Las mascarillas reducen los síntomas si hay contagio

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Las mascarillas ayudan a prevenir síntomas de COVID-19

Lectura fácil

Los estudios publicados por tres doctores en una revista especializada en Estados Unidos indica que el uso

De la mascarilla reduce el riesgo de infección. 

El estudio está basado en tres pilares:

  • Virus.
  • Contactos.
  • Conciencia ecológica.

Uno de los sectores más preocupados es el educativo. 

A menos de dos semanas de empezar las clases en España, no hay protocolos antiCOVID y se pretende

Retomar las clases de forma presencial.

El COVID-19 comenzó a principios de año en China y ha viajado alrededor de todo el mundo. La ciencia durante los últimos meses ha declarado que el uso de las mascarillas es esencial para evitar el contagio.

La revista especializada Journal of General Internal Medicine ha publicado un nuevo estudio redactado por los doctores Monica Gandhi y Eric Goosby, de la Universidad de California, y el doctor Chris Beyrer, de la Universidad Johns Hopkins.

En él, los científicos concluyen que usar mascarillas no solo reduce la carga viral a la que una persona estaría expuesta, sino que además, de contagiarse, el COVID-19 se manifestaría de forma más leve o incluso asintomática.

Todos defienden esta teoría al comparar diversas situaciones en las que varios grupos utilizaron o dejaron de utilizar mascarillas y la relación que ese acto guarda con la carga viral y el tipo de infección leve o asintomática.

Las mascarillas filtran la mayoría de partículas virales

El estudio destaca que “las mascarillas filtran la mayoría de partículas virales”. Las infecciones asintomáticas pueden ser perjudiciales para la propagación del virus, también serían beneficiosas si dan lugar a tasas más altas de exposición, ya que exponer a la sociedad al SARS-CoV-2 sin las consecuencias inaceptables de una enfermedad grave con el uso de mascarillas podría conducir a una mayor inmunidad a nivel comunitario y una propagación más lenta mientras esperamos una vacuna.

El uso generalizado de las mascarillas debería ser uno de los pilares del control de enfermedades. Según indican, "ninguna perspectiva anterior se ha centrado específicamente en este vínculo entre las mascarillas faciales en la población, la carga viral y el aumento de las tasas de infección asintomática con SARS-CoV-2".

Las mascarillas ayudan a proteger del COVID-19 / El Correo
Las mascarillas ayudan a proteger del COVID-19 / El Correo

Este estudio está sustentado en tres pilares

El primer pilar es el virológico. Este punto se refiere a las partículas virales que es capaz de filtrar la mascarilla. Se ha realizado un experimento en hamsters. Separaron con una pared divisoria hecha del material de una mascarilla quirúrgica, y no solo demostró que los animales protegidos estaban menos expuestos a la infección, sino que los que se contagiaron manifestaron síntomas leves.

En cuánto a la epidemiología, los investigadores asocian los índices de mortalidad a las cargas virales. Debemos cuidar no sólo la mortalidad sino los contactos. Tras el fin del estado de alarma, los contagios han subido de manera exponencial en España. Además, nos encontramos en los últimos días de agosto en la recta final de las vacaciones de verano.

En tercer lugar, la evidencia ecológica viene respaldada por una investigación que indica que aquellos países y regiones ya acostumbrados a emplear la mascarilla para el control de las infecciones, como Japón, Hong Kong, Singapur, Tailandia o Corea del Sur, no han padecido esta enfermedad de forma tan severa y mortal.

El sector educativo está pidiendo medidas para afrontar el principio de curso

Los profesores piden medidas urgentes para comenzar las clases de forma presencial. La mayoría de sindicatos de la educación han organizado una serie de asambleas en las que se ha concluido que haya jornada de huelga cada primer día de vuelta en los diferentes ciclos educativos. Se promoverán asambleas, concentraciones y resoluciones de claustros y consejos escolares en los primeros días de septiembre.

Estas acciones se suman a las ya acordadas anteriormente en la Plataforma Regional por la Escuela Pública, de la que las cuatro organizaciones de esta intersindical forman parte, y se presentarán también en la próxima reunión de esta plataforma. El objetivo es que cuenten con el apoyo de las organizaciones representativas de todos los componentes de la Comunidad Educativa, incluyendo familias y estudiantes, y asegurar su unidad de acción. Además, se buscará el apoyo de toda organización, asociación o colectivo que esté también preocupado por una vuelta segura a las aulas.

¿Cuáles son las exigencias de los profesores?

  • Bajada de las ratios de alumnado por aula, desdoblando grupos, para poder respetar las distancias de seguridad.
  • Aumento de las plantillas del profesorado, en cualquier escenario, desde el inicio de curso.
  • Aumento del personal de limpieza, administración, control, integración social y servicios educativos y complementarios.
  • Dotación en todos los centros de personal de enfermería.
  • Aumento de los recursos para la atención a la diversidad en todos los centros. Especialmente los perfiles específicos para la atención a las necesidades educativas especiales, la compensación educativa y la red de orientación. Es necesario un plan para la compensación de desigualdades.
  • Medidas y recursos para la corrección de la brecha digital.
  • Dotación de todos los recursos materiales necesarios y mejora de las infraestructuras.

Añadir nuevo comentario