Trampolín Solidario, una iniciativa para encontrar empleo

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Trampolín Solidario es una empresa que se encarga de enseñar a emprender

Lectura fácil

Trampolín Solidario es una iniciativa que nació para crear alternativas de empleo.

  • Nació en las Islas Canarias en 2012.
  • Ayuda a empresas privadas y públicas.
  • Sus primeras iniciativas surgieron gracias a la igualdad y el trabajo digno.

Los ingresos de esta empresa de fines sociales se dividen entre premios y subvenciones por una parte 

Y su propio dinero.

Este dinero se reparte a partes iguales.

Trampolín Solidario es una organización empresarial que nace en Tacoronte (Tenerife) fruto de la “locura” de un grupo de amigas pertenecientes a una asociación de mujeres y del apoyo económico de MicroBank, el banco social de CaixaBank, que les concedió un microcrédito en 2015. Además, la idea de esta asociación fue premiada por la Obra Social de La Caixa en 2013. Estos dos empujones marcaron “un antes y un después”, a juicio de su directiva.

La Directora General de Trampolín Solidario es Lupe Martín. Ella es una de las mujeres que participó en el proyecto. Trampolín Solidario está basado en el principio de encontrar trabajo a personas en situación de vulnerabilidad, se ha extendido ya por Gran Canaria y Lanzarote en apenas 8 años. Además, la organización sigue colaborando en la red de asesores sociales que impulsa CaixaBank para devolver parte de lo que han recibido.

Martín ha declarado al diario El Mundo que se alegra de haber invertido parte de sus ahorros en este proyecto. A día de hoy pueden presumir de tener una tasa de inserción superior al 70%, habiendo logrado emplear a 80 personas el año pasado, 63 en riesgo de exclusión. Los colectivos en los que centran su labor son: parados de larga duración, familias monoparentales y víctimas de violencia de género, entre otros.

Trampolín Solidario ofrece sus servicios a entidades públicas y privadas

Trampolín Solidario es una empresa de fines sociales que se encarga de echar una mano tanto a empresas públicas como privadas. Preparan a los potenciales aspirantes con una atención individualizada.

Una labor que empieza con contratos de 6 meses a 3 años que firma el trabajador con Trampolín con la finalidad que esa persona acabe con contrato de un empleo directo sin su intermediación: “Nosotros hemos renunciado a muchos servicios cuando la empresa encuentra a un trabajador que le encaja y le quiere ofrecer la posición directamente”, explica Lupe Martín.

Trampolín Solidario es una entidad que trata de fomentar el emprendimiento en las Islas Canarias / BBVA
Trampolín Solidario es una entidad que trata de fomentar el emprendimiento en las Islas Canarias / BBVA

El objetivo de Trampolín Solidario es fomentar el emprendimiento

Los principios de empleabilidad de Trampolín Solidario se basan en el cuidado ambiental, las primeras iniciativas tuvieron mucho que ver con la agricultura ecológica, la igualdad, la conciliación y el trabajo digno. Gracias a eso, y a su labor, sus ingresos se dividen en un 50% en premios y subvenciones y el otro 50% de financiación propia: El objetivo es fomentar el emprendimiento.

Al final, queremos montar una red en la que podamos ayudarnos los unos a los otros”, determina la directora de Trampolín. La solidaridad como forma de vida y, en este caso, como empresa social” determina Martín.

Trampolín Solidario ha ayudado a personas como Melania o Edgar

Melania es una joven canaria que abandonó los estudios en tercero de la ESO. Sin embargo, en 2012 consiguió trabajar gracias a Trampolín Solidario, que le ofreció una oportunidad laboral.

Edgar Espinosa, por su parte, trabajaba como contable en la Universidad de Venezuela y consiguió trabajo en un bar de las Islas Canarias gracias a un curso de restauración de Trampolín Solidario. Tras pasar infructuosamente por Argentina, fue a Canarias, donde tenía familia, en busca de trabajo. “No encontraba nada”, cuenta Espinosa hasta que su madre le dijo que se apuntara a Trampolín.

Edgar y Melania nunca imaginaron trabajar en hostelería pero aprovecharon la oportunidad que les dio Trampolín para iniciarse en una nueva profesión. Mientras Melania, aunque a gusto, dice que “quiere probar otras cosas en un futuro porque es muy curiosa”; Edgar se plantea “montar algo propio” cuando pueda reunir el dinero suficiente.

Añadir nuevo comentario