Médicos y científicos del Reino Unido reclaman a Boris Johnson medidas realistas para la segunda ola del coronavirus

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Médicos y científicos le piden a Johnson un plan de actuación para la segunda ola del coronavirus

Lectura fácil

La pandemia del coronavirus deja a muchas personas contagias y fallecidas en el Reino Unido.

A pesar de la mala situación, el primer Ministro del país, Boris Jonhson, está empeñado en

acabar con las restricciones para reactivar la economía.

Pero los médicos y científicos no ven clara esa posición, pues la pandemia en Reino Unido puede ir a peor.

La comunidad científica pide al primer Ministro del Reino Unido que haga una buena gestión del desconfinamiento

Los médicos y científicos piden que se tomen las medidas correctas para enfrentar la segunda ola del coronavirus.

Además piden a todas las formaciones políticas que se centren en buscar soluciones y dejen de echarse culpas.

La población británica esta muy descontenta con Boris Jonhson.

 

Los médicos y científicos del Reino Unido, una vez que se ha levantado el confinamiento para salir de la "larga hibernación nacional" y acelerar la vuelta a la normalidad, piden a su Primer Ministro que planifique correctamente los pasos a seguir.

Desde la revista Bristish Medical Journal dicen que "la tarea actual no consiste únicamente en afrontar con urgencia el amplio impacto que ha tenido esta primera fase de la pandemia, sino en asegurar que el país se halla adecuadamente preparado para contener una segunda fase” .

La carta publicada en esta revista y escrita por los principales responsables de los diferentes colegios médicos del Reino Unido, va dirigida a todos los líderes políticos del país, pero la responsabilidad la exigen principalmente a quien hoy reside en Downing Street.

Médicos y científicos piden que Boris Johnson tome las medidas necesarias para afrontar la segunda ola del coronavirus

Por una parte, que el Gobierno haya decidido "inyectar" más velocidad a la desescalada ha generado dudas y críticas de muchos científicos.

Más de la mitad de los británicos, según YouGov, reclaman que la futura comisión independiente que deberá analizar lo que pasó en los últimos meses, para que el Gobierno se centre más en corregir los errores que no en echarse culpas.

"Sugerimos que sea una comisión de todas las formaciones políticas, con un enfoque constructivo, no partidista y que abarque a los cuatro territorios autónomos, Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte" dice el escrito de médicos y científicos.

"Queremos que ofrezca recomendaciones de actuación prácticas, basadas en todo lo que hemos aprendido, sin que se convierta en una distracción para todos aquellos que permanecen en primera línea en la acción gubernamental (...) De este modo la opinión pública entenderá cómo y por quién se llevarán a cabo estas medidas. Creemos que es esencial para que el Reino Unido lleve la delantera", reclama el texto.

A pesar de las cifras de infectados y fallecimientos continúan siendo muy malas, el Gobierno británico sigue en su afán por reactivar la economía.

A eso, los médicos y científicos suman la habitual falta de concreción de las medidas adoptadas vuelve a poner nerviosa a la comunidad científica.

Tanto Boris Johnson como algunos miembros de su equipo de Gobierno ni lanzan mensajes de ejemplo, ni realizan las gestiones correctas para frenar la pandemia

Médicos y científicos exponen que los cambios que se hagan con respecto a la situación, tienen que ser controlados de manera cuidadosa por el sistema de detección y rastreo.

"Pues el Servicio Nacional de Salud debe funcionar correctamente" para proteger a la población advertía el epidemiólogo John Edmunds, que forma parte del comité que asesora al Gobierno.

El Gobierno y sus asesores emiten mensajes algo contradictorios y muy conflictivos, tales como el escrito en Twitter por el ministro de Economía, Rishi Sunak: “No puedo esperar para volver a los pubs...y eso que ni siquiera bebo”.

Pero Johnson aseguró que no le temblará el pulso si se ve obligado a dar marcha atrás en algunas de las medidas liberalizadoras con respecto al desconfinamiento en Reino Unido.

Pero lo cierto es que médicos y científicos han mostrado su descontento, y además la popularidad de Jonhson ha descendido drásticamente, por lo que se pone en duda que la población británica vuelva a darle una tercera oportunidad.

Añadir nuevo comentario