Fin del estado de alarma: La nueva normalidad se estrena antes de lo previsto

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Con la nueva normalidad miles de personas regresan a sus lugares de origen.

Lectura fácil

La nueva normalidad llegó en la madrugada del sábado al domingo.

España ya no tiene restricciones de movilidad.

Ahora mucha gente puede reencontrarse con familiares y amigos que no ven desde hace 3 meses.

La nueva normalidad llega con la última semana de junio

Pero, a pesar de estar en la nueva normalidad, no podemos olvidarnos de todo lo pasado.

Tampoco podemos olvidarnos que el virus sigue aquí.

Debemos seguir usando mascarilla

También mantener la higiene y la distancia de seguridad.

Ya hay casos de nuevos rebrotes por varias zonas del país.

La nueva normalidad llegó este domingo día 21 de junio, tras poner fin a media noche al estado de alarma decretado por el Gobierno de Pedro Sánchez durante 99 días.

El estado de alarma se decretó desde el 14 de marzo, con el objetivo de frenar la pandemia del COVID-19, que desgraciadamente, se ha cobrado (por ahora) la vida de más de 28.000 personas.

Desde hoy nos encontramos en la nueva etapa, en la que debe imperar "la prudencia y la responsabilidad individual" de cada ciudadano debida a la convivencia con el coronavirus y la inexistencia de un tratamiento efectivo ni vacuna que lo combata por el momento.

Así, la nueva normalidad llegó con el último domingo de junio

La situación "grave y excepcional” que llevó al Gobierno a considerar “indispensable proceder a la declaración del estado de alarma”, según el decreto de alarma, y las consiguientes restricciones a nivel nacional para los ciudadanos da paso a las medidas que los distintos Ejecutivos autonómicos han impulsado para evitar contagios.

Lo que regirá en todo el territorio nacional es el real decreto que regula la nueva normalidad, y que someterá a convalidación esta semana el Congreso de los Diputados.

Con ese real decreto, se fijan las medidas a cumplir ante la crisis sanitaria que “subsiste, aunque notablemente atenuada en nuestro país, y cuya superación aún no ha sido oficialmente declarada ni en el ámbito nacional, ni en el internacional, por los organismos y autoridades competentes”.

Esta norma establece el “deber de cautela y protección” de todos los ciudadanos, por lo que se deberá respetar la distancia de seguridad interpersonal de al menos 1,5 metros.

Además, contempla el uso obligatorio de mascarillas en la vía pública, en espacios al aire libre y en espacios cerrados de uso público o que se encuentren abiertos al público, así como en los transportes.

En este momento y, hasta que el Gobierno consulte con las autonomías la “finalización de la situación de crisis sanitaria, los ciudadanos, instituciones, establecimientos adoptarán las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio.

A pesar de finalizar el estado de alarma tenemos que recordar que el virus sigue aquí

Desde el Gobierno no ocultan que hay una preocupación por el riesgo a posibles rebrotes, cosa que ya está sucediendo en diferentes partes del país, y por ello, han decidido reforzar el Sistema Nacional de Salud con más recursos financieros.

Pedro Sánchez instó a todo el país a no bajar la guardia durante la nueva normalidad, pues "el virus puede volver y puede sacudirnos de nuevo en una segunda ola, y hay que evitarlo a toda costa".

En el pleno del Congreso de este próximo jueves debatirán el Decreto ley de la Nueva Normalidad, y votarán su convalidación con una mayoría a favor totalmente asegurada.

Pero se desconoce el sentido de dicho voto de PP y ERC, pero se supone que la mayoría parlamentaria convalidará el decreto, pues el apoyo de Ciudadanos y PNV, junto a los votos de PSOE y de Unidas Podemos, asciende los síes en la Cámara a 171.

España se despide de junio con la nueva normalidad establecida, pero nadie debe olvidar todo lo acontecido durante los tres meses anteriores. Hemos salido, pero el virus sigue fuera.

Añadir nuevo comentario