• NOTICIAS

La peligrosidad de los asintomáticos en la expansión de la pandemia: Responsables de la mitad de los contagios

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
13/01/2021 - 13:38
Asintomáticos del COVID-19

Lectura fácil

Un análisis estadounidense vuelve a poner en el punto de mira a los asintomáticos. España se encuentra con un pie dentro de la tercera ola del COVID-19, y este tipo de contagio es uno de los más peligrosos.

El estudio refleja el papel fundamental en la pandemia de los asintomáticos y los presintomáticos, que son aquellos que no han desarrollado síntomas pero que lo harán en días posteriores.

Un 59 % de los contagios son producidos por transmisión de los asintomáticos

"Aproximadamente, el 59 % de todos los contagios se producen por transmisión asintomática: un 35 % por pacientes presintomáticos y un 24 % de pacientes que nunca desarrollaron síntomas", concluye el estudio elaborado por científicos del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos y publicado en la revista científica JAMA Network Open el 7 de enero.

Este estudio refleja que el papel de los que no presentan síntomas en la transmisión ha crecido de forma exponencial desde que irrumpiese la pandemia.

Es algo que se ha podido comprobar gracias a la mejora en el diagnóstico, el rastreo de casos y la concienciación social, cosa que ha reducido también los casos de pacientes con síntomas que contagian a otras personas.

El docotor Jesús Molina Cabrillana, portavoz de la Sociedad de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc) dice que "a medida que nosotros mejoramos la trazabilidad a raíz del diagnóstico precoz lo que pasa es que los casos sintomáticos contagian menos".

Añade que así, "se producen menos casos secundarios, por lo que, proporcionalmente, aumentan los contagios de asintomáticos".

El caso es que los autores del artículo estadounidense, emplearon un modelo matemático para calcular la proporción de transmisión por parte de presintomáticos y asintomáticos.

Pero es un dato difícil de corroborar debido a la imposibilidad de identificar a las personas que portan el virus sin manifestar ninguna sintomatología del COVID-19.

Para poder hacer posible esto, usaron datos de 8 estudios de China, y establecieron en 5 días el periodo medio de incubación, tiempo en el que las personas que acabarán por tener síntomas, aún los manifiestan.

El resultado varía si se alarga o reduce el periodo considerado como presintomático, pero los investigadores obtuvieron una conclusión, pues aquellas personas sin síntomas, son responsables de al menos, la mitad de los contagios.

Necesaria y urgente concienciación social para evitar que la curva de contagios que desemboca en la tercera ola siga creciendo

El doctor Cabrinilla apunta que "no pongamos solamente el énfasis en el laboratorio y en el rastreo, sino que vamos a esforzarnos en la educación sanitaria".

"Independientemente de las pruebas de laboratorio hay que aplicar las medidas. Ponerse la mascarilla, evitar aglomeraciones, distancia, higiene de manos y ventilación, eso es lo fundamental", destaca el doctor Cabrinilla.

El caso es que, aunque el contagio por parte de personas con síntomas parece controlado, en la cercana tercera ola, los asintomáticos serán aquellos que propaguen el virus.

Por este motivos y por la situación de los asintomáticos, las medidas restrictivas y la concienciación social tendrán que ser mucho más cumplidas y de una forma más escrupulosa por todos los ciudadanos.

Añadir nuevo comentario