La metilprednisolona disminuye drásticamente la mortalidad por Covid-19

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Investigadores españoles descubren un fármaco que reduce drásticamente la mortalidad por Covid-19

Lectura fácil

Un grupo de expertos ha llegado a la conclusión

que la administración de dosis altas de un glucocorticoide

denominado metilprednisolona disminuye bastante la mortalidad

y la necesidad de intubación en pacientes con neumonía por Covid-19,

según un estudio.

El estudio se propuso analizar el efecto de la metilprednisolona

administrada a dosis altas como se hace en enfermedades pulmonares inflamatorias autoinmunes

 e identificar qué pacientes y en qué momento evolutivo de la enfermedad

se podían beneficiar de este tratamiento,

según han informado fuentes de la investigación médica en el Hospital de Cruces.

La investigación ha desvelado que la administración de este glococorticoide 

al inicio de la segunda semana de la enfermedad en pacientes graves de neumonía por Covid-19

con inflamación elevada y disminución de la saturación de oxígeno

es muy útil para evitar muertes e intubaciones y, por tanto, ingresos en UCI.

Un grupo de expertos ha descubierto que la administración de un glucocorticoide denominado metilprednisolona disminuye la mortalidad y la necesidad de intubación en pacientes con neumonía por Covid-19, según un estudio realizado por el Hospital Universitario de Cruces, Biocruces Bizkaia, la Universidad del País Vasco y el centro de investigación biomédica Ciberesp.

Un fármaco que reduce drásticamente la mortalidad por Covid-19

El estudio se propuso analizar el efecto de una tanda corta de 3 días (pulsos) de la metilprednisolona, administrada a dosis altas, de manera análoga a como se hace en enfermedades pulmonares inflamatorias autoinmunes, e identificar qué pacientes y en qué momento evolutivo de la enfermedad se podían beneficiar de este tratamiento, según han informado fuentes de la investigación médica en el Hospital de Cruces.

La investigación, publicada en la revista científica Plos One, ha desvelado que la administración de pulsos de este glococorticoide (hormona que participa en la regulación del metabolismo de carbohidratos) al inicio de la segunda semana de la enfermedad en pacientes graves de neumonía por Covid-19, con parámetros inflamatorios elevados y disminución de la saturación de oxígeno, es "de gran utilidad" para evitar muertes e intubaciones y, por tanto, ingresos en UCI.

El estudio se ha basado en 343 pacientes con neumonía por Covid-19

En este análisis observacional ha participado el Grupo de Estudio COVID compuesto por profesionales sanitarios de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes, Medicina Interna, Epidemiología Clínica, Unidad de Enfermedades Infecciosas y Reumatología del Hospital Universitario Cruces, bajo la dirección de Guillermo Ruiz Irastorza.

El estudio se ha basado en 343 pacientes con neumonía por Covid-19 ingresados en los servicios de Medicina Interna y Enfermedades Infecciosas del Hospital de Cruces durante los meses de marzo y abril de 2020.

Una disminución de la mortalidad de más del 60 %

Los resultados muestran una disminución de la mortalidad o de la probabilidad combinada de muerte o intubación de más del 60 % en los pacientes tratados con pulsos de metilprednisolona durante la segunda semana tras el inicio de los síntomas, un efecto que se observó únicamente en aquellos con elevación de los parámetros analíticos de inflamación y que presentaban deterioro respiratorio.

La mortalidad global de la serie fue del 7,5 %, aumentando hasta el 14 % en los pacientes con mayor perfil de gravedad, cifras que están muy por debajo de lo observado en la mayoría de estudios publicados. Por otro lado, solo el 2% de los pacientes que no presentaban datos analíticos de inflamación fallecieron.

Además, este estudio ha permitido identificar a un subgrupo de pacientes con neumonía por Covid-19 con buen pronóstico, aquellos que durante la primera semana de enfermedad no alteran los parámetros analíticos de inflamación y mantienen una buena función respiratoria, y que serían susceptibles de seguimiento domiciliario con vigilancia activa, lo que podría contribuir a aliviar la presión sobre los hospitales.

¿Qué es la metilprednisolona? 

La metilprednisolona es un corticosteroide, es decir, similar a una hormona natural producida por las glándulas suprarrenales. Generalmente se usa para reemplazar este producto químico cuando su cuerpo no fabrica suficiente.

Alivia la inflamación (hinchazón, calor, enrojecimiento y dolor) y se usa para tratar ciertas formas de artritis; trastornos de la piel, la sangre, el riñón, los ojos, la tiroides y los intestinos (por ejemplo, colitis); alergias severas; y asma. La metilprednisolona también se usa para tratar ciertos tipos de cáncer.

Añadir nuevo comentario