Así es el día a día de un transportista durante el COVID-19

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Transportista de TNT, Juan Luis Ruiz Prado

Lectura fácil

Un transportista es una persona que reparte diferentes tipos de mercancías a las casas de las personas y a los lugares públicos.

Los transportistas son unas personas muy importantes en la sociedad

Ellos llevan todo tipo de paquetes por todo el mundo, por mar, cielo y tierra.

Los transportistas pasan muchas horas lejos de sus familias

Los transportistas hacen que los supermercados estén llenos, que los hospitales tengan su material y que las farmacias tengan todos los medicamentos.

Los transportistas también te hacen llegar la ropa, zapatos y otros objetos que pides por internet.

La crisis del coronavirus también les afecta

Los transportistas siguen trabajando y pueden contagiarse y contagiar a sus familias

A pesar de esto, siguen entregando mercancía importante a farmacias, hospitales y supermercados para que no nos falte de nada.

Los transportistas piden que nos quedemos en casa para poder acabar con esta situación antes.

Las personas tenemos que agradecer la labor que están haciendo por todos nosotros.

Un transportista es aquella persona que se dedica al transporte de mercancías. Ya sea a nivel internacional, nacional o en una provincia determinada, estos trabajadores nos hacen llegar, tanto a particulares como a grandes empresas o entidades públicas, todo lo que solicitamos.

Ahora mismo nos encontramos confinados en casa. El coronavirus ha paralizado nuestras vidas, pero no debemos olvidar que muchos otros, al igual que médicos y enfermeros, se encuentran arriesgando sus vidas para que no nos falte de nada en nuestro hogar durante el confinamiento.

Desde GNDiario nos hemos puesto en contacto con Juan Luis Ruiz Prado, un joven de 27 años de la localidad castellano manchega de Bolaños de Calatrava, autónomo y transportista, para que nos cuente cómo desempeña su labor durante esta pandemia.

Al igual que este joven transportista, son muchos los que se dedican a abastecer hospitales, farmacias, tiendas de alimentación y supermercados durante el aislamiento por el COVID-19

El día para Juan Luis Ruiz Prado, comienza a las 05:30 de la mañana. Este joven se viste con su uniforme de TNT, empresa logística para la que trabaja, y sale a arrancar su camión.

Él es autónomo, y tiene a otros trabajadores a su cargo. Así que a las 06:30, calientan motores y parten hacía el almacén para primero, clasificar y sellar todo aquello que no pudo ser entregado, y entregar los albaranes de lo que sí llegó al destino el día anterior y después, comenzar a llenar la caja de los camiones con los nuevos paquetes que tienen que entregar.

Ser transportista y autónomo tiene doble preocupación y más en tiempos de coronavirus... Juan Luis Ruiz Prado se dedica en sus tarde libres, que son pocas, pero sobre todo durante los fines de semana, a estar pendiente del mantenimiento de los camiones con los que él y el resto de sus empleados trabajan.

"Hay que estar al pie del cañón de lunes a viernes. Durante la jornada laboral, entregando mercancía, llevando pedidos a los particulares, y llegando a tiempo para que todo el mundo pueda recibir lo que necesita o lo que tanto espera con ilusión", nos cuenta el joven.

Pero por otro lado su realidad, y la de muchos, nos dice que es esta "Mi jornada laboral acaba entre las 18:00h e incluso se alarga hasta las 20:30h. En esos días buenos, me dedico a comprobar el estado de los camiones con los que trabajamos".

Asimismo, el transporte donde viaja la mercancía, tiene que estar cuidado e impecable, por lo que el joven transportista, mantiene la limpieza de sus camiones a la orden del día.

Incluso durante el fin de semana ocupa el tiempo y los pensamientos de este transportista su profesión, pues es el momento de preparar para tener listos sus camiones para el siguiente comienzo de semana.

"Los camiones tienen que estar siempre en perfecto estado, sin fallos, sin ruidos raros en el motor, por lo que tenemos que estar muy pendientes, y más yo, por tener a más trabajadores bajo mi cargo, por su seguridad y la de todos" relata para GNDiario Juan Luis Ruiz Prado.

El coronavirus ha cambiado totalmente la forma de realizar su trabajo

Para un transportista también la vida ha cambiado. La forma de entregar paquetes no es la misma de siempre. El trato cercano, la amabilidad con la que se dirigen a todos los que esperan un paquete ya no es el mismo.

Ellos también cuentan con medidas de seguridad. Para protegerse, pero sobretodo, para proteger a la sociedad. Juan Luis Ruiz, nos cuenta que "todos llevamos un dispositivo móvil, o directamente, una aplicación dentro de nuestros teléfonos. Desde ahí los clientes nos firmaban para registrar la entrega de un envío".

"Desde que comenzó esta pandemia, en la empresa nos comunicaron que por el bien de la sociedad ya no entregásemos ni el albarán de entrega, ni el dispositivo. Ahora ya nadie puede tocar nuestros objetos, ni nosotros podemos entregar el paquete como antes." relata el transportista para GNDiario.

"Yo reparto en la zona de Puertollano y alrededores. Se nota muchísimo cómo ha descendido el tráfico, las calles están vacías. Es cierto que podemos realizar mejor nuestro trabajo, porque de normal, hay muchas personas que no nos respetan, nos exigen desmedidamente y no piensan en nuestra labor, pues nos obstaculizan sin pararse a pensar que somos un eslabón importante, aunque invisible." relata el joven.

"Quedaos en casa, no valen los aplausos si luego no estáis concienciados"

Juan Luis Ruiz, lamenta que la sociedad no este completamente concienciada con esta crisis sanitaria. A la par que lamenta que no se hayan tomado las medidas necesarias mucho antes.

El joven cuenta, que de haber sido así, se podrían paliar algo más los daños que vendrán tras el confinamiento por el COVID-19. "Ha faltado determinación, veracidad y preparamiento de personal".

"Soy transportista. Esta crisis sanitaria nos afecta sobremanera a los que encima somos autónomos. Siempre intento dar el 100% de mi durante cada jornada laboral. Somos muchos los compañeros que seguimos expuestos y con el riesgo de poder contagiar a nuestras familias." nos cuenta Juan Luis Ruiz.

Ante esta situación, Juan Luis sigue siendo positivo, y realiza sus repartos y entregas con su mayor sonrisa, que se percibe detrás de la mascarilla

El joven comenta a GNDiario que hay que seguir luchando.

El transportista confesaba que "a pesar de esta pandemia que asola al mundo, y a pesar de que todo ha cambiado y que la situación tiene una alta crudeza, yo continúo dando el 100%, para que todo pueda llegar a los hospitales, para que las personas puedan comprar sus medicamentos y la gente pueda seguir alimentándose a pesar del confinamiento."

"Solamente le pido a la sociedad que se conciencie. Que, por favor, no salga de sus casas, que no son momentos de hacer gracias. Que nos dejen trabajar a todos, a los demás compañeros transportistas, tanto a nivel provincial, nacional e internacional, al personal sanitario y a todos aquellos que no pueden estar en sus casas por seguir trabajando" decía Juan Luis Ruiz Prado.

El joven transportista ha querido mandar un mensaje claro: "Por favor, dejen de colapsar las urgencias, los supermercados y las carreteras. Si todos ponemos de nuestra parte, esto se acabará antes, y el daño en la sociedad, en todos lo niveles, puede ser menor. Quedaos en casa, por favor."

Añadir nuevo comentario