La educación de calidad es una prioridad para las empresas españolas

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Las empresas españolas se preocupan por la educación de calidad.

Lectura fácil

El cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible

es una prioridad para las empresas españolas.

Este objetivo pretende alcanzar

el acceso universal a la educación de calidad

durante toda la vida y fomentar la formación técnica,

eliminando las barreras económicas

y de género que generan desigualdades.

La Fundación SERES promueve el compromiso

de las empresas en la mejora de la sociedad.

Hay ya unas 150 empresas,

que representan alrededor del 70% de las empresas del el IBEX 35

y aproximadamente el 30% del PIB.

Una amplia mayoría de las compañías

ya están desarrollando iniciativas para contribuir directamente a su consecución.

El cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS), que pretende alcanzar el acceso universal a la educación de calidad durante toda la vida y fomentar la formación técnica, eliminando las barreras económicas y de género que son foco de desigualdades, es una prioridad para las empresas españolas.

La educación de calidad es la prioridad

Fundación SERES promueve el compromiso de las empresas en la mejora de la sociedad. Hoy ya son alrededor de 150 empresas, que representan alrededor del 70% de las empresas del el IBEX 35, y aproximadamente el 30% del PIB. De hecho, una amplia mayoría de las compañías ya están desarrollando iniciativas para contribuir directamente a su consecución.

Por el contrario, al pedir a las empresas una autoevaluación de la contribución del sector privado español a este ODS, lo hacen puntuándose con un aprobado justo: un 5,34 sobre 10.

Las empresas españolas y la educación

Además, aunque el 75% de las empresas ha definido indicadores de seguimiento para las iniciativas, solo un 11% mide su impacto socioeconómico. Entre las barreras que dificultan la materialización de estas iniciativas las compañías citan la falta de coordinación de la Administración y el sector privado y la escasa concienciación del rol de las empresas en este sentido.

Estos son los resultados obtenidos en un estudio elaborado por la Fundación PwC y la Fundación SERES a partir de una encuesta en la que han participado responsables de cerca de sesenta empresas y de dos sesiones de trabajo.

Ayudar a las empresas a implicarse

A partir del análisis de esta información, y con el objetivo de ayudar a las empresas a implicarse en esta materia, las dos fundaciones han elaborado de forma conjunta un informe en el que se proponen diversas recomendaciones para que las empresas asuman un papel más relevante en la consecución de este ODS.
 
Por consiguiente, desarrollar iniciativas que contribuyan a alcanzar este objetivo es clave para salir de la pobreza, favorecer la reducción de la desigualdad, mejorar la conciencia social y medioambiental y ser un motor para la economía y la innovación.

La crisis ha impactado significativamente en la educación

España tiene precisamente un ancho margen de mejora en esta cuestión; de acuerdo con los datos de Eurostat, la tasa de abandono escolar temprano nacional se situó en un 17,9% en 2018, la segunda tasa más alta de la UE -la media comunitaria es de un 10,6%-, y la tasa de paro entre los jóvenes españoles alcanza el 34% (2018). A esta situación se le ha sumado la crisis de la COVID-19, que tiene una especial incidencia en la educación

La crisis está impactando significativamente en todos los indicadores de desempeño educativo y ha evidenciado la necesidad de potenciar los recursos digitales del sistema. Por una parte, garantizar el derecho a una educación de calidad e inclusiva será crucial para mitigar los efectos negativos de esta pandemia al dotar a los alumnos de un pilar fundamental para abrirse paso en un entorno de alta incertidumbre, así como conocimientos y competencias esenciales para salvaguardar la estabilidad económica futura.

Se han intensificado las brechas en materia de educación 

Esta disrupción ha puesto de relieve la existencia de distintas brechas en materia de educación en las que influyen aspectos geográficos y socioeconómicos.

Santiago Barrenechea, presidente de la Fundación PwC ha señalado que “el ODS 4 asume especial importancia, debido a su efecto catalizador sobre el resto de los Objetivos. Además, la educación en España plantea varios retos específicos debido a la existencia de una tasa de abandono escolar temprano y de paro juvenil entre la más elevadas de la Unión Europea".

La educación de calidad es uno de los retos más importantes

"Esperamos que este informe inspire a todos los agentes comprometidos en promover una educación de calidad, y de manera especial a las empresas, a desarrollar programas y actuaciones que contribuyan a garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad”, ha concluido.

Para Francisco Román, presidente de la Fundación SERES, “la educación de calidad es uno de los retos más importantes a los que nos enfrentamos, especialmente tras la pandemia, porque se han abierto nuevas brechas y colectivos especialmente vulnerables".

Como evidencia este informe, "estamos ante nuevo mañana, que exigirá, sin duda, actuar según un propósito, comprometerse y hacerlo teniendo en cuenta los retos sociales que aparecerán. Potenciar una educación de calidad es invertir en talento en el futuro, un círculo virtuoso en el que sociedad y empresa podrán crear y compartir valor, pensando siempre en las personas”, ha apuntado Román.

Añadir nuevo comentario