El cambio climático sigue con nosotros, actuemos ya

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Con Iberdrola así podemos combatir el cambio climático

Lectura fácil

El cambio climático es un problema muy grave.

Este problema causa numerosos estragos en le planeta y en la vida de todos los seres vivos.

Hoy en día ya se notan los efectos negativos del cambio climático.

El cambio climático es muy peligroso

Entre todos tenemos que luchar para mitigarlo.

Todos podemos hacer esfuerzos.

Iberdrola también se suma a todos esos cambios.

El cambio climático sigue amenazando el futuro de nuestro planeta, pero no perdamos la esperanza, podemos mitigar sus efectos y combatirlos.

La temperatura del planeta sigue batiendo récords, actualmente, en este 2020, a pesar de haber estado confinados y de que las reducciones han descendido muchísimo, el clima cada vez es más extremo.

Los veranos cada vez son más calurosos, así lo afirma la Organización Meteorológica Mundial. El período comprendido entre 2015-2019 está a punto de convertirse en el más cálido de todos los tiempos.

El cambio climático causa efectos devastadores en nuestro planeta y en los seres humanos

El cambio climático afecta a millones de personas alrededor de todo el mundo. La frecuencia y la mayor virulencia de los fenómenos meteorológicos que cada vez son más extremos originan daños materiales, dando lugar a desplazamientos de la población.

En 2018, los desastres naturales provocaron en el mundo 17.2 millones de migraciones dentro de un mismo país. Así lo apunta el Observatorio de Desplazamiento Interno.

El calentamiento global es el causante de la mayor crisis medioambiental de la historia por la velocidad en la que se producen todos los acontecimientos.

La temperatura media terrestre ha aumentado un 0,85ºC desde 1880. El nivel del mar ha aumentado 19 cm y el Ártico ha perdido 1,07 millones de km2 de hielo por década, así lo desvela el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Mitigación y adaptación

Desde la comunidad internacional diversifican sus esfuerzos con el fin de impulsar políticas de adaptación y mitigación al cambio climático.

Estas medidas se toman para ayudar a minimizar los efectos que causa este fenómeno, y cuyas consecuencias ya se sufren en muchas partes del planeta.

Diferencias entre mitigación y adaptación:

  • Las estrategias de mitigación van encaminadas a combatir la causa y minimizar los impactos del cambio climático.
  • Las estrategias de adaptación analizan cómo reducir su consecuencias negativas y cómo aprovechar las oportunidades que se originan.

Ambas estrategias son complementarías y, aunque presentan desafíos diferentes, conducen al objetivo final.

Desde Iberdrola comparte medidas de mitigación y adaptación a esta problemática global

  • Mejorar la eficiencia energética y apostar por las energías renovables frente a los combustibles fósiles.
  • Fomentar el transporte público y la movilidad sostenible con más trayectos urbanos en bicicleta, menos vuelos en avión y más viajes en tren y coche compartido.
  • Promover la industria, la agricultura, la pesca y la ganadería ecológicas, la sostenibilidad alimentaria, el consumo responsable y la regla de las 3R (reducir, reutilizar y reciclar).
  • Gravar el uso de combustibles fósiles y los mercados de emisiones de CO2.

Iberdrola también apunta a realizar un impulso a las medidas de adaptación al cambio climático:

  • Construir edificaciones e infraestructuras más seguras y sostenibles.
  • Reforestar los bosques y restaurar los ecosistemas dañados.
  • Diversificar los cultivos para que se adapten mejor a climas más cambiantes.
  • Investigar y desarrollar soluciones innovadoras para la prevención y gestión de catástrofes naturales.
  • Desarrollar protocolos de actuación para situaciones de emergencia climática.

Así será la Tierra en 2030 si logramos vencer al cambio climático

Obteniendo los resultados marcados con las medidas de mitigación y adaptación al cambio climático en la próxima década, el Foro Económico Mundial (WEF) asegura que podría dejarnos estas nuevas situaciones:

Movilidad: La mayoría de los viajes serán en tren y coches eléctricos compartidos y equipados con algoritmos que optimizarán la ruta para reducir el consumo y maximizar el número de pasajeros. En la ciudad apostaremos por caminar, montar en bicicleta o utilizar el transporte público para ahorrar tiempo y ganar en calidad de vida gracias a la reducción del ruido y los atascos.

Arquitectura y urbanismo: Viviremos en casas alimentadas con energías renovables y apenas se construirán edificios de hormigón. En las calles habrá menos zonas de aparcamiento y más huertos urbanos, parques y jardines.

Alimentación: Comeremos más verduras, frutas y hortalizas, mientras la carne, los lácteos y el pescado perderán protagonismo en tu dieta.

Agricultura: La disminución de la ganadería beneficiará la reforestación y dejará más suelo disponible para el cultivo de alimentos de consumo humano.

Consumo: Compartiremos más bienes y servicios, adquiriremos menos y reutilizaremos más, y reciclaremos casi todo. Los plásticos de un solo uso habrán desaparecido y los envases serán fácilmente clasificables y reciclables.

Tenemos la razón más importante para luchar contra el cambio climático, reparar el daño al planeta y dejar a las generaciones futuras un mundo sano.

2020-07-11

Añadir nuevo comentario