Vivir cerca de industrias contaminantes tiene relación con desarrollar cáncer colorrectal

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Industrias contaminantes cercanas a hogares

Lectura fácil

Las industrias contaminantes son peligrosas para nuestra salud.

Un estudio reciente en España demuestra que vivir cerca de estas industrias

puede ser un factor que desarrolle el cáncer colorrectal.

Pero de momento lo investigadores tienen que seguir analizando este descubrimiento

para poder obtener datos más concretos.

Pero es muy importantes que todos los sectores trabajen en reducir sus emisiones contaminantes.

¿Vivir cerca de industrias contaminantes puede tener relación en la frecuencia del cáncer colorrectal? Así lo han planteado investigadores del Ciber de Epidemiología y Salud Pública (Ciberesp) en el Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III.

Según informó el Ciberesp, los resultados del estudio, publicado en la revista Environment International, sugieren un incremento del riesgo de este tipo de cáncer en personas que viven cerca de determinadas industrias contaminantes.

El estudio forma parte del proyecto MCC-Spain impulsado por este centro de investigación.

Las industrias contaminantes y su relación con el desarrollo del cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal es el tercer tumor maligno más frecuente en hombres y el segundo en mujeres a nivel mundial.

En dicho estudio, los factores de riesgo modificables conocidos (elevado consumo de carnes rojas y procesadas, tabaco, consumo excesivo de alcohol, obesidad o sedentarismo) explicarían en torno al 45-58% de los casos observados.

Por tanto, los investigadores apuntaron la posibilidad de que puedan existir otros factores que serían responsables de la variación restante.

La directora científica del Ciberesp y una de las coordinadoras del estudio, Marina Pollán, afirmó que “la proximidad residencial a industrias contaminantes, es decir, aquellas que emiten sustancias tóxicas al medio ambiente y generan residuos peligrosos podría ser una fuente potencial de exposición a carcinógenos reconocidos y sospechosos relacionados con un incremento en el riesgo de cáncer colorrectal”.

En esta investigación, participaron 557 personas con cáncer colorrectal (casos) y 2.948 personas sanas (controles) de 11 provincias españolas, a las que se les proporcionó un cuestionario epidemiológico que incluía información sobre historia personal, familiar, residencial y laboral.

Por otro lado, los datos sobre contaminación industrial se obtuvieron del Registro Estatal de Emisiones Contaminantes (PRTR-IPPC), que incluyó información sobre cantidades de emisiones de contaminantes y localización geográfica de 134 instalaciones industriales ubicadas en las zonas de estudio.

Para evaluar el exceso de riesgo en el entorno de las industrias "contaminantes" se geocodificaron los domicilios de los participantes del estudio y las instalaciones industriales, y se calculó la distancia entre ellos.

La industria del metal, vidrio y fibras minerales, química y determinadas sustancias químicas, están relacionadas con el cáncer colorrectal

Finalmente, se comparó si existía una mayor proporción de casos de cáncer colorrectal frente a controles sanos en las áreas próximas a industrias (entre 1 km y 3 km) que en la zona de referencia (>3 km) donde no existía ningún foco industrial cerca.

Los resultados mostraron un exceso de riesgo en el conjunto de todas las industrias, que osciló entre un 26% (para un radio de 3 km) y un 103% (para un radio de 1 km), y las industrias contaminantes que emitieron dicha contaminación al aire mostraron un mayor riesgo que aquellas que sólo emitieron contaminantes al agua.

En particular, se detectaron asociaciones significativas entre riesgo de cáncer colorrectal y proximidad residencial a:

  • Industrias del metal (producción/tratamiento de metales y tratamiento de superficies metálicas y plásticas).
  • Instalaciones de fabricación de vidrio y fibras minerales.
  • Industria química (producción de químicos orgánicos e inorgánicos).
  • Instalaciones de fabricación de alimentos y bebidas e instalaciones de tratamiento de superficies con disolventes orgánicos
  • Industrias emisoras de determinados carcinógenos reconocidos y sospechosos (arsénico, cadmio, cromo, níquel, diclorometano, plomo, material particulado PM10 y partículas totales en suspensión) y otras sustancias tóxicas (antimonio, cobre, manganeso, compuestos organoestánicos, vanadio, zinc, naftaleno, compuestos orgánicos volátiles distintos del metano y nonilfenol).

Los autores del estudio, liderados por Javier García-Pérez y Marina Pollán, recalcaron que al interpretar los resultados es importante tener en cuenta que la distancia a las industrias es solamente una medida “aproximada” de exposición, que podría no reflejar de forma adecuada la exposición real.

“Nuestro trabajo pone de manifiesto un exceso de riesgo en el entorno de las industrias contaminantes y aunque algunos de los resultados obtenidos son coherentes con estudios realizados en el laboratorio, son necesarios estudios adicionales que afinen en la medida de exposición a la hora de extraer conclusiones. El estudio supone un primer paso en un área de gran interés y difícil de abordar en estudios epidemiológicos” señalaron los autores.

Añadir nuevo comentario