El uso del transporte público sufre un descenso tras la pandemia

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
El transporte público tras la pandemia puede sufrir un descenso de viajeros

Lectura fácil

El transporte público bajará tras la pandemia de COVID-19:

  • Los usuarios deberán tener puesta la mascarilla durante el trayecto.
  • A la entrada del autobús, los usuarios encontrarán gel hidroalcohólico.

Los principales beneficiados serán el vehículo privado y la bici compartida.

Los coches aparcados y los medios de transporte público semivacíos durante cerca de 13 semanas fueron la tónica general en España. Sin embargo, en las grandes ciudades, la movilidad se ha llevado a cabo gracias entre otros aspectos al alquiler de bicicletas municipales. Este uso ha visto que se ha incrementado durante el confinamiento en grandes ciudades como Madrid y Barcelona y en enclaves importantes como Sevilla, Valencia o Bilbao.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) cifra en más del 90% el porcentaje en el que los españoles no salieron de su municipio de residencia.

La información del INE coincide con los datos actualizados a diario por Apple y Google. Según los informes de la compañía de Alphabet, la afluencia al puesto de trabajo habitual ha caído un 66% y el tránsito en las estaciones de transporte público un 82%.

El transporte público se ha convertido en el mejor instrumento para medir la realidad del confinamiento y su impacto en la movilidad.

¿Qué ha pasado después del confinamiento?

Una de las grandes medidas después del confinamiento en el transporte público ha sido el distanciamiento físico y el miedo al contagio implican la reducción del aforo de los medios de transporte, la digitalización de los pagos y una exigencia importante en cuanto a la higiene y la desinfección de los vehículos.

¿Cuáles serán las principales consecuencias de la movilidad post pandemia?

  • Bajada de la demanda en transporte público debido al miedo al contagio y el distanciamiento. Necesidad emergente de trabajar en nuevos modelos que permitan controlar aforos, operar de forma más eficiente y la integración total del pago digital.
  • Aumento del uso del coche privado al inicio por la tendencia hacia el vehículo individual. En cuanto llegue una vacuna, se alcance la inmunidad de grupo o se encuentre un tratamiento efectivo, el coche y moto compartida volverán a recuperar el terreno por ser la opción más económica para acceder a un vehículo individual.
  • La bici compartida como el principal ganador. La necesidad de desinfectar y limpiar a fondo los vehículos para evitar contagios frenará en un principio el uso de ciertos sistemas de movilidad compartida. Las bicicletas y los scooters, por su mayor facilidad de limpieza, serían los menos afectados, seguidos de la moto y, finalmente, el coche.

No podemos obviar que los hechos han cambiado dentro de la nueva normalidad

La nueva normalidad ha traído unos cambios en la conducta de la población. Nada más subir al autobús o al tren, los viajeros deben tener puesta la mascarilla, sino serán advertidos por el conductor hasta tener que abandonar el vehículo. Además, dentro de los vehículos, si los viajeros no llevan gel hidroalcohólico podrán lavarse las manos dentro del autobús.

La movilidad está cambiando durante la nueva normalidad / Diario Información
La movilidad está cambiando durante la nueva normalidad / Diario Información

¿Cuáles son las cifras clave del sector del transporte?

El transporte sostiene la actividad de otros sectores económicos, y contribuye a crear empleo, añadir valor económico y promover la inclusión social. Por otro lado, el sector del transporte es fundamental para promover la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

  • En la Unión Europea, casi 12 millones de personas, a saber, más del 5% de la fuerza de trabajo total, trabajaron en el sector de servicios de transporte y almacenamiento en 2016 (Comisión Europea, 2018). Ello representa el 6,8% del PIB
  • En promedio, los hogares europeos destinaron el 13% de su presupuesto total a servicios relacionados con el transporte durante ese año
  • El transporte público urbano representa alrededor del 20% de la actividad del sector del transporte, y alrededor de 13 millones de personas en todo el mundo trabajan en servicios de transporte público (UITP, 2013a).

El sector del transporte repercute de forma adversa en el medio ambiente y la salud humana. Es uno de los principales generadores de los gases de efecto invernadero, causantes del cambio climático, y también provoca contaminación atmosférica, lluvia ácida, eutrofización, daños a cultivos y bosques, extinción de recursos naturales y fragmentación del hábitat, y contribuye a la generación de residuos.

2020-07-02

Añadir nuevo comentario