La compatibilidad de las comidas navideñas y la diabetes

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
El control de la diabetes cobra una especial importancia durante las fiestas navideñas.

Lectura fácil

Esta noticia no tiene texto fácil, se mostrará el texto normal

Los expertos recomiendan reducir los hidratos durante las comidas navideñas en pacientes con diabetes.

Evitar o reducir los hidratos de carbono en los entrantes y platos principales de las comidas navideñas, para así luego poder tomar los típicos dulces navideños en los postres, sería lo más recomendable para los pacientes de diabetes. Así lo ha expresado el Hospital Clínic de Barcelona.

Los extras navideños pueden dar lugar a una mayor hiperglucemia

No es extraño que los pacientes con diabetes sufran hipoglucemias, como resultado de la corrección de una hiperglucemia con una dosis de insulina excesiva. El consumo del alcohol también afecta, ya que el efecto de la insulina es mayor después de tomar bebidas alcohólicas.

Para minimizar estos riesgos, es indispensable adaptar la dosis de insulina al contenido de hidratos de carbono de cada una de las comidas navideñas.

No te fíes del etiquetado

Siempre tenemos que comprobar la etiqueta nutricional porque nos ofrecer una gran ayuda para conocer la composición de un alimento. Además de la cantidad de azúcar, es importante saber también los hidratos de carbono que tienen.

Los almidones también elevan la glucemia, en caso de que se utilice fructosa como edulcorante, esta eleva la glucemia de forma similar a cualquier otro azúcar.

También es importante fijarse en la composición del menú. Teniendo en cuenta que los clásicos dulces navideños suelen contener elevados niveles de azúcar e hidratos de carbono, una buena estrategia consiste en reducir la cantidad de estos alimentos en el resto del menú.

En los aperitivos o entrantes, es una buena idea optar por preparaciones de bajo contenido en hidratos de carbono, pero también en grasas, como pueden ser ensaladas, salmón ahumado o mariscos como gambas, langostinos o sepias.

En los platos principales lo idóneo es optar por alimentos al horno o a la plancha, evitando de esta forma salsas ricas en grasas, especialmente aquellas personas con sobrepeso.

También es recomendable evitar las grandes porciones

Las porciones deben acompañarse con ensaladas y verduras, que incrementan la saciedad aportando menos calorías.

Es recomendable evitar los postres típicos de estas fechas y sustituirlos por alternativas como frutas y lácteos.

El contenido de hidratos de carbono de una pieza de fruta equivale a unos 50 gramos de cualquier turrón o a dos o tres piezas de mazapán o uno o dos polvorones. Además de vigilar la dieta, también se debe intentar mantener la actividad física.

En este sentido, los sistemas de monitorización continua de la glucosa (MCG) como los sensores implantables pueden ser de gran ayuda. 

Añadir nuevo comentario