El A-BALL, una disciplina deportiva en expansión

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
El A-Ball crece gracias al apoyo de las instituciones

Lectura fácil

El A-Ball es fútbol en silla de ruedas.

El A-Ball es un deporte que se empezó a jugar en Valencia y que poco a poco se empezó a promocionar

Por España.

Sin embargo, la crisis que ha generado el COVID-19 ha frenado su expansión. 

El A-BALL es fútbol en silla. Sin embargo, uno de sus precursores, César Iribarren ha puntualizado que “por la fuerza, superficie tan amplia que tiene un campo de fútbol y la resistencia que ofrece el césped al avance de las ruedas y el avance que tenían que hacer los jugadores, se adapta al fútbol sala”. Según expresa Iribarren es una adaptación del fútbol sala a lo que se puede hacer en una silla de ruedas.

Este proyecto nació hace 6 años en Valencia y ahora se está expandiendo por España: “Esta disciplina se ha inventado porque no existía el fútbol en silla de ruedas como tal. Ha habido aproximaciones pero no han fructificado por unos u otros motivos y nosotros hemos creado como jugar a fútbol con una silla de ruedas”.

Este proyecto además lleva rondando la cabeza de sus creadores mucho tiempo, no sólo que se juegue en Valencia, sino la manera de transmitirlo por todo el país: “Nosotros teníamos muy avanzado un tanteo con la Real Federación Española de Fútbol que ha asumido la especialidad y la incorpora al mismo nivel que el fútbol playa o el fútbol sala bajo una modalidad del mundo fútbol”.

Aparte del equipo de Valencia, el equipo original, teníamos muy avanzado un equipo a través de la Fundación del Racing, un equipo con la Fundación del Sporting de Gijón, un equipo con la Fundación Atlético de Madrid, otro equipo con la Fundación del Villareal… “Teníamos muchos asuntos avanzados que debido a la pandemia del COVID-19 se han visto ralentizados”.

El sueño del A-BALL es que un día pueda ser deporte paralímpico

César Iribarren fue alumno de Fernando Giner, durante un Máster de Gestión Deportiva: “Un día Fernando Giner se presentó en mi despacho y me hizo una reflexión. Él, durante la época como jugador del Real Sporting de Gijón, cuando estaba a punto de retirarse, fue a firmar un autógrafo a un chico en silla de ruedas”. La reflexión de Fernando Giner rondaba en torno a cómo podrían jugar las personas con discapacidad en el tren inferior.

“Él le empezó a dar vueltas a la cabeza y creía que había dado con la solución”. Fernando fue a buscar a César Iribarren que además de tener esta ocupación es ingeniero de profesión: “Voy a ver tu idea a ver si con dos bocetos conseguimos materializar algo”. César Iribarren conocía el mundo del deporte paralímpico ya que había organizado torneos de tenis y baloncesto en silla de ruedas“Han existido aproximaciones pero nunca han sido reconocidas dentro del mundo del fútbol. Además ninguna llegó a reflejar lo que es el fútbol. El fútbol es regatear, es dar un pase en corto con sutileza, pero es disparar a gol con fuerza, es dar un pase a quince metros, es ir al primer toque y rematar de cabeza”.

“La clave de que no tuviera reconocimiento oficial es que no reprodujera lo que era el fútbol”, sentencia Iribarren. Hay una disciplina en Hispanoamérica que se disputa con una silla de ruedas eléctrica. “Esta disciplina es interesante para los chavales pero no reproducía el fútbol”. En este caso, ellos juegan con la inercia del motor eléctrico y golpeas la bola, pero a criterio de César Iribarren no hay disputa de balón, no existe la esencia del fútbol.

Toda nuestra primera fase fue plasmar esas ideas de Giner en un dispositivo que permitiera lograr que pudiéramos hacer todas esas cosas. Eso nos llevó varios años de corregir, de elegir materiales, de estar con distintos balones y mecanismos”. En la segunda fase, César Iribarren, conocedor del fútbol sala ya que ha estado dentro de ese deporte muchos años, cogió el reglamento del mismo e intentó adaptar las reglas para que se pudiera jugar al fútbol en silla de ruedas.Mi función ha sido generar la normativa de juego, entender cómo se tienen que hacer los entrenamientos, ver cómo se puede hacer una estrategia, una táctica, un planteamiento de partido. Mi aportación ha sido la parte técnico – táctica del deporte”.

Fernando Giner habla con los medios del Valencia / El Desmarque
Fernando Giner habla con los medios del Valencia / El Desmarque

Fernando Giner fue el encargado de presentar este deporte al mundo del fútbol

Fernando Giner fue el encargado de presentar esta propuesta al mundo del fútbol: “Vino el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), vino el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) que es el actual presidente de la Federación y también se presentó la iniciativa a un montón de veteranos. Todos dijeron que habíamos dado con la tecla y que valía la pena apostar”.

Ahora mismo se encuentran en un período en el que la RFEF ha apostado por el proyecto pero todo ha quedado interrumpido en estos tres meses que ha habido de parón. “Hay interesados desde equipos de Primera División como localidades y entidades deportivas y estábamos en la tesitura de ir formando el germen”. Es tiempo de ir pensando en que los chicos se lo pasen bien, que haya intercambio de experiencias mediante los entrenamientos, exhibiciones para dar a conocer este deporte. “A medio plazo, el objetivo es crear competiciones territoriales bajo mando de las federaciones territoriales bajo el paraguas de la RFEF”.

¿Quiénes podrían practicar este deporte?

