El Gobierno mira al mes de diciembre para empezar a vacunar del COVID-19

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Los voluntarios para inyectar la vacuna comenzarán el 14 de septiembre

Lectura fácil

Ciento noventa personas participarán en un primer ensayo de la vacuna contra el COVID-19.

  • Setenta y cinco personas pasarán por los hospitales de La Princesa y La Paz seleccionarán 75 voluntarios.
  • El Hospital Universitario Marqués de Valdecilla seleccionará otros 40 desconocidos.
  • La primera dosis se dará entre el 14 y el 22 de septiembre.
  • Los voluntarios tendrán entre doce y catorce visitas de seguimiento

El Gobierno espera poder comenzar las vacunaciones de COVID-19 en el mes de diciembre. Hasta esa fecha, los proyectos de vacuna se están estudiando tanto en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander y los hospitales madrileños de La Paz y La Princesa.

En concreto, la vacuna en pruebas es la inyección experimental diseñada por Johnson & Johnson, que justo ahora empieza la fase dos de sus ensayos clínicos en España, Alemania y Bélgica.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha declarado que: “Si tuviera que hacer un pronóstico hoy, con los datos de los que dispongo, diría que en diciembre podríamos empezar a vacunar a los colectivos que más lo necesitan”. Además, el ministro ha asegurado que el calendario de vacunación de la gripe comenzará la primera semana de octubre.

No estamos ante la situación de marzo

El titular de Sanidad ha explicado que la situación actual de la pandemia es distinta a la de marzo, y que ahora "hay que estabilizar la curva y bajar los contagios": “Estamos ante un incremento de casos que tenemos que controlar pero que hoy por hoy no amenaza el sistema sanitario", una subida que atribuye a factores como la movilidad desde el fin del estado de alarma y la mejora del sistema de detección precoz de casos.

También ha dicho que la casuística de los casos detectados en la actualidad es distinta a la que había al principio de la pandemia: "Si valoramos los datos en su conjunto vemos que más de la mitad son asintomáticos, que la media de edad es mucho más baja (en torno a los 40 años), casos más leves”.

La primera dosis de la vacuna comenzará a darse a los voluntarios en dos semanas

Ciento noventa voluntarios sanos participarán en el primer ensayo de la vacuna del COVID-19. Este ensayo ha sido autorizado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) de la vacuna Ad26Cov2S contra la COVID-19, que está desarrollando la empresa Janssen de Johnson & Jonhson, recibirán una primera dosis entre el 14 y el 22 de septiembre.

Los voluntarios de la vacuna del COVID-19 se distribuirá en dos semanas / El Economista
Los voluntarios de la vacuna del COVID-19 se distribuirá en dos semanas / El Economista

¿Cómo se distribuirán los voluntarios para probar la vacuna?

Los hospitales de La Princesa y La Paz seleccionarán 75 voluntarios y el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla seleccionará otros 40 desconocidos.  Los voluntarios deberán ser personas sanas de entre 18 y 55 y mayores de 65 años, aunque el coordinador de la investigación en La Paz precisó que lo "habitual" en este tipo de ensayos clínicos en fases tempranas es que participen voluntarios "jóvenes y sanos" de entre 18 y 55 años porque su objetivo “no es evaluar el fármaco en condiciones habituales de uso sino seleccionar la dosis más adecuada desde el punto de vista de la seguridad y la eficacia”.

¿Cómo será el seguimiento semanal?

Los voluntarios tienen visitas de seguimiento semanales durante el primer mes y durante el segundo mes se les vuelve a vacunar y son evaluados también semanalmente. En conjunto, tienen entre 12 y 14 visitas de seguimiento en el año y entre dos y cuatro meses que durará este ensayo clínico aleatorizado y doble ciego en función de la pauta de tratamiento que reciban, ya que pueden recibir una dosis de vacuna, dos o solo placebo.

El riesgo es “inocuo” en estos tratamientos

El coordinador del ensayo en el Hospital de La Paz hizo hincapié en que todos los ensayos se llevan a cabo bajo los "mayores estándares de calidad" y que su Unidad de Ensayos Clínicos está "habituada a hacer este tipo de estudios" si bien reconoció que, en este caso, los investigadores tienen la "presión de hacerlo igual de bien que siempre, pero, además con unos plazos muy cortos".

No es lo habitual que tengamos que reclutar todos los pacientes en semana y media y comenzar el tratamiento a la semana siguiente”. "Esa es la presión que tenemos, los plazos que tenemos que cumplir sí o sí para tener la vacuna cuanto antes", sentenció. El especialista se mostró convencido de que habrá "más de una vacuna que funcione", algo que juzgó "necesario", al entender que "no puede recaer en un solo laboratorio todo el peso de producir tal cantidad de vacunas para inmunizar a la población mundial".

Añadir nuevo comentario