El Gobierno presenta el borrador de los Presupuestos Generales del Estado

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en la presentación de los Presupuestos / Servimedia

Lectura fácil

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias presentan el texto de los Presupuestos Generales del Estado
que ahora tendrán que negociar con los grupos parlamentarios.

Los Presupuestos Generales del Estado es el nombre que recibe el presupuesto público en España.
Son considerados la ley más importante que un gobierno promulga en un año
y determinan su política en la mayor parte de los ámbitos,
además de ser la base sobre la que se moverá la economía del Estado en ese año.

El texto de los Presupuestos irá acompañado de una regulación para limitar los precios de los alquileres.

Esta novedad que incluyen los Presupuestos de este año se aprobará antes de febrero.

Además, cabe destacar las mejoras en el Ingreso Mínimo Vital para que alcance a más familias.

Asimismo, se subirán impuestos a grandes empresas y rentas altas,
y se elevan las pensiones para el año que viene.

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, han presentado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que ahora tendrán que negociar con los grupos parlamentarios para que salga adelante en el Congreso.

El texto de los Presupuestos irá acompañado de una regulación para limitar los precios de los alquileres

Esta novedad que incluyen los Presupuestos de este año se aprobará antes de febrero.

Además, cabe destacar las mejoras en el Ingreso Mínimo Vital para que alcance a más familias. Asimismo, se subirán impuestos a grandes empresas y rentas altas, y se elevan las pensiones para el año que viene.

En concreto, Pablo Iglesias anunció que el proyecto de PGE de 2021 incluirá la subida del Impuesto de Sociedades para los grandes grupos empresariales y la limitación de las exenciones por dividendos y plusvalías generadas por su participación en sociedades filiales; subida de un punto en el Impuesto de Patrimonio para patrimonios de más de 10 millones de euros; subida de tres puntos en el IRPF para rentas de capital superiores a 200.000 euros anuales; incremento de dos puntos en el IRPF para las rentas del trabajo de más de 300.000 euros anuales; establecer una tributación mínima del 15% para las socimis; y reducción de las desgravaciones de los planes de pensiones privados.

Estas medidas se suman a las que el Gobierno ya había anunciado previamente en el Plan Presupuestario que remitió a la Comisión Europea el pasado 15 de octubre, como el impuesto a las transacciones financieras, conocido como ‘tasa Tobin’, con el que Hacienda prevé recaudar 850 millones de euros; el impuesto sobre determinados servicios digitales -‘tasa Google’-, cuya estimación de ingresos es de 968 millones de euros; el impuesto sobre envases de plástico de un solo uso (previsión de 491 millones de recaudación); y la subida del IVA de las bebidas azucaradas y edulcoradas del 10% actual al tipo general del 21% (estimación de 340 millones de euros a ingresar).

Líneas generales del proyecto de cuentas públicas

Reforma fiscal

Como decíamos, el Gobierno ha ido algo más allá de lo que se esperaba en materia impositiva, aunque no ha puesto en marcha algunos de sus principales compromisos, como el establecimiento de un tipo real mínimo del 15% para el impuesto de sociedades.

  • IRPF: Sube en tres puntos para las rentas del capital a partir de 200.000 euros y en dos puntos para las rentas del trabajo a partir de 300.000 euros. Esta reforma afectará a una parte muy pequeña de los contribuyentes, por lo que previsiblemente su recaudación será limitada.
  • Sociedades: Se limitarán las exenciones a las que pueden acogerse los grandes grupos empresariales, que en algunos casos pagan un tipo real muy inferior al de las pymes. No se establece, sin embargo, el suelo del 15% acordado en el pacto de coalición.
  • Patrimonio: Se eleva un punto el tipo nominal del impuesto para los patrimonios superiores a los 10 millones de euros. No obstante, el alcance será de nuevo limitado, ya que la gestión del impuesto es autonómica y comunidades como Madrid lo tienen bonificado casi en su totalidad.
  • Socimis: En este caso sí se establece una tributación mínima del 15% para estos instrumentos, que utilizan muchas grandes fortunas para eludir impuestos.

Pensiones y dependencia

  • Subida con el IPC: Las pensiones contributivas se elevarán un 0,9% en línea con la inflación, el mismo porcentaje que crecerán los sueldos de los empleados públicos.
  • Las no contributivas también crecen: En concreto, se elevarán un 1,8%.
  • Menos deducciones para los planes de pensiones
  • Atención domiciliaria: Se destinarán 700 millones de euros para inversiones en materia de cuidado de ancianos que permitan pasar "desde el actual modelo basado en residencias de mayores a la atención domiciliaria".

Infancia y juventud

  • Cuidadores para niños: Habrá 200 millones de euros para contratar cuidadores profesionales para ayudar a las familias con hijos menores de 14 años.
  • Becas: Se eleva en 250 millones de euros la partida destinada a becas universitarias.
  • Permisos de paternidad: Se igualan con los de maternidad y serán de 16 semanas, remunerados al 100%.

Ayudas públicas

  • Ingreso Mínimo Vital: Se podrá solicitar tras tres meses de caída drástica de los ingresos, y podrá beneficiar a dos personas de la unidad familiar y no solo a una, como hasta ahora. Se de tres a dos años el requisito de años de vida independiente que deben llevar los jóvenes para acceder a la prestación.
  • Subida del Iprem: Este índice, que se usa como referencia para calcular los umbrales de ingresos a partir de los que se puede acceder a ayudas públicas, crece un 5%, lo que implica que más familias podrán beneficiarse de algunas prestaciones.

Precio de los alquileres

  • Limitación antes de febrero: El Gobierno se compromete a aprobar en un plazo máximo de cuatro meses una norma que permita a las entidades locales determinar zonas de mercado tensionado en los que limitar el precio del alquiler.
  • Convalidación de la norma catalana: Se validan los avances que ya existan en las autonomías, una alusión velada a la Ley de Vivienda de Cataluña que los Sindicatos de Inquilinos reclamaban como modelo para extender a toda España.
2020-10-27

Añadir nuevo comentario