La Atención Primaria luchó y sigue luchando contra el coronavirus

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Ilustración de la Atención Primaria, una sala de espera

Lectura fácil

La Atención Primaria fue y es una herramienta de contención de la pandemia.

Esto se debe gracias a la gran cantidad de acciones que diariamente hacen los centros de salud y consultorios locales.

Según destacaron, desde el inicio de la pandemia, los profesionales de Atención Primaria realizaron el seguimiento de más de 900.000 pacientes,

con cuadro clínico probable de COVID-19,

con sintomatología leve y sin prueba diagnóstica de confirmación,

la mayoría de los cuales no precisaron atención hospitalaria.

Atención Primaria destaca los escasos recursos humanos con los que cuentan, se refleja cómo este

sector sanitario ha trabajado y trabaja muy duro para evitar el colapso del sistema sanitario.

Los médicos de familia llevan años denunciando la precariedad de medios y la merma en la capacidad resolutiva.

Por otro lado, alertaron de las falsas informaciones sobre la falta de actividad en Atención Primaria.

La Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) han manifestado su "preocupación" por la evolución de la pandemia del COVID-19.

Asimismo alertaron de las"falsas informaciones" sobre la falta de actividad en Atención Primaria y revindicaron su labor como "dique de contención" de la enfermedad.

En un comunicado conjunto, que cuenta con el apoyo de la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (Facme), instaron "a tomar medidas de forma urgente que reduzcan las nefastas consecuencias que se puedan derivar de la persistencia de la situación actual".

Atención Primaria: un dique de contención contra el coronavirus

Los médicos de familia subrayaron "que la Atención Primaria es, ha sido y será el dique de contención de la pandemia, gracias a la gran cantidad de acciones que diariamente se hacen desde los centros de salud y consultorios locales".

Según destacaron, desde el inicio de la pandemia, "los profesionales de Atención Primaria han realizado el seguimiento de más de 900.000 pacientes con cuadro clínico probable de COVID-19 con sintomatología leve y sin prueba diagnóstica de confirmación, la mayoría de los cuales no precisaron atención hospitalaria".

"Si a esto se añade los escasos recursos humanos con los que contamos, que hace que tengamos que suplir, con el mismo personal, bajas, jubilaciones y ahora las vacaciones de los compañeros ausentes, nos convierte en el auténtico muro de contención de la sanidad, evitando, día a día, el colapso del sistema sanitario", agregaron en su comunicado.

Los médicos de familia subrayaron que llevan "años denunciando la precariedad de medios y la merma en la capacidad resolutiva".

"Nuestros gerentes y políticos han hecho oídos sordos, manteniéndose la falta o ausencia de renovación de estructuras físicas, digitales y personales", denunciaron, como causa del "riesgo grave y evidente" en que se ha puesto al modelo asistencial.

Un sistema sanitario precario que puede acabar como "vergüenza nacional"

"Estamos ante un sistema sanitario en precario", indicaron los sanitarios, y además advirtieron que "si esto sigue así y no se planifica será un error que llevará el nombre de cada una de las víctimas que se produzcan y una vergüenza nacional".

Por ello, desde la Atención Primaria junto a las sociedades firmantes del documento se ponen "a disposición" de las sociedades científicas y la Adminsitración sanitaria con el objetivo de "buscar soluciones conjuntas que reconduzcan la situación y ayuden a mejorar el funcionamiento del sistema sanitario, incluida la gestión de esta pandemia, dejando a un lado los intereses individuales o societarios".

Añadir nuevo comentario