Calendario del huerto: qué plantar en mayo

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
02/05/2022 - 11:00
Semillas de un huerto

Lectura fácil

Todos sabemos que mayo es por excelencia el mes de las flores y esto puede que sea un aliciente que nos lleve a incorporar el cultivo de flores en nuestro huerto urbano.

Siempre hay un lugar donde podemos plantar margaritasrosalesclaveles, etc. plantas fáciles de cultivar para aquellos que empiezan y otras como liliumstatice,… para los más especializados.

Con temperaturas muy agradables y prácticamente sin riesgo de heladas, nuestro huerto urbano está un uno de los meses más importantes del año. Pero ojo, también lo hacen las plagas, sobre todo los pulgones, la mosca blanca, las orugas y conforme hace más calor la araña roja.

¿Qué podemos plantar en nuestro huerto durante el mes de mayo?

Son las últimas semanas para recolectar alcachofas, habas o puerros de otoño e invierno. Pero aún hay una producción importante de acelgas y guisantes.

Mayo es uno de esos meses clave para prestar atención al calendario del huerto, ya que se empiezan a quedar atrás las más bajas temperaturas y las heladas, por lo que cada vez hay más horas de sol y es el momento idóneo para plantar y cultivar algunos vegetales.

Así, se puede optar por los cultivos que se pueden plantar todo el año, como la lechuga, la zanahoria, el puerro o la espinaca, pero que durante los meses de primavera crecen mucho mejor con las suaves temperaturas.

De igual modo, hay otros que solamente pueden plantarse durante los meses de buenas temperaturas, ya que no soportan el frío y además requieren de máximo sol para crecer, como son los tomates, los pimientos o el calabacín.

Frutales en el huerto urbano en mayo

Muchos frutales se encuentran engordando sus frutos y algunos comenzando a madurar como los albaricoques. En el caso de ver una sobre producción, con ramas excesivamente abigarradas de frutos, es recomendable clarearlos si aún no lo hemos hecho. Esta técnica consiste en ir eliminando selectivamente los pequeños frutos a lo largo de sus ramas. Tendremos menos producción, pero será de mayor calidad.

En el caso de tener frutales en fase de engorde de frutos, podemos aumentar su calibre y calidad, aplicando sobre ellos (el frutal) un producto bioestimulante agrícola fabricado para tal fin.

Siempre nos acordamos de un frutal determinado que nos gustaría tener cuando vemos sus frutos en el supermercado. Si bien es una decisión que deberíamos haber tomado en invierno, gracias a que actualmente hay una gran oferta de frutales cultivados en contenedor, podemos plantarlos en nuestro huerto urbano con garantía de éxito.

Otra tarea que no podemos dejar de lado este mes es la de entutorar y sanear los cultivos que hayan comenzado a crecer

El uso de tutores no solo nos permitirá optimizar el espacio. Además, evita que las plantas se rompan y facilita la oxigenación de las mismas. Y, en caso de que nuestras plantas de tomate ya hayan comenzado a tirar, es el momento ideal para eliminar los chupones.

Añadir nuevo comentario