El Museo Tiflológico de la ONCE lleva su historia a los colegios

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Una mujer ciega toca una de las figuras del Museo Tiflológico de la ONCE

Lectura fácil

El Museo Tiflológico de la ONCE ha iniciado una nueva actividad para enseñar,
directamente en los colegios,
el trabajo que desarrolla habitualmente en su sede con la colección de maquetas de monumentos
que pueden ser tocadas por personas ciegas, facilitando así su conocimiento con más precisión.

El hecho de no poder recibir visitas de grandes grupos de escolares,
como ocurría hasta ahora, debido a la pandemia,
ha llevado al Tiflológico a poner en marcha esta actividad.

Escolares de quinto y sexto de Primaria disfrutan de una actividad,
de unos 45 minutos de duración,
en la que reciben una charla sobre discapacidad visual y la importancia de los sentidos del tacto y del oído. Además, se les hace una pequeña introducción al sistema de lectoescritura braille.

Una vez que se ponen en el lugar y en las manos de una persona ciega
y ven cómo se pueden tocar las colecciones que pueden visitarse en el Museo Tiflológico de la ONCE,
alumnos y alumnas participan planteando sus dudas sobre los temas tratados.

El primer museo cien por cien accesible comienza una nueva etapa al salir a los colegios y compartir la experiencia de disfrutar de la cultura y nuestra historia a través de los sentidos.

Y es que el Museo Tiflológico de la ONCE ha iniciado una nueva actividad para mostrar, directamente en los centros de enseñanza el trabajo que desarrolla habitualmente en su sede con la colección de maquetas de monumentos que pueden ser tocadas por personas ciegas, facilitando así su conocimiento con más precisión.

El museo de la ONCE visita los colegios

Con la actual pandemia este pionero centro cultural no puede recibir las visitas de los colegios, ha llevado al Tiflológico a poner en marcha esta actividad, que desarrolla Mireia Rodríguez, guía del museo.

De este modo, los pequeños de 5º y 6º de Primaria disfrutan de una actividad, de unos 45 minutos de duración, en la que reciben una charla sobre discapacidad visual y la importancia de los sentidos del tacto y del oído. Durante la sesión, se les hace una pequeña introducción al sistema de lectoescritura Braille.

Empatizar desde la cultura

Cuando los menores aprenden a comunicarse desde el tacto, se ponen en el lugar y en las manos de una persona ciega y ven cómo se pueden tocar las colecciones que pueden visitarse en el Tiflológico de la ONCE, y de este modo los pequeños estudiantes participan planteando sus dudas sobre los temas tratados.

La parte práctica, con la que más disfrutan, consiste en un juego, en el que cada alumno tiene que modelar a ciegas, con plastilina, uno de los monumentos propuestos y mostrados. Los favoritos suelen ser la Torre Eiffel, el Partenón y el Coliseo.

Jugar y aprender

Con esta actividad se pone en práctica conceptos tratados durante la charla, aunque de una forma más dinámica,  además de mostrar la potencialidad del sentido del tacto.

Los alumnos y alumnas se interesan mucho por conocer cómo es un museo para personas con discapacidad visual, aunque el Tiflológico no es sólo para personas ciegas; y también muestran interés por el sistema Braille.

Participa en el programa ‘Un libro abierto’

Estas actividades se llevan a cabo durante el vigente curso escolar. Puedes participar a través del programa ‘Un libro abierto’, del Ayuntamiento de Madrid.

El museo que se puede tocar

El Museo Tiflológico, ubicado en Madrid, es un espacio accesible a todos los públicos, donde se emplean, como canales de entrada de la información, el tacto y el oído, junto al tradicional de la vista. En sus salas se muestran cuatro colecciones: la de maquetas de monumentos arquitectónicos, la de obras de artistas con discapacidad visual grave, la de material tiflológico y la de libros en braille y otros sistemas de escritura anteriores a la creación de la ONCE.

En este espacio cultural puedes encontrar el patrimonio cultural de la ONCE y, donde se desarrollan los programas de exposiciones temporales de obras de artistas ciegos y de extensión museística a través de la exposición itinerante de sus fondos. El objetivo es promocionar y satisfacer las necesidades culturales de las personas con discapacidad visual grave, además de servir de apoyo a los esfuerzos de inclusión social y normalización perseguidos por la ONCE.

2020-11-22

Añadir nuevo comentario