Google dejará de desarrollar Inteligencia Artificial para las compañías petroleras y gasistas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Google dejará de desarrollar herramientas de Inteligencia Artificial para las grandes compañías petrolíferas y gasistas.

Lectura fácil

Google ha dicho que dejará

de construir herramientas de inteligencia artificial personalizadas

que ayuden a las compañías de petróleo y gas

a extraer combustibles fósiles en todo el mundo.

El anuncio se ha publicado en la revista tecnológica OneZero,

tras una entrevista de Will Grannis, director de Google Cloud.

Google Cloud recibió en 2019 unos 65 millones de dólares

de las compañías de petróleo y gas.

Greenpeace ha revelado que Google, Microsoft y Amazon

están utilizando sus servidores para ayudar a localizar

y recuperar depósitos de petróleo y gas bajo tierra.

Google ha expresado su deseo de dejar de construir herramientas de Inteligencia Artificial (IA) personalizadas que ayuden a las compañías de petróleo y gas a extraer combustibles fósiles en todo el mundo.

Google dejará de ayudar a las compañías petroleras y gasistas

El anuncio se ha publicado en la revista tecnológica OneZero, tras una entrevista de Will Grannis, managing director de Google Cloud. Google Cloud recibió en 2019 unos 65 millones de dólares de las compañías de petróleo y gas, y aunque pueda parecer una cifra muy alta, en realidad representa menos del 1% de los ingresos totales de Google Cloud.

Según explica la revista OneZero, dada la porción relativamente pequeña del mercado de petróleo y gas de Google Cloud, no fue muy significativo para la compañía comprometerse a no competir en este tipo de herramientas.

Greenpeace acusa a Google, Microsoft y Amazon

Asimismo, se espera que el sector de petróleo y gas invierta 1.300 millones en digitalización en la nube en 2020, según datos de HG Insights. "Google Cloud es solo un pequeño porcentaje de este gasto", ha reconocido Grannis en unas declaraciones a la revista.

El anuncio coincide en el tiempo con un informe que publicó Greenpeace en el que revelaba cómo Google, Microsoft y Amazon estaban utilizando sus servidores de IA y almacenamiento digital para ayudar a Shell, BP y ExxonMobil a localizar y recuperar depósitos de petróleo y gas bajo tierra.

Extracción de petróleo y gas

Así que Greenpeace aplaudió la decisión de Google. "Si bien Google todavía tiene contratos heredados con empresas de petróleo y gas que esperamos rescindan, damos la bienvenida a la decisión de Google de no crear soluciones personalizadas para la extracción de petróleo y gas aguas arriba", dijo Elizabeth Jardim, activista corporativa de Greenpeace USA.

"Esperamos que Microsoft y Amazon sigan rápidamente los pasos de poner fin a las asociaciones de inteligencia artificial con las empresas de petróleo y gas, ya que estos contratos contradicen sus objetivos climáticos establecidos y aceleran la crisis climática".

Google es neutral en carbono desde 2007

Google tiene fama de ser una de las grandes empresas tecnológicas más ecológicas del mundo. A diferencia de otros gigantes tecnológicos, ha sido neutral en carbono desde 2007 al utilizar estrategias como comprar energía renovable para que se equilibre con su uso de energía no renovable.

Igualmente, Amazon se ha comprometido a ser neutro en carbono para 2040, mientras que Microsoft se ha comprometido a ser carbono negativo para 2030.

Microsoft, Google y Amazon tienen conexiones con las compañías petroleras

"A pesar de los compromisos para abordar el cambio climático de las compañías que desarrollan las nubes más grandes del mundo, como son Microsoft, Google y Amazon, tienen conexiones con algunas de las compañías petroleras más sucias del mundo con el propósito explícito de sacar más petróleo y gas del suelo y venderlo en el mercado más rápido y más barato", dice el informe de Greenpeace titulado ‘Cómo las empresas tecnológicas están ayudando a las grandes ganancias petroleras de la destrucción del clima’.

Según el informe, Microsoft es el gigante tecnológico con más contratos de petróleo y gas, alegando que está "ofreciendo capacidades de inteligencia artificial en todas las fases de la producción de petróleo".

Problema urgente de carbono

Y eso pese a que el gigante tecnológico asegura que "estamos de acuerdo en que el mundo se enfrenta a un problema urgente de carbono y todos debemos hacer más y avanzar más rápido para alcanzar un futuro neto de carbono cero".

Pero, a su vez, reconoce que "la realidad es que la energía mundial proviene actualmente de combustibles fósiles y, a medida que mejoran los niveles de vida en todo el mundo, el mundo requerirá aún más energía. Eso hace que conseguir un futuro sin carbono sea una de las transiciones más complejas de la historia humana".

Mientras tanto, Amazon tiene contratos en gran parte en las fases intermedias y posteriores de la producción de petróleo, según el informe, y agrega que Amazon se enfoca en tuberías, envíos y almacenamiento para compañías de petróleo y gas.

Amazon tiene la nube más grande

"La nube de Amazon Web Services (AWS) es la más grande del mundo, el hogar virtual de millones de sitios web, y ahora está siendo utilizada por las empresas de petróleo y gas para llevar el petróleo al mercado de manera más eficiente", dijo Greenpeace.

La organización defiende que "el CEO de Amazon, Jeff Bezos, aumentó recientemente la ambición en la lucha contra el cambio climático, al anunciar su compromiso con 10.000 millones para la Fundación Tierra. Desafortunadamente, estos esfuerzos ignoran el apoyo continuo de Amazon al sector de combustibles fósiles con tecnologías de IA". Amazon se ha defendido aludiendo que cree que la industria energética debería tener acceso a las mismas tecnologías que otras industrias.

Añadir nuevo comentario