Los ganaderos y agricultores en peligro durante la crisis sanitaria

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Una de las granjas proveedoras de Calidad Pascual, en las que se cumplen todas las normas de bienestar animal.

Lectura fácil

Pascual da seguridad y continúa en activo con el trabajo de sus ganaderos y agricultores.

Los ganaderos y  agricultores no se pueden quedar en casa.

Son necesarios para que continúe la cadena de suministro.

Desde Pascual piensan que ganaderos y agricultores son un primer eslabón y su protección es fundamental

Los ganaderos están tomando las medidas de seguridad y mantienen mucho cuidado

Este sector también sienten muchas dudas por la situaciñon.

Estos ganaderos ayudan a dar el primer paso para que los productos lácteos lleguen a nuestras casas. 

Desde Pascual trabajan junto a ganaderos y agricultores.

Así les ayudan a cumplir con todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Desde Pascual ofrecen un apoyo permanente, tanto a proveedores como al sector primario

La compañía está siempre en contacto con sus proveedores vía telefónica para asesorarles y ayudarles en todo lo que necesiten.

Pascual siempre ha estado vinculada al sector productor.

Llevan muchos años trabajando para conseguir mejorar su competitividad y calidad.

Esto se consigue con colaboración de ambas partes.

Pascual cuenta con la producción de 400 ganaderías.

Casi todas las ganaderías llevan con la compañía desde hace 15 años o más.

El total del gasto en compras de leche se destina a proveedores locales.

Además, las bebidas vegetales se hacen con ingredientes procedentes de campos de cultivo españoles.

Desde Pascual:

  • Garantizan la recogida de la leche a sus ganaderos
  • Aseguran la compra loca en España
  • Garantizan el abastecimiento

Desde Pascual trabajan para otorgar seguridad y pleno rendimiento

Desde Pascual continuarán trabajando para garantizar el continuo suministro de alimentos de primera necesidad.

La compañía también asegura la seguridad de todos sus trabajadores y colaboradores.

El campo no se libra de la crisis del coronavirus. Muchos sectores ganaderos y hortofrutícolas están en peligro. Productos como las carnes de ovino y caprino y derivados de la leche, y frutas y hortalizas como chirimoyas, níspolas y espárrago se arruinan por falta de pedidos y hundimiento de precios.

Productores de ovino-caprino, cárnicos y de leche se llevan la peor parte debido al cierre de su principal canal nacional de ventas de hostelería, restauración y cafeterías. También de los mercados ambulantes para la producción de quesos y yogures y la caída en picado de la actividad en mataderos, ante lo que debería potenciarse, como medida de contención, la salida de productos como el cabrito y el cordero en el canal de distribución.

La producción primaria es clave en estos momentos y es necesario que se garantice la continuidad de la actividad de las explotaciones agrícolas y ganaderas con soluciones a corto, medio y largo plazo que protejan a estos sectores seriamente perjudicados ya que el campo no se libra de la crisis.

Por su parte, Calidad Pascual contribuye con la seguridad y la continuidad del trabajo de sus ganaderos y agricultores. Ellos continúan trabajando con normalidad.

"Ellos no se pueden quedar en casa y saben que son necesarios para que continúe la cadena de suministro" comentaba Roberto Zapata, director de Operaciones de la compañía.

Óscar Hontoria, ganadero de la Granja de Fuentespina, en Burgos, comentaba que ellos son importantes en la cadena alimentaria, por lo que son conscientes de que producen uno de los alimentos más completos que hay en el mundo, la leche.

Ganaderos y agricultores son "el primer eslabón y su protección es fundamental"

A día de hoy ganaderos como Óscar Hontoria sienten el reconocimiento de la población, pero recuerdan que "estamos al pie del cañón los 365 días del año", pues sus vaquitas no entienden ni de coronavirus ni de vacaciones.

Los ganaderos están tomando las medidas de seguridad, pero mantienen mucho cuidado, aunque admite que también sienten una gran incertidumbre. Estos ganaderos ayudan a dar el primer paso para que los productos lácteos lleguen a nuestras casas. 

Desde Pascual trabajan con protocolos de actuación junto a ganaderos y agricultores para ayudarles a cumplir con todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

De esta forma, les aconsejan y solventan dudas, para poder mantener las medidas de higiene, prevención y distancia de seguridad.

Pascual les ha recomendado cuidar la entrada de visitas a la explotación, limitándolas al mínimo imprescindible, siempre con las medidas de protección individual.

Por ellos, en las granjas solamente recomiendan asistir el flujo de ganado, la entrada de pienso o la cisterna de recogida, servicios fundamentales para el buen funcionamiento.

Apoyo permanente, tanto a proveedores como al sector primario

Pascual gracias a sus relaciones de largo plazo, a sus sistemas de gestión implantados y estandarizados, están 100% seguros de que los ganaderos y agricultores saben muy bien qué hacer.

"Estamos en permanente contacto con nuestros proveedores vía telefónica para asesorarles y ayudarles en todo lo que necesiten. Hemos postpuesto el trabajo de verificaciones y auditorias para más adelante, y solo vamos a las granjas para casos muy puntuales" explicaba el directos de operaciones de la compañía.

Sus sistemas de gestión en calidad, seguridad alimentaria, eficiencia, genética, etc, permiten que permanezcan al lado del sector de la ganadería.

Pascual siempre ha estado vinculada al sector productor. Son décadas las que llevan trabajando para conseguir mejorar su competitividad y calidad, a través de modelos de colaboración innovadores y de largo plazo.

Con respecto a las 400 ganaderías, el 80% colabora con Pascual desde hace 15 años o más, y el 100% del gasto en compras de leche se destina a proveedores locales.

Un ternero en una granja de los ganaderos de Pascual
Un ternero en una granja de los ganaderos de Pascual

Asimismo, elaboran bebidas vegetales con ingredientes procedentes de campos de cultivo españoles, reforzando aún más el compromiso que tienen con la agricultura local.

Desde Pascual, garantizan la recogida de la leche a sus ganaderos, aseguran la compra loca en España, y con la estrategia de contratadión a un año, garantizan la seguridad de abastecimiento, sin salir a comprar a mercados.

"Esto no es algo nuevo, forma parte de nuestro ADN, de nuestro compromiso como negocio responsable desde el origen de la compañía" comenta Roberto Zapata

Trabajando para otorgar seguridad y pleno rendimiento de este sector de primera necesidad

"En Pascual estamos comprometidos con el sector ganadero desde hace más de 50 años, colaboramos con ellos para lograr su sostenibilidad y la generación de valor en toda la cadena" destaca Zapata. 

La compañía sigue apostando por los ganaderos locales, ya que estos tiene un compromiso de calidad. Pascual necesita ganaderos que crean que forman parte de una cadena de valor, y con un papel que cuenta con una gran responsabilidad social.

Y es que el sector agroalimentario refuerza su papel en la sociedad ante una situación excepcional, y es que las actividades que se realizan en él, son imprescindibles.

Desde Pascual continuarán trabajando para garantizar el continuo suministro de alimentos de primera necesidad, asegurando la seguridad de todos sus trabajadores y colaboradores.

Añadir nuevo comentario