La cláusula covid irrumpe en los nuevos contratos de alquiler

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
La cláusula covid irrumpe en los nuevos contratos de alquiler

Lectura fácil

Desde que llegó la pandemia de coronavirus en España

algunos contratos de alquiler incluyen una cláusula

que se conoce popularmente como 'cláusula covid'

que contempla algunas cuestiones

por si se produjera otro estado de alarma o confinamiento.

En este contexto de crisis sanitaria,

se ha originado un gran conflicto en relación a la vivienda.

Se ha dado entre entre los estudiantes,

que ya no estaban viviendo en el piso alquilado,

pero, sin embargo, la mayoría tenía sus cosas dentro del mismo,

y los propietarios que, dada la situación,

no podían alquilar su vivienda a otros inquilinos.

Desde que llegó la Covid-19, el sector inmobiliario se ha visto obligado

a diseñar una nueva cláusula en los contratos de alquiler

para poner fin a este conflicto: la cláusula covid. 

Se trata de un punto dentro del contrato 

que incluye la posibilidad de que si se diera un nuevo estado de alarma

el inquilino podría abandonar la vivienda 

y cancelar el contrato sin penalización.

Desde que irrumpió la pandemia de coronavirus en España algunos contratos de alquiler incluyen una cláusula que se conoce popularmente como 'cláusula covid' que contempla algunas cuestiones por si se produjera otro estado de alarma o confinamiento.

Los contratos de alquiler condicionados por la cláusula covid

Para muchos el mes de septiembre es cuando realmente comienza el año, es el mes donde se produce la vuelta al cole y cuando muchos trabajadores vuelven a sus puestos de trabajo después del periodo vacacional. El regreso a la rutina, en muchas ocasiones, está acompañado de un cambio residencial.

Los trabajadores más jóvenes y los estudiantes universitarios tienen que alquilar residencias pero, dadas las circunstancias sanitarias, se enfrentan a un periodo de incertidumbres propias de la situación que estamos viviendo.

Los alquileres se preparan por si vuelve el estado de alarma

Ante las dificultades de este colectivo para comprar un piso o casa, la gran parte opta por vivir de alquiler, lo que provoca subidas desorbitadas en los precios de las viviendas, sobre todo de las grandes ciudades. Aunque este año todo es diferente por el coronavirus.

En este contexto de crisis sanitaria, se ha originado un gran conflicto en relación a la vivienda. Se ha dado entre entre los estudiantes, que ya no estaban viviendo en el piso alquilado, pero, sin embargo, la mayoría tenía sus enseres dentro del mismo, y los propietarios que, dada la situación, no podían alquilar su vivienda a otros inquilinos.

Los inquilinos podrán abandonar la vivienda sin penalización

Desde que llegó la Covid-19, el sector inmobiliario se ha visto obligado a diseñar una nueva cláusula en los contratos de alquiler para poner fin a este conflicto: la cláusula covid

Se trata de un punto dentro del contrato que incluye la posibilidad de que si se diera un nuevo estado de alarma el inquilino podría abandonar la vivienda y cancelar el contrato sin penalización.

El propietario tendría la vivienda disponible para alquilarla a otra persona

De este modo, el inquilino puede volver a su residencia habitual sin tener que hacer frente a este gasto y el propietario tiene la vivienda disponible para alquilarla a otra persona, aunque claramente no le será sencillo.

Algunos abogados recomiendan aplicar la cláusula covid y apuntan a que está dentro de la legalidad incluir una cláusula de este estilo. Legálitas recoge en su página web que es recomendable para ambas partes a ponerla dentro del contrato de alquiler.

Es recomendable recomendable para ambas partes

"Un anexo de este tipo puede ser recomendable para ambas partes, tanto caseros como inquilinos, para tener claro cómo se actuaría en esta situación hipotética y esclarecer el mayor número de dudas al respecto", ha señalado Legálitas.

Es muy conveniente que el contrato de alquiler sea lo más detallado posible y aborde todos los supuestos, sobre todo en estos momentos que estamos viviendo. Y aunque la inclusión de la cláusula recae, normalmente, en el propietario en este periodo marcado por la incertidumbre, no debieran negarse, ya que es interesante para todas las partes. Se trata, por tanto, de una vía para facilitar el problema tanto a arrendadores como a arrendatarios.

Añadir nuevo comentario