Así es el protocolo para la apertura de piscinas en la fase 2

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Los ciudadanos podrán disfrutar de las piscinas en la fase 2.

Lectura fácil

El Gobierno permitirá la reapertura al público

de las piscinas recreativas para el baño 

durante la fase 2 de la desescalada.

En este momento solo se encuentran en esta fase 2

las islas del archipiélago canario El Hierro,

La Gomera y La Graciosa

 y la de Formentera, en Baleares.

Es posible que el próximo lunes 25 de mayo

otros territorios pasen también a la fase 2.

Se podrán abrir al público las piscinas recreativas,

con la única restricción del aforo, 

reducido hasta el 30% de la capacidad de la instalación,

siempre que permita respetar

la distancia de seguridad de dos metros entre usuarios.

El Gobierno permitirá la reapertura al público de las piscinas recreativas para el baño durante la fase 2 de la desescalada. En este momento solo se encuentran en esta fase 2 las islas del archipiélago canario El Hierro, La Gomera y La Graciosa; y la de Formentera, en Baleares. Es posible que el próximo lunes 25 de mayo otras unidades territoriales pasen también a la fase 2.

Piscinas con aforo reducido hasta el 30% de la capacidad

Ante la evolución epidemiológica positiva de la pandemia de COVID-19 y el oportuno cumplimiento de los criterios establecidos en fases anteriores, el Gobierno y las Comunidades Autónomas han acordado extender la flexibilización de algunas medidas en determinadas unidades territoriales, contempladas en la Orden SND/414 de 16 de mayo de 2020.

Concretamente, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 2 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, se han acordado diferentes medidas en relación al uso de las piscinas.

No se podrá hacer uso de las duchas de los vestuarios ni de las fuentes de agua

Según publica el BOE del pasado 16 de mayo, en la fase 2 se podrán abrir al público las piscinas recreativas, con la única restricción del aforo, reducido hasta el 30% de la capacidad de la instalación, siempre que permita respetar la distancia de seguridad de dos metros entre usuarios.

La Orden del Ministerio de Sanidad del 16 de mayo establece que, de no ser posible, la capacidad de la instalación se reducirá hasta que permita esta distancia de seguridad.

"Para poder acceder a la piscina se requerirá la concertación de cita previa con la entidad gestora de la instalación. Para ello, se organizarán horarios por turnos, fuera de los cuales no se podrá permanecer en la instalación", especifica el Ministerio de Sanidad en el BOE.

Especial limpieza y desinfección de las instalaciones

La Orden recoge que previamente a la apertura, se deberá llevar a cabo la limpieza y desinfección de las instalaciones con especial atención a los espacios cerrados como pueden ser vestuarios o baños, y se hacen referencias al protocolo de preparación de piscinas publicado el 14 de mayo. 

Lo que sí se indica de un modo expreso es que "no se podrá hacer uso de las duchas de los vestuarios ni de las fuentes de agua".

Playas abiertas al baño en la fase 2

El Gobierno también ha señalado que durante la fase 2 se puede acceder a las playas de la misma provincia, isla o unidad territorial de referencia establecida en el plan de desescalada. Aunque, advierte que "los bañistas deberán hacer un uso responsable de la playa, tanto desde el punto de vista medioambiental como sanitario".

Por lo que, las unidades territoriales que pasen a la fase 2 el próximo lunes, podrán bañarse en las piscinas y en el mar, practicar actividades deportivasprofesionales o de recreo, siempre que se puedan desarrollar individualmente y sin contacto físico, permitiendo mantener una distancia mínima de dos metros entre los participantes, según la guía.

Añadir nuevo comentario