¿Puedo cotizar a la Seguridad Social sin trabajar?

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
10/04/2021 - 12:30
Persona haciendo cuentas para saber cómo cotizar sin trabajar / Pixabay

Lectura fácil

Para cobrar la pensión de jubilación hay que tener un mínimo de 15 años cotizados y dos de ellos tienen que estar comprendidos en los 15 años previos a la solicitud de la prestación. Estos requisitos son difíciles de alcanzar para muchas personas que se han encontrado en una situación de desempleo en los últimos años. Por ello, no es de extrañar que muchas personas se planteen si es posible cotizar sin trabajar para poder mejorar su jubilación futura.

¿Es posible cotizar a la Seguridad Social sin trabajar? Sí, ¡comencemos!

La vía para cotizar sin trabajar en realidad solo es una: los denominados convenios especiales con la Seguridad Social

Estos convenio son acuerdos voluntarios entre un trabajador y la Tesorería General de la Seguridad Social que permiten a esa persona seguir cotizando. ¿Cómo? Mediante el abono de una cuota mensual al INSS.

Teniendo en cuenta esta realidad, existen unos convenios especiales que permiten abonar una cuota mensual al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para tener acceso a las prestaciones por jubilación, invalidez, muerte y supervivencia, derivadas de enfermedad común y accidente no laboral y servicios sociales.

Quién puede acceder a los convenios especiales de la Seguridad Social

  • Cualquier trabajador que no esté dado de alta en la Seguridad Social, ni como empleado por cuenta ajena ni como autónomo.
  • Empleados en situación de alta con contrato fijo, siempre que hayan cumplido los 65 años y tengan cotizados 35 de ellos.
  • Personas pluriempleadas, en el momento en que finalice uno de sus trabajos. Para seguir cotizando de forma convencional por sus otros empleos, pero así compensar que ya no cotiza por el empleo que ha dejado de ejercer.
  • Aquellos que han agotado su situación de desempleo y, por tanto, dejan de cotizar.
  • Trabajadores a quien se les haya reconocido una Incapacidad Permanente Total, de modo que cuando trabaje en un empleo distinto al que fue causa de su pensión y lo finalice, podrá cotizar suscribiéndose al convenio especial.
  • Las personas que han conseguido un nuevo trabajo pero cotizan menos con este que con su anterior empleo. Para cubrir esa diferencia pueden acogerse al convenio especial.

Requisitos para cotizar sin trabajar

Existe una serie de condiciones que hay que cumplir para tener acceso a los convenios especiales que permiten cotizar a la Seguridad Social sin trabajar en 2021.

El primero de esos requisitos es haber cotizado (trabajando) un mínimo de 1.080 días -3 años- dentro de los 12 años inmediatamente anteriores al momento de suscribirse al convenio.

No obstante, aquí nos encontramos con una excepción: si se ha atravesado por un proceso de Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Cómo se solicitan

Puedes ingresar en estos regímenes especiales presentando el modelo TA-0040 ante la Dirección provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social o su administración correspondiente dentro de los 90 días al año siguiente del cese o cuando lo determine la situación del convenio.

Si se dispone de certificado digital, también se puede remitir el modelo de forma telemática a través de Alta en Convenio Especial.

Un aspecto muy importante es valorar cuándo solicitar este tipo de cotización. Lo más recomendable que nuestra edad no esté demasiado alejada de la edad ordinaria de jubilación.

Por ejemplo, en el caso de una persona con 52 años, aún le faltarían bastantes para jubilarse. Y le quedaría por delante un amplio periodo a cotizar con la correspondiente inversión.

Pensemos que este convenio especial lo abona en su totalidad el interesado, por lo que el coste no se reparte entre este y la empresa.

Si eres autónomo, debes saber que esta información no es válida para ti. Ya que cotizar como autónomo sin ejercer tu profesión no es posible. Únicamente, puedes cotizar sin trabajar -continuando con el pago de tu cuota mensual- en meses que por no tener trabajo que realizar (por ejemplo, en vacaciones) no facturas.

Añadir nuevo comentario