Xavi Hernández ha sido multado por saltarse el confinamiento en Qatar

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Xavi Hernández, multado por saltarse el confinamiento en Qatar

Lectura fácil

Xavi Hernández ha sido uno de los últimos deportistas en saltarse el confinamiento.

El entrenador del Al Sadd se lo saltó la semana pasada tras haberse recuperado de COVID-19.

Xavi Hernández ha pagado una multa de dos mil trescientos euros a la Federación Qatarí.

Otros deportistas que se han saltado el confinamiento son Floyd Meaweather, Rohan Dennis o Chris

Boucher.

Xavi Hernández, ex jugador del Barça y de la Selección española, ahora se encuentra en Qatar. Allí afrontó sus últimos minutos como futbolista y ahora comienza su carrera como entrenador en el último equipo que le acogió, el Al Sadd. Sin embargo, hace unas semanas, el entrenador del equipo qatarí dio positivo por COVID-19 y hace una semana se saltó el confinamiento decretado. Hernández se saltó una de las restricciones: “no cumplir los protocolos del Ministerio de Sanidad Pública, incluyendo el incumplimiento de un compromiso de cuarentena domiciliaria”.

¿Cuánto le ha costado a Xavi Hernández saltarse el confinamiento?

El técnico del Al Sadd, Xavi Hernández, ha sido multado con 2700 dólares, que, al cambio serían 2.300 euros. Su incumplimiento ha llamado la atención después de que hace apenas unos días anunciase su positivo por coronavirus, siendo el pasado día 29 cuando reconoció que ya estaba completamente recuperado de su positivo. El técnico pudo así regresar con su familia y hacer lo propio en los entrenamientos, aunque parece que en estas últimas horas se le ha olvidado el mal trago que tuvo que pasar permaneciendo confinado.

¿Qué otros deportistas se han saltado el confinamiento de sus países?

El entorno del deporte ha sufrido durante los últimos meses infinidad de positivos por COVID-19. Sin embargo, Xavi Hernández no ha sido el único en saltarse el confinamiento que han decretado las autoridades. Desde la Premier League fue sonado el caso de Jack Grealish, el jugador del Aston Villa inglés que llegó a su casa en su vehículo y fue sorprendido por la policía al llegar a casa.

El boxeador Floyd Meaweather / El Mundo
El boxeador Floyd Meaweather / El Mundo

Dentro de la misma competición, el entrenador del Tottenham y ex del Real Madrid, José Mourinho, se saltó el confinamiento junto a otros cuatro jugadores de su plantilla para entrenar en un parque. De Inglaterra hasta España, pues cuatro jugadores del Sevilla, equipo que ha conseguido llegar a semifinales de la Europa League, organizaron una barbacoa con sus mujeres. Los jugadores se llevaron una multa del club dado que tuvieron que frenar los entrenamientos en grupo en la “desescalada”.

El boxeador Floyd Meaweather, el ciclista australiano Rohan Dennis y hasta el pivot de los actuales campeones de la NBA, Chris Boucher, han sido más personalidades que se han saltado el confinamiento en sus países.

Los deportistas han tenido que ingeniárselas en casa para entrenar

Queda aproximadamente un año para que los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio se celebren ya que están pospuestos por el COVID-19. Algunos deportistas con la etiqueta #Yoentrenoencasa han amenizado el confinamiento de la gente. Es el caso del Leganés, que cada día ha convocado a sus fans a que sigan al preparador físico del equipo, Pol Lorente, para que se entrene con ellos. Ejercicios básicos de fuerza, estiramientos, trabajo anaeróbico... Todo para que estar en casa no se convierta en sinónimo de sedentarismo.

Incluso los nadadores pueden trabajar en casa. No es igual que hacerlo en una piscina, lógicamente, pero deportistas como Mireia Belmonte no pueden permitirse el lujo de quedarse parados a unos meses de unos Juegos Olímpicos , por lo que su inspiración debería servir para que sus seguidores también se entrenen. Lo primordial, como contaba desde su sala de pesas Lydia Valentín, es que todos nos quedemos en casa. El objetivo es que la propagación del COVID-19 no se extienda, y pasar las horas haciendo ejercicio no es, ni mucho menos, un mal plan.

Añadir nuevo comentario