Madre, un título que olvidamos que sigue activo los 365 días del año

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
02/05/2021 - 10:00
Celebrando el Día de la Madre

Lectura fácil

Madre... una palabra que abarca múltiples significados y sentimientos bien profundos. Hoy, como cada primer domingo de mayo recordamos el valor que tienen todas las mamis del mundo.

Pero una cosa que hay que tener muy clara es que una madre lo es los 364 días restantes, y no solo durante el mes de mayo. Parece moco de pavo, pero en una época en la que el 'postureo' marca cada uno de nuestros pasos, no está de más recordarlo.

Por todas ellas, e incluso por aquellos padres que ejercen como tal también, desde GNDiario queremos dar gracias a la vida, por el amor más verdadero que vamos a encontrar jamás.

En el Día de la Madre recordamos a las que lo fueron, lo son, y lo serán dentro de poco

Mamá, probablemente una de las palabras más bonitas y que más amor desprende con tan solo pronunciarla, en cualquiera de los idiomas del planeta.

Mamá, aquella que se encarga de nuestro cuidado, ya sea preparándonos esas deliciosas comidas insuperables, o trabajando fuera de casa, ambas cosas haciéndolas de manera incansable para darnos de lo bueno, lo mejor.

Mamá, mami, madre, que también es amiga, es psicóloga, es enfermera, médica, modista, cocinera... tantas cosas significa una sola palabra... que se estremece el alma de alegría y felicidad de solo pensar en todas ellas.

Y es que ya lo decía Honoré de Balzac: "Jamás en la vida encontraréis ternura mejor, más profunda, más desinteresada ni verdadera que la de vuestra madre".

Y razón no le faltaba, pero ahora, parafraseando a mi mayor referente, mi madre, también os dejo algo de ella que me dejo muy marcada para siempre:

"Una cosa debes aprender en esta vida, y es saber que el título de Madre no te lo otorgan ni 9 meses de embarazo ni un cordón umbilical. Porque para querer de verdad, puramente, primero, no hace falta ser mamá, pero para ganar dicho título, hay que luchar cada día, desinteresadamente, permitirse fallar, y seguir aprendiendo de esa carrera que nunca acabas de cursar".

Y tampoco le faltaba razón a Marisa Ruiz, porque ella al igual que yo, tuvo la suerte de tener una mamá de verdad, que le dejó enseñanzas y valores tan necesarios como estos.

Y es más, a ella de nunca le gustó, ni le gusta, celebrar tal día, porque es de las firmes defensoras de que el amor hacia las mamás debe demostrarse cada día, no con regalos, sino con besos, abrazos, comprensión y apoyo verdadero, porque ellas también necesitan ser escuchadas y atendidas.

En tiempos como los de hoy, la tolerancia y el respeto son temas muy necesarios que destacar

Es por ello muy necesario para mi recordar esos valores en estos tiempos tan convulsos en los que vivimos, en los que desgraciadamente, hay tolerancia cero con lo que cada uno quiera hacer y con las decisiones que tome en su vida.

Porque madres hay muchas, de diferentes razas, pensamientos, estilos de vida, y son muchas las formas en las que una puede convertirse en tal.

En este Día de la Madre, aprendamos a respetar y respetarnos como mujeres, pero mucho más, como personas. Hoy, más que nunca, alcemos la voz por todas aquellas que son, que serán, o que directamente no quieren ser, porque lo que una buena mamá nos enseña es a respetar, apoyar y aplaudir lo que cada uno quiera hacer con su vida.

Añadir nuevo comentario