César Iribarren aclara que este deporte puede ser practicado por personas con accidentes en el tren inferior. Este deporte no podría ser practicado por personas con parálisis cerebral ya que, las personas con parálisis cerebral suelen tener problemas con las articulaciones superiores. “Normalmente los chicos con parálisis cerebral suelen ir en silla de ruedas eléctrica entonces es complicado”.

Este deporte suele ser practicado por personas que gente que ha tenido un traumatismo surgido en el trabajo o en un accidente de tráfico, y por un problema dorsal no tienen movilidad en el tren inferior. “Las personas con parálisis cerebral suelen tener mayor problema de movilidad en todas las articulaciones tanto en brazos como en piernas”.

Licencias en el mundo del fútbol en silla de ruedas

Iribarren ha estimado que en Valencia hay cerca de 25 jugadores con licencia para jugar a A-BALL: “La propuesta es separar al grupo en dos equipos y además está muy avanzado el asunto con equipos como el Villareal o el Levante”.

En la Comunidad Valenciana, como hemos podido ver la aceptación es grande. En Madrid, al equipo de la Fundación Atlético de Madrid podría unirse un equipo de la Preferente madrileña, el Moscardó y una escuela de la Real Federación Española de Fútbol.  Además ha declarado que hay “un volumen de población para hacer un proyecto bastante interesante y parecido en cuánto al formato al baloncesto en silla de ruedas”.

Amavisca e Iván Campo en un acto de la Selección española / SEFútbol
Amavisca e Iván Campo en un acto de la Selección española / SEFútbol

“Es muy importante que personajes públicos se involucren en estos proyectos”

César Iribarren destaca que “ellos son los que tienen la capacidad mediática”. Cuando detrás de un proyecto como este tienes a jugadores internacionales que han jugado en grandes equipos, coincide que son ejemplo de transmisión de valores. “José Emilio Amavisca es un tipo de persona comprometida, solidaria. En este proyecto también están Juan Señor en Aragón, Roberto Solozábal en Madrid. Son ejemplo que como futbolistas han sido internacionales y que como personas han sido comprometidas”.

“Uno de los primeros apoyos que nosotros tuvimos es Santiago Cañizares. Es una persona con unos valores y una profesionalidad enorme. Nos apoyó mucho y se ha unido a nuestro proyecto”.

¿Cómo se ve el A-BALL desde el lado de los jugadores?

Rubén Mullor es uno de los delanteros de la Fundación del Valencia que lleva practicando este deporte desde hace cuatro – cinco años: “La posibilidad de practicar este deporte me surgió a través del baloncesto en silla de ruedas”. Giner y Noblejas visitaron al Valencia Rangers, el equipo de Mullor para presentarles el proyecto. Este confinamiento ha estado entrenando en casa para recuperar la forma.

Mullor nos apunta las diferencias entre el A-Ball y el fútbol sala: “Las normas en sí son prácticamente iguales. Hay un poco de adaptación a nosotros. El tema de las faltas, doble penalti y de más no hay ninguna variación”. Comenta que para cualquier deportista es un sueño ir a los Juegos Paralímpicos: “No es fácil. El camino es muy largo pero me gustaría recorrerlo y llegar a esa meta”.

Este proyecto que se encuentra en algunas comunidades en fase de expansión, ha tenido también parte de visualización fuera. Mullor formó parte de la comitiva que presentó el A-BALL en China durante los Juegos Paralímpicos de Asia el pasado verano. Estuvieron acompañados por Noblejas y gran parte del equipo de la Real Federación Española de Fútbol que estaba encabezado por Enrique García Romero.

Cagigas como Mullor compatibiliza el A-BALL con otro deporte

Raúl Cagigas es el capitán de CDE Educapazygol A-BALL Cantabria. Además de ser el capitán de su equipo es un deportista que compite en powerlifting (halterofilia): “Jorge Iglesias me comentó lo que estaban pensando hacer y daba el perfil”. De momento, Raúl es la primera piedra de un equipo en construcción.

Cagigas, además fue uno de los representantes territoriales de Cantabria en la iniciativa que se presentó formalmente a nivel nacional en el Wanda Metropolitano, el estadio donde juega sus partidos como local el Atlético de Madrid: “Sentí alegría al ver cómo evolucionaba. No sólo es Valencia y aquí en Cantabria. Se ve que Fernando Giner lo está moviendo y más comunidades se van adhiriendo al proyecto”.  Raúl aclara que por la Federación Española lo están llevando muy bien y que es un buen candidato a deporte paralímpico. ¿Y Raúl se ve dentro de una posible selección? “Ya que me vea yo dentro no lo veo yo tan claro”.

Este equipo está a falta de algunos trámites que definirán a futuro el destino de un equipo que promete ser pionero en el norte de España. “El estado de alarma y el confinamiento han mermado nuestros planes. No sabemos si podremos comenzar en septiembre, en octubre o cuándo”.

Cómo ya hemos comentado, Raúl Cagigas, aparte de ser el capitán de su equipo en Santander compite en halterofilia: “Los campeonatos y las exhibiciones también se han suspendido”. Todas las competiciones las realiza a nivel nacional. Es el único participante en esta modalidad en su comunidad autónoma junto a su entrenador: "La Federación Española de Powerlifting se encarga de todo, decirte donde van a ser los campeonatos… Lo único de lo que te tienes que encargar tú es de entrenar”. Ha comentado que la mayoría de campeonatos de esta disciplina suelen ser en Madrid ya que tienen mayor número de federados, lugar que compartiría con Cataluña.

Añadir nuevo comentario