El uso de robots aportará a Repsol más de 3 millones de euros en 2021

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Repsol estima que el uso de robots en ciertas tareas le aportará más de 3 millones de euros en 2021.

Lectura fácil

La compañía Repsol estima que la introducción de robots

en algunas tareas de sus negocios

le aportará más de 3 millones de euros en 2021

en sus laboratorios tecnológicos.

Esa cantidad podría aumentar cuando la robotización

se extienda al conjunto de las áreas de la compañía.

Repsol considera que la robotización

es uno de los principales fuertes en su estrategia

de transformación digital para ganar

en eficiencia y seguridad en todos sus procesos. 

La compañía Repsol estima que la introducción de robots en ciertas tareas de sus negocios le aportará más de 3 millones de euros en 2021 en sus laboratorios tecnológicos, una cifra que podría aumentar de forma significativa cuando la robotización se extienda al conjunto de las áreas de la compañía.

Llegan los robots a Repsol

Así lo destaca Repsol, que considera que la robotización es uno de los principales vectores en su estrategia de transformación digital para ganar en eficiencia y seguridad en todos sus procesos. 

Asimismo, este año, la compañía energética realizará el primer piloto en un complejo industrial con un robot logístico para el transporte de materiales, mientras ya ha logrado automatizar más de 100 procesos gracias a la tecnología RPA y está avanzando en la incorporación de componentes que doten de mayor inteligencia a los robots ya desplegados.

La Inteligencia Artificial para salir de la crisis

En cuanto al impacto de este proceso en sus empleados, Repsol sostiene que la clave está en la formación ya que con una adecuada capacitación surgirán mayores oportunidades profesionales, aspecto indispensable para salir de la crisis del COVID-19.

De hecho, explica que está formando a sus empleados para que lideren este proceso, buscando aumentar las sinergias de la interacción hombre-máquina, de manera que las personas puedan centrarse en tareas de mayor valor añadido como la toma de decisiones. 

Los robots descargaron a los empleados de tareas rutinarias

Repsol cuenta con dos hubs de robótica, uno de hardware y otro de software, para el desarrollo y despliegue de robots físicos y de software que descarguen a los empleados de tareas rutinarias o que desempeñen trabajos que puedan suponer un hipotético riesgo en las instalaciones industriales. 

Un ejemplo de esta apuesta de Repsol es el primer robot logístico de transporte autónomo (AGV, por sus siglas en inglés), que ya realiza el reparto diario de muestras y equipos entre el almacén y los distintos laboratorios del complejo de edificios del laboratorio tecnológico.

El robot colaborativo estará equipado con una cámara 3D

Bautizado como RobLab por los empleados del centro tecnológico, es un “robot colaborativo”, equipado con cámara 3D de profundidad, sensores de ultrasonidos y mecanismos de seguridad que detectan personas y objetos para esquivarlos o detenerse. 

Gracias a su sistema de navegación SLAM (Simultaneous Localization And Mapping) y a un conjunto de sensores (escáner láser, giroscópicos, sistemas inerciales), RobLab se desplaza autónomamente, se comunica con los ascensores y abre puertas en remoto

Incluso, es capaz de transportar hasta 100 kilos y con una autonomía de 10 horas o 20 kilómetros, recarga sus baterías de litio sin intervención humana para asegurar su disponibilidad.

Robots avatar para limitar el contacto humano

No son los primeros robots que llegan para paliar la crisis, la crisis del coronavirus y el confinamiento como consecuencia más directa han traído a nuestras vidas algunos conceptos tecnológicos que hasta ahora parecían lejanos. Ahora han cobrado especial relevancia los robots avatar, en un momento en el que debe limitarse hasta el extremo el contacto físico entre persona.

Algunas empresas tecnológicas, como Sony o el grupo de la aerolínea japonesa ANA, han anunciado que trabajarán conjuntamente para desarrollar ‘robots avatar’ controlados a distancia, es decir, robots que suplanten a personas y que éstas puedan controlarlos remotamente. De esta manera se conseguiría limitar el contacto humano, algo tan recomendado en un escenario pandémico como el que vivimos por el coronavirus.

Según Sony, estos robots podrían presentarse como autómatas con una pantalla tipo tablet en vez decabeza en la que podría verse a la persona que lo maneja de forma remota y a la cual la máquina está representando.

Añadir nuevo comentario