La agricultura y la importancia del correcto aprovechamiento del agua

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Un cultivo de cebollas

Lectura fácil

La agricultura es uno de los principales motores económicos

La agricultura supone un alto consumo del agua dulce de la que disponemos.

Los expertos aseguran que está avanzando hacia nuevos modelos de sostenibilidad, basados en el uso eficiente del agua de riego.

Hay que prestar especial atención a la agricultura, para poder llevarla por la senda sostenible

Los especialista hídricos comentan que ya existen métodos y modelos que consiguen aprovechar un litro de agua.

Estos métodos consiguen una producción de alimentos cuatro veces mayor que la de hasta ahora.

José Luis Gallego, de SOS Sequía, dice que esas prácticas sostenibles ya se están poniendo en práctica en el Guadiana con la producción del tomate.

Además en la comarca de Cartagena usan el agua reutilizada procedente de depuradora.

En Murcia y Extremadura están regando y obteniendo tres veces más alimentos usando la mitad de agua.

Por otro lado, la Universidad de Berkeley visita las regiones españolas para enseñar a los agricultores como exprimir al máximo cada gota de riego.

Los expertos apuntan que se se cuenta con la tecnología y la educación ambiental para poder revertir la situación del agua.

En futuro seremos muchos más, lo que implica aumentar la producción de alimentos.

Desde la FAO advierten que si en agricultura y ganadería no se aplican esas medidas sostenibles,

los suelos agrícolas quedarán sometidos a mucha presión y supondrá una reducción de la productividad.

Reutilización y eficiencia: claves para conseguir una agricultura sostenible

Los expertos insisten en que la solución no es reconvertir terrenos naturales en campos de cultivo

Hacer eso supondría un desastre en los ecosistemas

La agricultura debe reutilizar y ser eficiente.

José Carlos Caballero, responsable de Agua en la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) apunta que el calentamiento global provoca periodos de seguía alternos con periodos lluvias torrenciales.

Esas intensificaciones variables no son nada buenos para los campos de cultivo.

Por lo que considera que no es del todo exacto hablar de sequía.

En los últimos dos años se ha visto como existía la preocupación por la falta de lluvia, y la repentina crecida de los ríos,

que se llevaba cabezas de ganado o anegaba grandes extensiones de cultivo.

La tecnología: fiel compañera de los cultivos sostenibles

En los años sesenta la dotación media de riego para una hectárea en España era de unos 9.000 metros cúbicos

Hoy ya emplean la mitad de esa dotación media.

Según José Carlos Caballero, todos esos avances sostenibles vienen dados gracias a la tecnología.

Los expertos apuntan que el agua no es un recurso ilimitado, pero que tampoco es escaso, dado su carácter renovable.

Por eso deben planificar inversiones en infraestructuras para administrar bien el uso de agua.

Si los poderes públicos realizan mejoras en las infraestructuras hídricas e invierten lo necesario para lograrlo, esto irá hilado con el objetivo de una agricultura sostenible.

La agricultura y los cultivos son uno de los principales motores económicos, lo que supone más del 70% del consumo del agua dulce de la que disponemos.

Este sector merece más atención para poder garantizar los recursos hídricos disponibles, y más cuando se trata de afrontar retos como el cambio climático o el aumento poblacional.

Los expertos aseguran que se está avanzando hacia nuevos modelos de sostenibilidad, basados en el uso eficiente del agua de riego.

Hay que prestar especial atención a la agricultura, para poder llevarla por la senda sostenible

Los especialistas hídricos comentan que ya existen métodos y modelos, como algunos que se importan desde California, que consiguen aprovechar un litro de agua una producción de alimentos cuatro veces mayor que la de hasta ahora.

José Luis Gallego, de SOS Sequía dice que esas prácticas sostenibles ya se están poniendo en práctica en el Guadiana con la producción del tomate.

Además en la comarca de Cartagena se usa el agua reutilizada procedente de depuradora. En Murcia y Extremadura están regando y obteniendo tres veces más alimentos usando la mitad de agua.

Por otro lado, la Universidad de Berkeley viene a esas regiones españolas para enseñar a los agricultores como exprimir al máximo cada gota de riego.

Los expertos apuntan que se se cuenta con la tecnología y la educación ambiental para poder revertir la situación del agua. Además, porque el futuro del agua de riego está ahí, y es que en el 2050 seremos muchos más, lo que implicará incrementar la producción de alimentos.

Desde la FAO advierten que si en agricultura y ganadería no se aplican esas medidas sostenibles, los suelos agrícolas quedarán sometidos a mucha presión y supondrá una reducción de la productividad.

Reutilización y eficiencia, son las claves para conseguir una agricultura sostenible

Los expertos insisten en que la solución no es reconvertir terrenos naturales en campos de cultivo, eso supondría un desastre en los ecosistemas. Se debe reutilizar y ser eficientes.

José Carlos Caballero, responsable de Agua en la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) apunta que el calentamiento global provoca periodos de seguía alternos con periodos lluvias torrenciales.

Esas intensificaciones, y más de las tormentas en verano o los granizos, no son nada buenos para los campos de cultivo. Por lo que consideran que no es del todo exacto hablar de sequía, pues en los últimos dos años se ha visto como existía la preocupación por la falta de lluvia, y la repentina crecida de los ríos, que se llevaba cabezas de ganado o anegaba grandes extensiones de cultivo.

Los expertos insisten en que se deben tomar medidas. Pues el sector de la agricultura ya lo viene haciendo desde hace tiempo. Desde el 2000 se estableció un Plan de Regadíos.

A día de hoy, Caballero opina que en menos de 15 años, han conseguido que el sistema de riego por goteo se emplee en más del 50% de la superficie agrícola del país.

"Antes era el sistema de riego por gravedad o por inundación, el agua que discurre por las parcelas, que se nivela mediante surcos o mediante eras, y supone mucho más derroche. En el cultivo del arroz, es el único en el que hoy se sigue justificando, porque es absolutamente necesario, pero, en otros productos no" comenta Caballero.

La tecnología: Fiel compañera de los cultivos sostenibles

Los avances en la agricultura estima, según cifras de ASAJA, que en los años sesenta la dotación media de riego para una hectárea en España era de unos 9.000 metros cúbicos, y hoy ya se encuentran en la mitad.

Según José Carlos Caballero, todos esos avances sostenibles vienen dados gracias a la tecnología.

"Hoy, una hectárea de riego produce seis veces más que una hectárea de secano. Esto arropa la necesidad de fomentar en la mayor medida posible el riego sostenible y eficiente, así como de invertir en avances en este sentido" exponía Caballero.

Los expertos apuntan que el agua no es un recurso ilimitado, pero que tampoco es escaso, dado su carácter renovable. Pero se deben planificar inversiones en infraestructuras para administrarlo bien.

Si los poderes públicos realizan mejoras en las infraestructuras hídricas e invierten lo necesario para lograrlo, esto irá hilado con el objetivo de una agricultura sostenible.

La agricultura es el primer sector, gracias a este primer paso podemos contar con los alimentos necesarios en casa, contribuyamos entre todos a lograr la sostenibilidad y la eficiencia.

Añadir nuevo comentario