La inmunidad frente al coronavirus podría durar años e incluso décadas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
La inmunidad frente al coronavirus podría durar años

Lectura fácil

La inmunidad que se adquiere tras superar el nuevo coronavirus

podría durar años e incluso décadas,

según un estudio realizado por el Instituto de Inmunología de La Jolla,

en California (Estados Unidos).

El estudio ha llevado a cabo un análisis de 185 personas

que han superado la Covid-19

y ha determinado que muestran una respuesta inmune fuerte y duradera.

Por lo tanto, las personas que ya han superado la enfermedad

mantienen unas defensas fuertes contra el coronavirus

incluso 8 meses después de la infección,

con un ritmo de descenso muy lento, según los investigadores.

La inmunidad adquirida tras superar el nuevo coronavirus podría alargarse durante años e incluso décadas, según un estudio realizado por el Instituto de Inmunología de La Jolla, en California (Estados Unidos).

El estudio, el más ambicioso hasta la fecha en este campo —según los autores—, ha llevado a cabo un análisis exhaustivo de 185 personas que han superado la Covid-19 y ha determinado que muestran una respuesta inmune potente y duradera

La inmunidad contra el coronavirus podría durar años

Por lo tanto, las personas que ya han superado la enfermedad mantienen unas defensas robustas contra el coronavirus incluso ocho meses después de la infección, con un ritmo de descenso muy lento, según los investigadores.

“Esta cantidad de memoria [inmunológica] probablemente evite, durante muchos años, que la gran mayoría de las personas sufran una covid grave que requiera hospitalización”, ha asegurado uno de los principales autores de la investigación, el inmunólogo estadounidense Shane Crotty, al diario The New York Times.

“La gente estaba empezando a decir que los anticuerpos desaparecían, que las defensas no iban a durar tanto, que habría que revacunar. Pues parece que no. Lo lógico es que la respuesta dure y proteja”, ha declarado a El País el presidente de la Sociedad Española de Inmunología, Marcos López Hoyos.

“Una memoria inmunológica sustancial después de la covid”

Estos resultados preliminares, todavía pendientes de revisión para su publicación en una revista científica, tendrían importantes implicaciones para el futuro de la pandemia, al alejar el fantasma de una inmunidad raquítica que exija vacunar repetidamente a la población.

No obstante, el trabajo muestra unos resultados preliminares, pero defiende “una memoria inmunológica sustancial después de la covid”, en palabras de Crotty, del Instituto de Inmunología de La Jolla (California). A los cinco meses de seguimiento, el 90 % de los convalecientes presentan al menos tres componentes de esa memoria contra el coronavirus.

Los supervivientes del coronavirus anterior todavía tienen anticuerpos 17 años después

Asimismo, los investigadores han querido recordar que los supervivientes del SARS (causado por el coronavirus SARS-CoV-1) todavía poseen anticuerpos 17 años después de haber superado la enfermedad.

El estudio concluye que "estos datos sugieren que la memoria de las células T podrían estabilizarse o deteriorarse de forma más lenta, superados los primeros seis meses tras la infección", pero la protección tras la infección “podría durar años”.

Los inmunólogos piden cautela con estos estudios

La inmunóloga Carmen Cámara, del hospital La Paz de Madrid, en declaraciones a El País, ha pedido cautela. “Para saber cuánto va a durar la inmunidad necesitaríamos una bola de cristal, porque nadie lo puede predecir”, ha señalado.

“Llevamos unos 11 meses y parece que la inmunidad aguanta, porque las reinfecciones que se están comunicando son absolutamente anecdóticas. Así que sabemos que 11 meses dura. ¿Cuánto más durará? Lo tendremos que ver”, ha asegurado Cámara.

Las fábricas de anticuerpos específicos que se acuerdan del invasor

La inmunóloga también ha destacado que el nuevo estudio norteamericano es uno de los pocos que han analizado los linfocitos B de memoria, muy importantes porque son las fábricas de anticuerpos específicos y se acuerdan del invasor.

Por lo tanto, si los anticuerpos contra el nuevo coronavirus desaparecen con el tiempo tras superarse la enfermedad, los linfocitos B pueden activarse y producir más si hay una segunda infección e investigaciones anteriores han revelado que los linfocitos B contra la viruela pueden durar incluso 60 años tras la vacunación contra este virus, por lo que este estudio podría ir bien encaminado.

Añadir nuevo comentario