Pascual: Único fabricante con certificado de Bienestar Animal en sus 348 granjas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Ganaderos y Tomás Pascual con el certificado Bienestar Animal AENOR Conform

Lectura fácil

Todo animal tiene derecho al respeto, a la atención, a los cuidados

y a la protección del humano.

Esto es el llamado Bienestar Animal.

Las empresas que producen leche o alimentos a partir de animales,

deben cuidarles y atenderles sin que sufran.

Si es necesaria la muerte de un animal,

en las granjas no deberían generan angustia ni dolor

a los que van a sacrificar.

En Pascual ya cuentan con este Certificado de Bienestar Animal.

Este certificado demuestra que sus 348 granjas proveedoras de leche están certificadas.

De esta forma, toda la Leche Pascual es de Bienestar Animal.

 

El certificado de Bienestar Animal, sello de referencia de Pascual

Tomás Pascual Sanz fundó Leche Pascual en 1969.

Fue el primero en introducir en España en los años 70 la uperización de la leche y el envasado en brik.

La uperización, es un proceso térmico que se utiliza para reducir en gran medida

el número de microorganismos presentes en alimentos como la leche o los zumos,

cambiando su sabor y sus propiedades nutricionales.

Durante los años 80, la compañía lanzó las primeras leches desnatadas

y semidesnatadas del mercado.

La leche desnatada y la leche semidesnatada son una alternativa saludable a la leche entera,

tienen menos grasa para aquellas personas que padecen obesidad

o presentan altos niveles de colesterol.

Pascual siempre trabajó para asegurar la calidad de su leche.

Esto llevó a la empresa a ser un sector líder en el ámbito lácteo de España.

En la actualidad cuentan con una presencia en más de 10 millones de hogares

Pascual pretende volver a ser ese referente lácteo del mercado.

 

El Bienestar Animal preocupa a la sociedad

Los españoles consideran de vital importancia que el bienestar de los animales de granja esté asegurado.

Desde su fundación, Pascual es consciente de que deben producir de manera respetuosa con los

animales y el Medio Ambiente.

En Pascual están comprometidos con las buenas prácticas ganaderas.

 

El modelo de acreditación es pionero en Europa,

y cuenta con diferentes parámetros agrupados en 4 principios básicos:

  • Buena alimentación
  • Buen Alojamiento
  • Buen estado de salud
  • Comportamiento apropiado para las necesidades de la especie

Por lo tanto, se demuestra la preocupación por el cuidado de los animales como un pilar básico de la cadena de valor.

 

La certificación de Bienestar Animal aporta confianza a toda la sociedad.

Los ganaderos de Pascual creen que es esencial tener el certificado de Bienestar Animal.

Ellos lo ven como un valor añadido porque garantiza que los animales disponen de las mejores condiciones de salud, alimentación y alojamiento. 

En Pascual ya cuentan con el Certificado Bienestar Animal AENOR Conform. Este certificado ha convertido a todo el conjunto de la empresa como el único fabricante que cuenta con sus 348 granjas proveedoras de leche, certificadas.

De esta forma, el 100% de Leche Pascual es de Bienestar Animal. Para la empresa, haber recibido ese certificado supuso, y supone a día de hoy, uno de sus valores diferenciales: el trabajo en el campo, el primer eslabón de la cadena de valor que requiere del buen hacer y de los estándares de calidad del resto de la cadena.

Dicho certificado acredita que las granjas Pascual cumplen con los requisitos del modelo AENOR de Bienestar Animal, el cual se ha desarrollado junto al Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias.

A su vez, se encuentra basado en el referencial europeo Welfare Quality, el estándar que se emplea para hacer las evaluaciones en granjas.

El certificado de Bienestar Animal, sello de referencia de Pascual

Tomás Pascual Sanz fundó Leche Pascual en 1969. Fue pionero en introducir en España durante los años 70 la uperización de la leche y el envasado en brik.

