas– de las que tienen empleo- admite que las nuevas tecnologías han sido esenciales para desempeñar sus funciones en el puesto de trabajo.

¿Qué herramientas facilitan la vida a las personas con discapacidad?

  • Personas con discapacidad física: mesas regulables en altura, teclados con cobertores o teclas de gran tamaño, ratones virtuales o ergonómicos.
  • Personas con discapacidad visual: pantallas de gran formato, lectores de pantalla para invidentes, impresoras de braille, magnificadores de pantalla o lupas aumentativas.
  • Personas con discapacidad auditiva: intérpretes de lengua de signos, emisoras de frecuencia modulada, prótesis auditivas.

Sin embargo, las personas con discapacidad sensorial son las que más tecnología adaptan en su puesto de trabajo con el 81%, seguido de las personas con discapacidad física con 60% y personas con discapacidad física / psíquica con 26%. El Ministerio de Sanidad aseguró en 2018 que la dependencia es “un estado de carácter permanente en que se encuentran las personas que, por razones derivadas de la edad, de la enfermedad o de la discapacidad, y ligadas a la falta o a la pérdida de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, precisan de la atención de otra u otras personas o ayudas importantes para realizar actividades básicas de la vida diaria o, en el caso de las personas con discapacidad intelectual o enfermedad mental, de otros apoyos para su autonomía personal”.

Añadir nuevo comentario