La pandemia empuja a más de 700.000 personas hacia la pobreza

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
La crisis por la pandemia empuja a más de 700.000 personas hacia la pobreza.

Lectura fácil

La crisis socioeconómica

del coronavirus tendrá un impacto más duro sobre los pobres

que sobre los ricos en España,

según un informe de Oxfam Intermón.

La crisis por la pandemia amenaza

con dejar en la pobreza a más de 700.000 personas.

Según el último informe de la ONG Oxfam Intermón,

titulado Una reconstrucción justa y necesaria es posible,

la crisis causada por la pandemia deja en España

a muchos afectados de forma desigual e injusta.

La crisis socioeconómica del coronavirus tendrá un impacto ocho veces mayor sobre los pobres que sobre los ricos en España, según arroja un informe de Oxfam Intermón que advierte de que la pandemia amenaza con dejar en la pobreza a 700.000 personas.

Más de 700.000 personas abocadas a la pobreza

Según se interpreta del último informe de la ONG Oxfam Intermón, 'Una reconstrucción justa y necesaria es posible', la crisis causada por la pandemia deja en España una huella desigual e injusta que, a largo plazo, puede ser más grave que la pandemia en sí misma.

La crisis que ha llegado con el coronavirus podría empujar a más de 700.000 personas a la pobreza, y además, según las estimaciones de la organización, el previsible que aumente la desigualdad considerablemente.

Recuperación basada en una fiscalidad progresiva

Las personas con menores ingresos perderían, proporcionalmente, ocho veces más renta que las más ricas, según los cálculos de la ONG.

Oxfam Intermón ha propuesto una recuperación basada en una fiscalidad progresiva, que permitiría recaudar 10.000 millones de euros más para blindar el sector público con el fin de garantizar la salud, la educación y la protección social.

La desigualdad está aumentando

Además, la organización propone medidas para paliar la precariedad laboral que afecta especialmente a trabajadoras y trabajadores que en esta etapa han sido esenciales, muchas de ellas personas migrantes para las que pide también una regularización amplia y extraordinaria.

En términos proporcionales, la desigualdad está aumentando. El más pobre de la población podría llegar a perder más de ocho veces la renta que pierde el que cuente con mayores ingresos. Este impacto dispar supondría un aumento de la desigualdad de la renta neta en 1,7 puntos del índice de Gini, y la reversión de cuatro años consecutivos de tímida reducción de la desigualdad.

Aumenta la pobreza

Teniendo en cuenta las estimaciones de caída del PIB en un 9% y el aumento del desempleo hasta el 19%, la organización pronostica que el número de personas pobres en España puede aumentar en más de 700.000 personas, hasta alcanzar los 10,8 millones. El porcentaje de 21,5% antes de la COVID-19 pasaría al 23,1% de la población tras los efectos de la crisis.

Por el contrario, según datos de la organización, los 23 milmillonarios españoles han visto aumentar el valor de su riqueza en 19.200 millones de euros en los 79 días transcurridos entre el 18 de marzo y el 4 de junio. Una realidad que contrasta con la de miles de familias que enfrentan un futuro incierto con muy pocos recursos.

Baleares, Castilla León, Aragón y Cataluña, donde más se incrementa la pobreza

Las comunidades autónomas que registran un mayor incremento porcentual de la pobreza son Baleares, Castilla León, Aragón y Cataluña. En términos absolutos es en Andalucía donde más personas pasarían a estar en situación de pobreza, con 201.000 personas más. En cuanto a desigualdad, la comunidad con un mayor aumento de esta es Andalucía, seguida por Canarias y Extremadura.

En apenas 22 días, 900.000 personas se dieron de baja en la Seguridad Social por la paralización de la actividad económica, con especial afectación en sectores como la construcción o la hostelería en los que el 73% de personas corresponde a grupos de cotización bajos, con mayor presencia de mujeres, jóvenes y personas de baja cualificación.

Migrantes y mujeres, los más afectados

En el caso de la población migrante, su tasa de desempleo en 2020 podría quedar diez puntos por encima de la de las personas nacidas en España. Su probabilidad de perder el empleo según las estimaciones de la organización es de un 149% sobre la población de nacionalidad española.

En cuanto a las mujeres, la ONG recuerda que de cada diez personas que reciben salarios mínimos interprofesionales, siete son mujeres, y que casi la mitad (46,27%) de los contratos firmados por mujeres el año pasado fueron contratos parciales.

Añadir nuevo comentario