Durante los años 80, la compañía lanzó las primeras leches desnatadas y semidesnatadas del mercado. La constante tarea de asegurar la calidad lanzó a la empresa al sector líder en el ámbito lácteo de España.

En la actualidad cuentan con una presencia en más de 10 millones de hogares, y pretenden volver a ser ese referente lácteo del mercado.

Ahora el consumidor es distinto, le preocupa el bienestar animal. Una preocupación que va en alza en todos los mercados de la alimentación.

Un barómetro de protección animal del 2018, aseguraba que el 94% de los españoles consideran de vital importancia que el bienestar de los animales de granja esté asegurado.

"Las empresas nos adaptamos al estilo de vida de las personas. Pero esto no es nuevo en Pascual. Mi padre decía que nosotros no queremos leche. Resulta llamativo así dicho. Y es que nosotros no hacemos la leche, la leche la hacen nuestras vacas" comentaba Tomás Pascual, presidente de la compañía.

"Nuestro objetivo es dar lo mejor en cada parte del proceso, para garantizar que llega la mejor de nuestra leche a tu casa. Mi padre fue consciente desde los inicios en los 70 que las estructuras productivas del sector primario debían ser socialmente viables y económicamente rentables, a la vez que respetuosas con el bienestar animal y el medioambiente" añadía el presidente de la compañía.

Y es que en sus inicios, el fundador se abrió el camino con la calidad como lema de la compañía y hoy las generaciones siguientes han seguido manteniendo el mismo espíritu.

Tomás Pascual, presidente de Pascual comentaba que "en el siglo XXI las simples promesas no valen, queremos ser transparentes con nuestros consumidores"

En Pascual están comprometidos con las buenas prácticas ganaderas

Desde la empresa buscan ofrecer lo mejor con una máxima calidad desde el origen. Por eso, han rediseñado su envase, y mejorado tras escuchar las necesidades y preocupaciones de sus consumidores.

Ellos cuenta con una política activa de bienestar animal como pilar estratégico, pues lo consideran indispensable para completar la oferta diferencial en toda la cadena láctea de valor.

Para Pascual, el bienestar animal cierra el círculo de la cualificación industrial del sector. Esto es vital acompañamiento de los elementos diferenciales, los cuales desarrollan la eficiencia productiva de las granjas, la segmentación y especialización de los productos.

Todo ello para lograr optimizar unas cualidades saludables, nutricionales y de sabor, a la par que se fomenta la investigación y divulgación sociales de los beneficios de consumir lácteos en la dieta.

Todas las administraciones tienen que estar comprometidas con el bienestar animal

Este modelo de acreditación es pionero en Europa, y cuenta con diferentes parámetros agrupados en 4 principios básicos:

  • Buena alimentación
  • Buen Alojamiento
  • Buen estado de salud
  • Comportamiento apropiado para las necesidades de la especie

Por lo tanto, se demuestra la preocupación por el cuidado de los animales como un pilar básico de la cadena de valor. Calidad Pascual ha apostado siempre por la seguridad y calidad del producto.

Hoy en día el consumidor valora y pide el cuidado de los animales. Es ahora cuando los consumidores no van a querer comprar leche que no cuente con esta certificación.

La certificación de Bienestar Animal aporta confianza a toda la sociedad, respondiendo a la clara tendencia del sector, y es que la competitividad del sector ganadero en Europa pasa por las políticas de calidad que consigan diferenciar el producto.

Asimismo, desde Pascual opinan que la búsqueda de eficiencia productiva mejora las expectativas y la competitividad de las 348 granjas productoras de la empresa. Esto tiende a cualificar su producción y mejorar las expectativas a medio y largo plazo.

Los ganaderos de Pascual creen que es esencial tener el certificado de Bienestar Animal, pues es un valor añadido para los ellos, ya que garantiza que los animales disponen de las mejores condiciones de salud, alimentación y alojamiento. 

Añadir nuevo comentario