¿Por qué no se deben usar mascarillas con válvula contra el COVID-19?

EmailFacebookTwitterLinkedinPinterest
Una persona portando una mascarilla con válvula

Lectura fácil

No debemos utilizar mascarillas con válvula para luchar contra el coronavirus. 

Estas mascarillas solamente protegen de fuera hacia dentro y no al contrario. 

El sistema de válvula tiene la propiedad de permitir que cuando inhalas
se filtre el aire que respiras, pero no cuando exhalas, es decir: que sólo funciona en una dirección.

Con la válvula, se protege a la persona que la lleva puesta 
y no a las personas que puede haber alrededor.

Por ejemplo, una persona infectada que desconoce su estado,
al llevar puesta una mascarilla de este tipo está contribuyendo a la propagación del virus.

Las mascarillas adecuadas para la población en general y sana
son las mascarillas quirúrgicas o higiénicas.

Cuando finalice 2020 quizá una de las palabras más empleadas socialmente y buscadas en Google sea “mascarilla” , luego vendrán las que están confeccionadas con algodón, con filtro, sin filtro, las de tipo FFP2 o las que llevan válvula. Además de esas otras entregadas por el Gobierno, las Comunidades Autónomas y las que podemos comprar en los supermercados. Tenemos ante nosotros un abanico de posibilidades para cuidar de nosotros mismos y de los demás ¿qué te parece?

Mientras que los ciudadanos hemos tenido que adaptarnos a esta realidad y usar la mascarilla como nuevo utensilio en nuestro día a día, en ocasiones las indicaciones recibidas han sido contradictorias, incluso desde el Gobierno. En un principio la mascarilla no era necesaria y después, se ha convertido en un utensilio imprescindible en nuestras vidas.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha manifestado su posición en la que desaconseja utilizar mascarillas con válvula. Se trata de un accesorio que llevan sólo las mascarillas que forman parte de los equipos de protección individual ( los conocidos como EPI) y que, son vistas en espacios públicos y privados.

Según informa la OCU en su web, acerca de los diversos tipos de mascarilla y en concreto, si todas valen para evitar la pandemia por COVID-19, se explica que: "No. Las mascarillas FFP2 y FFP3 con válvula no impiden el contagio del coronavirus a otras personas, ya que precisamente la válvula facilita la salida de la respiración sin ningún tipo de filtro. Y, por lo tanto, pueden contribuir a la propagación del coronavirus". 

La Xunta de Galicia prohíbe las mascarillas con válvula

En una revisión del protocolo sobre el uso y empleo de las mascarillas para mantener la seguridad ante el coronavirus, el Gobierno de Feijóo informa en el Boletín oficial de la comunidad que: “en situaciones en las que no se puede garantizar una distancia de seguridad interpersonal", y aprueba el uso de todos los tipos de mascarillas existentes con la excepción de las que tienen válvula.

¿Cuál es el motivo? El documento oficial, expone que en los lugares públicos abiertos y cerrados, se debe usar la mascarilla, y ésta no debe llevar válvula, siendo solo recomendada para uso profesional.  

Las autoridades sanitarias en esta Comunidad Autónoma, han explicado que, las mascarillas adecuadas para la población en general y sana son las mascarillas quirúrgicas o higiénicas.

Por qué se desaconsejan las mascarillas con válvula

Este cambio de criterio con respecto a la mascarilla con válvula para evitar el contagio del coronavirus, se debe a que, solamente protegen de fuera hacia dentro y no al contrario

El sistema de válvula tiene la propiedad de permitir que cuando inhalas se filtre el aire que respiras, pero no cuando exhalas, es decir: que sólo funciona en una dirección.

Con este detalle, entendemos el motivo por el qué OCU y la Xunta de Galicia han descartado este tipo de mascarillas para evitar el contagio por coronavirus. Con la válvula, se protege a la persona que la lleva puesta y no a las personas que puede haber alrededor. Una situación común, es que, una persona infectada que desconoce su estado, al llevar puesta una mascarilla de este tipo está contribuyendo a la propagación del virus.

Añadir nuevo comentario