La ONU pide volver a abrir las escuelas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest

Lectura fácil

El secretario general de las Naciones Unidas
ha publicado un vídeo en el que dice
que es muy importante y urgente
que todos los países vuelvan a abrir sus escuelas
cuando tengan controlada la transmisión local del coronavirus.

Si las escuelas en todo el mundo continúan cerradas, 
más de 20 millones de personas 
podrían abandonar sus estudios para siempre.

Es importante recordar
que antes de que llegase el coronavirus, 
el mundo ya vivía una crisis en la educación.
Más de 250 millones de niños en edad escolar, 
no estaban escolarizados.
Además, solo una cuarta parte de los alumnos de secundaria
en los países en desarrollo, 
terminan sus estudios con competencias básicas.

Vivimos un momento decisivo para muchos niños y jóvenes en todo el mundo.

La ONU ha hecho un llamamiento a todos los países para que den prioridad a la reapertura de sus escuelas en cuanto tengan controlada la transmisión local del coronavirus.

El organismo advierte que los cierres prolongados de las escuelas plantean el riesgo de una "catástrofe generacional".

"Vivimos un momento decisivo para los niños y los jóvenes de todo el mundo. Las decisiones que los gobiernos y los asociados tomen ahora tendrán un efecto duradero en cientos de millones de jóvenes, así como en las perspectivas de desarrollo de los países durante decenios", señaló su secretario general, António Guterres.

Cerca de 24 millones de estudiantes en todo el mundo podrían abandonar las escuelas

"Nos enfrentamos a una catástrofe generacional que podría desperdiciar un potencial humano incalculable, minar décadas de progreso y exacerbar las desigualdades arraigadas". Así de preocupado se muestra en el vídeo que acompaña la información, el secretario general de la ONU, António Guterres.

El cierre prolongado de las escuelas ha afectado a todo el planeta. La UNESCO teme que 24 millones de alumnos de todos los niveles en el mundo abandonen su educación para siempre a causa de los cierres inducidos por la crisis del coronavirus.

Debe mantenerse la continuidad en el aprendizaje, sobre todo para las personas más vulnerables. De esta predicción, las regiones más afectadas, de acuerdo con la organización a favor de la educación, serían el sur y el oeste de Asia, con 5,9 millones de alumnos que dejarán de lado su educación, y el África subsahariana, con 5,3 millones.

El COVID-19 ha provocado un crecimiento de la crisis de educación que ya vivía el mundo antes de la pandemia, con más de 250 millones de niños en edad escolar que no estaban escolarizados.

Por otro lado, en los países en desarrollo, solo una cuarta parte de los alumnos de secundaria terminan sus estudios con competencias básicas, según el análisis presentado por la ONU.

"La mayor disrupción que ha sufrido nunca la educación"

El secretario general de la ONU, quiso hacer hincapié en que la pandemia ha causado "la mayor disrupción que ha sufrido nunca la educación". "Vivimos un momento decisivo para los niños y los jóvenes de todo el mundo. Las decisiones que los gobiernos y los asociados tomen ahora tendrán un efecto duradero en cientos de millones de jóvenes, así como en las perspectivas de desarrollo de los países durante decenios", señaló Guterres. 

Si echamos la vista atrás, a mediados de julio las escuelas permanecían cerradas en más de 160 países. Este alarmante dato afecta a más de 1.000 millones de estudiantes, y más de un centenar de naciones aún no han anunciado fechas para la reapertura.

En África los países que han abierto de nuevo sus escuelas son: Botsuana y Níger; en América Latina solo Uruguay, Ecuador y Nicaragua, mientras que en Europa son Francia, Suecia, Noruega, Austria y Suiza quienes han retomado su actividad educativa presencial.  

China tiene parcialmente abiertas sus escuelas mientras que Mongolia opta por cerrar las escuelas en todo el país.

El cierre de escuelas se hace presente en casi toda Europa y Latinoamerica.

¿Cuándo deberían volver a abrir las escuelas?

Para la ONU, será esencial encontrar un equilibrio entre los riesgos para la salud y los riesgos para la educación y la protección de los niños, en palabras de Guterres.

Entre las cosas que más preocupan a sociedad en general destaca el tiempo perdido por millones de niños de educación preescolar.

La UNESCO explica en su informe que la educación superior será en términos relativos la más afectada por los abandonos, con un 3,5 % menos de inscripciones, que equivale a 7,9 millones de estudiantes. En los niveles de preescolar, el descenso previsto será del 2,8 %, con cinco millones de niños menos, mientras en primaria la baja será del 0,27 % y en secundaria del 1,48 %. En total, eso supondrá que 5,2 millones de niños y 5,7 millones de niñas dejarán la primaria y la secundaria.

Desde GNDiario insistimos en que la educación a distancia, con clases por televisión y online, deja a muchos alumnos atrás, un especial riesgo que sufren aquellos con discapacidad, de comunidades minoritarias o desfavorecidas, los desplazados y refugiados y los que viven en zonas remotas. Sobre este punto, Guterres afirma que "tenemos una oportunidad generacional de reimaginar la educación y la enseñanza. Podemos dar un salto y avanzar hacia sistemas progresistas que impartan educación de calidad para todos, como trampolín para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible", aseguró Guterres.

Añadir nuevo comentario