La inmunidad de grupo podría estar cerca para ciudades de Italia, Madrid y Nueva York

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
La inmunidad grupal o inmunidad del rebaño

Lectura fácil

La inmunidad grupal también se conoce como inmunidad del rebaño.

Según un investigador, un estudio reciente indica que algunos países en determinadas zonas podrían

estar cerca de lograr la inmunidad grupal.

Esto pasaría porque estos lugares concretos fueron muy golpeados por la pandemia.

Pero esto no quiere decir que no puedan pasar otra ola de coronavirus, lo único que estaría más autocontrolada.

La inmunidad grupal ocurre cuando un número suficiente de personas tienen anticuerpos o linfocitos T,

ya sea por haberse contagiado o por el suministro de una vacuna.

La inmunidad grupal es clave para frenar la transmisión del COVID-19. Sucede cuando un número suficiente de personas han desarrollado anticuerpos o tengan linfocitos T, ya sea por haberse contagiado o por el suministro de una vacuna.

Así estarán protegidos frente a un eventual contagio, por lo que se reducirá de manera drástica la circulación del virus entre la población.

Hay expertos que indican a través de estudios que la inmunidad no se alcanzaría hasta el que el 60-70% de la población no esté protegida frente al coronavirus.

Ahora José Lourenço, investigador de la Universidad de Oxford, dice que algunas zonas del mundo como el norte de Italia, partes de Nueva York y algunos barrios de Madrid, están cerca de alcanzar esa inmunidad grupal, también conocida como inmunidad del rebaño.

La inmunidad grupal se consigue cuando las personas suficientes han desarrollado anticuerpos o linfocitos T

José Lourenço aclara que, por el momento, no hay estudios serológicos que confirmen esto, pero explica que ha llegado a la conclusión por la importancia que se otorga a la inmunidad cruzada.

Él junto a su equipo indican que "hay estudios de inmunología que sugieren la existencia de una inmunidad natural a SARS-CoV-2 en muchas personas, que se produce para los cuatro coronavirus que causan resfriados y comunes".

Por ello hace referencia a estudios, como el publicado en la revista científica Nature, que indica que el 35% de la población podría tener linfocitos T en su cuerpo al haber pasado resfriados y gripes meses atrás. Lo que supondría ser inmune al coronavirus, puesto que los linfocitos T actúan como una barrera contra el virus.

Lourenço se basa en otras investigaciones, como por ejemplo, la que han hecho en la Escuela Medicina Tropical de Liverpool, que indica que la inmunidad grupal se alcanzaría con solo alrededor del 30% de la población inmunizada y no con el 60-70% necesario se indicaba en un principio.

Es por esto, que considerando que hay un porcentaje alto de la población que podría tener inmunidad cruzada, y puesto que en algunas ciudades el virus ha sido más violento, el investigador llega a esta conclusión.

Algunas ciudades del norte de Italia, Nueva York y algunos barrios de Madrid pueden estar cerca de conseguir la inmunidad grupal, pues en los puntos más altos de la pandemia fueron los más golpeados por el coronavirus.

La inmunidad del rebaño proporcionaría una segunda ola del COVID-19 controlada

Pero José Lourenço asegura que esto no quiere decir que no pueda darse una segunda ola de contagios. Por lo que resaltan que en las regiones mencionadas esta sería autocontrolada gracias a la inmunidad grupal.

Esta investigación sobre la inmunidad grupal o inmunidad del rebaño ha sido enviada a una revista científica, pero antes de publicarse está siendo revisada. Si se confirma, daría lugar a un gran avance para controlar los contagios, aunque fuese en determinadas partes del mundo.

Añadir nuevo comentario